negociación sobre el presupuesto de 2022

Vox deja en el aire su apoyo a las cuentas de Alicante; el PSOE acerca posturas con el bipartito

15/12/2021 - 

ALICANTE. Todo (o casi todo) sigue igual en el proceso de negociación sobre el presupuesto del Ayuntamiento de Alicante para 2022 tras el encuentro celebrado entre el equipo de gobierno (PP y Cs) y los representantes de Vox. La cita se saldó este martes sin avances significativos, ya que los dos ediles de la formación que preside Santiago Abascal siguieron los pasos de los negociadores del resto de grupos opositores y no anticiparon cuál iba a ser su posición en el momento en el que la propuesta se elevase a debate en pleno. No obstante, sí se habría producido un principio de acercamiento en el segundo encuentro convocado con los representantes del PSOE, en el que el bipartito se mostró dispuesto a aceptar algunas de las aportaciones formuladas por los socialistas que podrían inclinar la balanza de sus votos hacia una probable abstención. De ahí el casi.

Por partes. En primer lugar, el portavoz municipal de Vox, Mario Ortolá, indicó al término de la reunión con la edil de Hacienda, Lidia López (PP) y la vicealcaldesa y portavoz de Cs, Mari Carmen Sánchez, que no se les había facilitado "información suficiente que nos pueda permitir tomar una decisión" respecto al sentido de su voto en cuanto la propuesta llegue a pleno. En este sentido, recalcó la indefinición sobre uno de los puntos que Vox sigue considerando cruciales en la negociación de las cuentas: los recursos destinados a la Concejalía de Cooperación e Inmigración y al área LGTBI. Así, Ortolá resaltó que "no sabemos cuál es el montante del gasto ideológico en Inmigración, Igualdad y LGTBI previsto", en un lamento en el que demostró que será un elemento clave a la hora de fijar su postura definitiva.

En todo caso, Ortolá avanzó que la intención de su grupo continúa siendo trasladar sus propias propuestas al equipo de gobierno "en los próximos días" con el fin de que puedan ser incorporadas al documento económico que se prevé someter a votación entre finales de diciembre y la primera quincena de enero. En principio, entre esas iniciativas, además de plantear un previsible recorte en las asignaciones previstas para esas tres áreas en controversia, se incluirán otras medidas relacionadas con la ejecución de mejoras en barrios y partidas rurales, por ejemplo.

Además, Ortolá detalló -a modo de acotación paralela a la tramitación del presupuesto- que durante el encuentro no se aportó ninguna información sobre la propuesta normativa registrada por su grupo para que se promueva una reducción en el importe del impuesto de vehículos. "Solo nos han dicho que sigue en estudio en la Concejalía de Hacienda y que la prioridad era ahora completar la elaboración del presupuesto", apuntó. En esta línea, en la cita tampoco se puso sobre la mesa la tramitación de la ordenanza de convivencia cívica, aprobada de forma inicial en el pleno de noviembre con los votos del equipo de gobierno y Vox: una regulación que permanece en exposición al público desde este miércoles para la presentación de alegaciones. 

Entre ellas, se da por seguras las promovidas por el grupo municipal de Cs, con la intención de introducir medidas de asistencia social a personas en situación de vulnerabilidad y de reducir el importe de las multas a desfavorecidos, después de que quedasen rechazadas como enmiendas, al registrarse de manera extemporánea (un año después del plazo establecido para hacerlo). Así lo confirmó este mismo martes el portavoz del equipo de gobierno y edil de Cultura, Antonio Manresa (Cs), en la comparecencia pública posterior a la Junta de Gobierno. Una comparecencia, en la que Manresa admitió también que los plazos de tramitación sobre el presupuesto "son muy ajustados", aunque incidió en que el objetivo del bipartito seguía siendo "cumplir con el cronograma que nos habíamos planteado y tratar de elevarlos al pleno para su aprobación provisional antes de que concluya diciembre".

¿Un preacuerdo con el PSOE?

En segundo término, lo cierto es que sí hubo cierta progresión en la cita organizada con el portavoz municipal del PSOE, Paco Sanguino, y con su secretario general y edil, Miguel Millana. El propio Millana señaló que las representantes del bipartito habían mostrado su disposición a implementar algunas de las propuestas presentadas por los socialistas. Al menos, en lo que respecta al apoyo de medidas económicas para incentivar el emprendimiento juvenil con la creación de una línea específica. Y, además, también en lo que concierne a las ayudas de acceso a la vivienda, aunque no en los mismos términos en los que se había formulado la propuesta: podría haber fondos para facilitar el alquiler, pero no para el pago de la hipoteca, por ejemplo.

En todo caso, Millana indicó que "la contraoferta que nos plantean y los términos en los que se podrían sustanciar todavía están por concretar en el transcurso de una tercera y próxima reunión". Eso sí, admitió que, a priori, "sí se ha demostrado que existe voluntad de negociar y de tener en cuenta nuestras aportaciones" por lo que no descartó la posibilidad de que el PSOE pudiese decantarse por una abstención en el momento en el que el presupuesto se someta a votación en el pleno.

¿En qué situación queda tras ese segundo encuentro el futuro del presupuesto? A priori, parece pronto para que pueda darse por hecho la existencia de un preacuerdo entre el bipartito y el PSOE, aunque se haya evidenciado cierta sintonía. Con todo, lo cierto es que esa aproximación se precipitó justo un día antes de que se haya concertado una reunión de trabajo entre las ejecutivas locales de PSOE y Compromís "con el objetivo de abrir un diálogo con el resto de fuerzas progresistas de la ciudad para ir tejiendo complicidades para construir una alternativa política de gobierno, plural y progresista de cara a las próximas elecciones", según avanzaron fuentes de la coalición valencianista, a través de un comunicado, este martes. "Es el momento de empezar a compartir propuestas y voluntades para ir proyectando de cara a las próximas elecciones un Botànic alicantino que plante cara al actual gobierno municipal del PP y su alianza presente y futura con la extrema derecha", apuntó el secretario local de Compromís, Natxo Bellido.

"Desde la formación progresista insistimos en la importancia de empezar a trabajar, junto con el resto de fuerzas, en plantear alternativas de gobierno que representen a la mayoría social progresista de la ciudad y que tenga la capacidad de ganar las próximas elecciones frente al giro a la extrema derecha del PP ha encontrado en Vox el aliado para llevar a cabo sus políticas", concluía el comunicado.

Noticias relacionadas

next
x