X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 25 de mayo y se habla de benidorm roque alemañ LUIS BARCALA ALICANTE la vila joiosa

acusaciones, nombres y filtraciones

Más líos en Cs Elche a falta de que la dirección valenciana, favorable a Crisol, decida alcaldable

18/03/2019 - 

ELCHE. Se puede decir que la suerte está echada en Ciudadanos. Aunque el Comité Autonómico de la Comunitat Valenciana aún no tiene una fecha de celebración a la que todos miran, ya que será donde se decidan entre otros los candidatos de Elche, uno de los puntos candentes de la formación como Benidorm, se espera que la fecha sea a finales de esta semana o principios de la que viene. Una decisión que no puede demorarse mucho ya que los comicios están a la vuelta de la esquina. Un órgano que a priori es más favorable a decantarse por la edil Eva Crisol que por el actual portavoz, David Caballero. Una situación que no para de propiciar quinielas, comentarios fuera de lugar en redes y parte de cabreo entre la afiliación. 

Actualmente el comité está formado por una docena de personas, y según fuentes cercanas al órgano y del partido señalan que en principio hay una mayoría más proclive a nombrar a Crisol, que por otra parte entraría dentro de los planes de la formación naranja de apostar por cabezas de cartel femeninos. Así pues, parece que Caballero lo tiene difícil para repetir, aunque está jugando sus cartas. Su principal valedor es Jesús Gimeno, secretario autonómico Institucional, mientras que en el caso de Crisol es el de Organización, Emilio Argüeso, quizá el hombre que mejor refleja el apartado del partido a nivel autonómico. 

Ambiente caldeado entre la afiliación del partido

Obviamente, tanto Crisol como Caballero tienen su parte de afiliación arropándole. Sin embargo, si a priori es el actual secretario general quien parece que lo tiene más difícil por la cuota que tiene en Valencia, aún hay varias cuestiones que arrastra y que le están lastrando. Por ellas se convocó una reunión de distrito hace un par de semanas media para que se diera cuenta, sin embargo no apareció. Caballero estaba en un acto en Caravaca de la Cruz. Según miembros del partido, sin haber avisado de su ausencia, lo que sentó mal a las bases. En cualquier caso, eran varios los temas por los que se le requería: aún hay afiliación esperando explicación por el cese de Miguel Molina, por el currículum que presentaba un máster que no tiene, y por unas facturas que no se han mostrado a la afiliación de una campaña con Autobuses Urbanos el año pasado.

Respecto a esto último, que es más delicado, Caballero redirige sobre el asunto a Gimeno, que asevera que los pagos se hicieron correctamente y tienen el visto bueno de Finanzas y de Madrid, y que no se han mostrado dado que donde procede hacerlo es en órganos superiores al tratarse de dinero del grupo municipal. Sin embargo, el hecho de que no se muestren las facturas de los mencionados pagos levanta suspicacias entre parte de la afiliación. Para Caballero, todo estaba aprobado y no hay ningún problema con ellas a pesar de que parte de los miembros de base piden justificaciones de esa campaña. Además piensa que esto se saca de nuevo para remover el patio interesadamente.

Acusaciones entre unos y otros

Asimismo, mientras se acerca la fecha del comité autonómico, cuyo límite está en torno al día 25, partidarios de unos y de otros se han estado enzarzando en redes sociales como Twitter o WhatsApp. Dependiendo de las partes, algunos hablan de presiones por parte del entorno de Caballero, algo de lo que él señala que no sabe nada y que no sería inteligente sacudir el partido a dos meses de las elecciones; mientras que desde el de Crisol denuncian que se señale de forma machista que ella ha llegado donde está por ser hija del senador Luis Crisol —que entró al partido después de ella—. Desde órganos superiores quitan hierro al asunto, indicando que no hay comentarios muy gravosos directamente y prefieren mantenerse al margen. 

Sea como fuere, los ánimos están caldeados entre la afiliación. Caballero se desentiende y Crisol evita entrar en disputas personales, señalando que ella es una mujer de partido y acatará lo que finalmente se decida, así como que no se ha sentido acosada, aunque sí que ha tenido durante la legislatura menos visibilidad de la esperada, y deja caer que prefiere no crispar, pero que si se solucionan esas disputas de otra forma "se puede integrar". No obstante, algunos no ven a Caballero ni en la lista de la candidatura. Por lo que respecta a la edil, dice que con ella no ha contactado nadie. Así como que tampoco ha hablado con nadie de futuribles nombres en la lista, ya que hay muchos en las quinielas, Daniel McEvoy, Emiliano Rodríguez, Irene Ripoll, Eduardo Ontiveros o María José Bernal

En breve se verá qué decide Valencia. Tras el o la candidata a la alcaldía, será el turno de la candidatura, donde hay una larga ristra. La decisión será de nuevo del comité valenciano, que consultará a la delegación ilicitana, aunque su opinión no será vinculante. Paralelamente, aunque los dos candidatos se esfuerzan por aparentar imagen de normalidad, se puede ver en actos públicos cómo cada uno se rodea de sus adláteres. Pronto se verá si futuros aspirantes a concejalías.

Noticias relacionadas

next