X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el aizkolari tomará el relevo

Sigue el 'baile' en la hostelería de Alicante: Vectalia deja el restaurante del Club de Regatas

3/09/2019 - 

ALICANTE. Siguen los cambios en los grandes restaurantes de la ciudad de Alicante. A la pretensión del Grupo Murri (de Vicente García, de Tempe) por hacerse con la gestión de La Cantera, se suma ahora los cambios en el restaurante del Club de Regatas de Alicante, el Aldebarán. El grupo Vectalia, que venía siendo el operador en los últimos años, deja la enseña náutica y todo hace indicar que tomará el relevo el Aizkolari, actualmente asentado en el espacio gastronómico de La Seda.

¿Por qué se produce el cambio? Tras la finalización del contrato de arrendamiento, el Club de Regatas de Alicante había elaborado un pliego de licitación privada para la selección de un nuevo operador para el restaurante-bar de la entidad. Por el concurso se interesaron varias ofertas -el propio Vectalia renunció a presentar propuestas -,y finalmente, la entidad se habría decantado por la oferta del Aizkolari, un restaurante de cocina vasca, actualmente, ubicado en la playa de San Juan, y propiedad de Iván Iturralde González -hermano Eduardo Iturralde González, el ex árbrito de Primera División-.

En ese pliego de licitación, el Club de Regatas ofrecía un contrato de 15 años (como máximo) y, a cambio, exigía una inversión mínima de 300.000 euros. El futuro arrendador debía pagar un alquiler mensual de 6.000 euros el primer año, y que se iría incrementando hasta los 10.000 euros al quinto año, a partir del cual ya se aplicaría la actualización del IPC.

El Club de Regatas de Alicante inició el proceso de licitación el pasado 18 de diciembre de 2018. Mientras, el grupo Vectalia ha estado operando en contratos mensuales. Ahora, con la elección del nuevo operador, en los próximos días se llevará a cabo el traspaso del servicio. El nuevo operador, según el pliego de condiciones, debe hacer importantes inversiones por valor de 50.000 euros en cada una de estas instancias: cocina cafetería; adecuación terraza superior y reforzar la estructura de la terraza superior. Asimismo, debe gastar 100.000 euros en la adecuación y montaje de la cocina superior. Quedarían otros 50.000 por determinar. El Aizkolari, de confirmarse su oferta, tiene 224 días para realizar la inversión, siempre y cuando la Autoridad Portuaria confirme y valide su propuesta.

El restaurante Aldebarán -al que el nuevo operador puede cambiar el nombre- tiene capacidad para 750 personas a través de sus diversas estancias: 250 para la cafetería que es de uso exclusivo para los socios: 200 para la terraza superior; otros 200 para el restaurante, y 100 para el chiringuito exterior.

Este proceso de selección, a través de un pliego de condiciones, contrasta con el llevado por el mismo Club de Regatas de Alicante para rescindir el contrato con el restaurante La Cantera, que desde 2001 gestiona la familia García Lorente. Con el pretexto de que los socios no estaban satisfechos con el servicio, el Club de Regatas les rescindió el contrato después de 18 años y,  a cambio y a través de la asamblea de socios, dio carta de naturaleza al Grupo Murri para asumir su oferta, cuyos detalles se desconocen. Como ha venido publicando Alicante Plaza, La Cantera debería abandonar las instalaciones el próximo 9 de septiembre, pero las posiciones entre ambas partes, con los pasos dados, hacen difícil que ese cambio se haga con naturalidad.

Noticias relacionadas

next
x