X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

ENTREVISTA. PACO SANGUINO, CANDIDATO ELECTO DEL PSPV-PSOE A LA ALCALDÍA DE ALICANTE

"El fracaso sería que tras el 26M no se dialogue; tres años después una tránsfuga viró un proyecto"

28/02/2019 - 

ALICANTE. El filólogo y dramaturgo Paco Sanguino (Alicante, 1964) es oficialmente desde el pasado domingo el candidato del PSPV a la Alcaldía de Alicante pese a no ser un militante de carné. Su fichaje como independiente fue una apuesta compartida por la cúpula regional y nacional del partido como ejemplo de su apertura a la sociedad. El planteamiento era arriesgado, puesto que debía ser aceptado por los afiliados, y pasó el test con el respaldo del sector mayoritario de la agrupación local: el que se considera controlado por el exsenador Ángel Franco

Ahora, su reto más inmediato es completar un proyecto político para Alicante y formar al equipo de concejales más indicado para ejecutarlo. Dice estar convencido de la remontada de las siglas frente a tres elecciones de retroceso socialista y aboga por enderezar el rumbo que truncó el voto de Nerea Belmonte, cuando hubo que elegir un nuevo alcalde con motivo de la renuncia de Gabriel Echávarri. En esta entrevista, desliza parte de sus propuestas y prioridades: lo primero, el empleo y recuperar los servicios públicos que se fueron al traste con los 150 millones de deuda que arrastraba el Ayuntamiento.       

-Le presupongo satisfecho con el resultado del domingo.

-Indudablemente, porque refrenda que la militancia le ha devuelto el mensaje de confianza al president Ximo Puig y a Pedro Sánchez con su designación previa. Mayor satisfacción no podemos tener cuando la militancia y los órganos de dirección coinciden.

-Dio la impresión de que hubo algún tipo de malentendido o error de interpretación, porque primero se informó de su designación y luego el comité de listas resolvió que se debía celebrar primarias...

-No sé que pasó porque soy independiente y no me toca meterme en cuestiones orgánicas del partido. 

-¿Cuál cree que fue la clave de su elección en detrimento de sus dos contrincantes, José Asensi y Eva Montesinos?

-Creo que a pesar de esa desventaja, de no ser militante ni tan conocido como ellos, la militancia ha respondido a ese concepto de abrir el cabo de vela, ampliar, amplificar la idea de que un gobierno local tiene que asumir voces, mestizaje, y ampliar aquello que se ha obtenido en las últimas elecciones, que fueron 6 concejales. Eso, unido a una trayectoria profesional y vital, ha supuesto que finalmente se produjese ese voto, del 54%, a mi favor.  

-Días antes de la votación, Asensi y Montesinos habían denunciado falta de garantías para votar y habían expresado su malestar sobre la organización del debate. ¿Qué le parece? ¿Le parecieron justificadas esas quejas?

-Es imposible que lo sepa porque como independiente desconozco estas situaciones. No obstante, en vista de lo que yo estuve tocando cada día, reuniéndome con militantes, me parecía que se alejaba de esa realidad. Finalmente, ellos también han manifestado que ha sido un proceso limpio y que asumen de buen grado el resultado democráticamente.

-Usted mismo lo ha comentado, le ha votado el 54% de los afiliados, pero también es verdad que hay otro 45% que ha optado por otro candidato distinto. ¿Teme que pueda haber una fractura que desmotive o desmovilice al partido a la hora de hacer campaña?

-No, sinceramente no lo creo. Vayamos a los hechos. Pedro Sánchez obtuvo un 50% y la segunda candidata [Susana Díaz] obtuvo prácticamente lo mismo que la suma de los dos [Asensi y Montesinos] y no ha habido ninguna fractura. Al contrario, ahora hay un liderazgo indiscutible del presidente.

-El siguiente paso será la configuración de la lista. ¿Será a lista abierta? 

-Sí, así es. 

-¿Habrá integración? Lo digo porque, como candidato, tendrá capacidad de maniobra.

-Digamos que el sistema para elegir a los que participarán en la lista es un sistema totalmente abierto en el que los militantes escogen en dos listas, de hombres y mujeres, aquello que estimen mejor para el proyecto. Mi misión es convencer a la militancia de que voy a crear el mejor equipo posible y tratar de que ese equipo se refleje en la lista final. Pero la soberanía reside en la militancia.

-Interpreto que, pese a tratarse de un sistema de lista abierta, la ejecutiva planteará una propuesta de nombres, de común acuerdo con el candidato.

-Cualquier planteamiento que se genere lo puede plantear cualquier militante. Entiendo que habrá distintas opciones y distintas iniciativas y todas son legítimas.

-Acoto más la pregunta: ¿Paco Sanguino como candidato va a plantear algún nombre concreto a esa lista?

-Todavía estamos trabajando en ese aspecto. Pensamos antes en el proyecto, en los contenidos del proyecto, que en las personas que lo lideren. Ahora estamos en el terreno de los contenidos del proyecto y sobre eso aparecerán quienes mejor puedan liderar. Mi trayectoria siempre ha estado guiada por la generación de equipos, ser un team maker, y no voy a apartarme de esa idea cuando estamos ante el desafío más importante que es el de la gobernanza de una ciudad, porque hasta el momento es con lo que mejor he llevado adelante mis proyectos.

"Mi misión es convencer a la militancia de que voy a crear el mejor equipo posible y tratar de que ese equipo se refleje en la lista final. Pero la soberanía reside en la militancia"

-¿Hay fecha ya para esa asamblea de lista?

-La desconozco, estamos ahora en otras cuestiones, pero será pronto.

-Hablemos de programa. La ejecutiva local sostiene que lleva trabajando tiempo en él. ¿Se lo ha encontrado hecho o va a poder decidir?

-Capacidad total, al ser el cabeza de lista. De todo el acervo que tengamos, extraeré lo mejor y complementar con mis propias ideas, para que mi proyecto sea el proyecto del PSOE.

-Hasta ahora ha venido comentando que su programa giraría en tres ejes: empleo, vivienda, convivencia. ¿Puede detallar medidas concretas?

-Algunas las estamos viendo porque por primera vez tenemos una alianza con Ximo Puig, con València, con el Consell, y vamos a desarrollar todo lo que está generando para beneficio de Alicante. Desde el punto de vista del empleo, es preciso que la horquilla sea máxima: desde el empleo para los grupos sociales más desprotegidos, utilizando los mecanismos que existen ya en el Ayuntamiento, como en los proyectos mayores, como lo es el del Distrito Digital. Pero el fomento del empleo tiene muchas líneas. Para ello contaré con agentes sociales y con expertos. Tenemos que abarcar desde las generaciones más desfavorecidas hasta el fomento del empleo de alto rango. El desafío que tenemos es el de la transformación tecnológica. No vamos a olvidarnos de ningún estrato de empleo para que podamos desarrollarnos en una ciudad que consideró que está fracturada en ese sentido.

-¿Y respecto a vivienda?

-Creo que es preciso el acceso a la vivienda a la gente más joven y a los grupos más desfavorecidos. Es necesario un plan de vivienda pública de calidad que responda a unas necesidades diferentes y que sea distribuido en toda la ciudad para generar la comunicación intergeneracional que necesitan nuestros barrios.

-¿Algún objetivo concreto en número de viviendas?

-Vamos a generar las viviendas que sean necesarias a partir de un diagnóstico, intentando responder a las distintas necesidades y siendo innovadores.

-Nos falta la convivencia.

-Sí, está conectada a los dos puntos anteriores. Necesitamos una sociedad más homogénea, acortar esa brecha económica que se ha dado entre barrios. Y para esa convivencia lo primero que resulta necesario es que respondamos a los servicios básicos de cada calle y de cada barrio, desde la seguridad, la iluminación, la limpieza, la sanidad, la educación... Todo eso tiene que estar asegurado. Se ha visto altamente comprometido en los últimos años por una crisis que ha azotado especialmente a los grupos sociales más desfavorecidos y también por un plan de ajuste al que nos hemos tenidos que someter y que en estos últimos tres años se ha acabado de amortizar.

-Ha mencionado la limpieza, que es el primer problema que apunta la ciudadanía en las encuestas que Alicante Plaza viene publicando de forma periódica. ¿Tiene alguna solución mágica?

-Primero, aplicar férreamente controles de eficiencia y control de calidad. Y después, diseñar una contrata a largo plazo que se ajuste a las necesidades reales que no sea ficticia como la que hemos vivido. Eso es lo que exige la ciudad en su conjunto.

-¿Un nuevo contrato?

-Estamos hablando no en un plazo inmediato, si no a 20 años. Que las distintas contratas que se establezcan cumplan, que no se basen en una fábula y que estén ajustadas.   

-En todo caso, ¿qué cree que sería lo más urgente que tendría que afrontar si llega a ser alcalde?

-Lo más urgente, los casos de pobreza y exclusión. Empezar a trabajar con todas las entidades que se dedican a ello. Necesitamos reducir esa brecha económica entre barrios.

-El 26M, día de las elecciones, ¿qué resultado sería un éxito y cuál un fracaso?

-Un éxito sería ganar las elecciones. El fracaso sería que los grupos que logren concejales no cumplan con la exigencia de diálogo que nos pide la ciudadanía.

-¿Habla de pactos?

-Hablo de lo que habla todo el mundo. Hemos visto que en tres años, el voto de una tránsfuga ha cambiado totalmente el signo de un proyecto. Esa adulteración no la podemos permitir. También hemos visto con anterioridad que una deuda de 150 millones ha dejado desprotegidos a los vecinos de Alicante. No lo podemos permitir, no se puede dejar a la gente tirada. En estos tres años, se ha conseguido amortizar esa deuda pero hemos visto que al final, los intereses personales han supuesto una inestabilidad injustificada en la administración local.

-El PSOE ha ido en retroceso en las últimas municipales: de 14 concejales en 2007, a 8 en 2011, a 6 en 2015. ¿A qué cree que se debe?

-Es obvio que la configuración durante todos estos años del interés de voto de los ciudadanos ha ido cambiando, pero también creo que en este momento hemos invertido esa tendencia con claridad. Por lo menos, en cuanto al PSOE, en el que vemos que cada vez sumamos más interés, más personas afines con el proyecto y más votos.

-Es decir, que la clave de la cita puede ser la movilización: ¿cómo piensa conseguirla?

-Creo que la amenaza de la extrema derecha va a hacer que la gente que no haya tenido ilusión por votar, más una candidatura que ofrezca una garantía de esfuerzo y de trabajo -no una promesa-..., creo que ambas cosas unidas va a romper ese letargo en el que nos hemos encontrado. Los signos son evidentes y cada día mayores. Estoy convencido de que hemos pasado ese punto de inflexión.

"No creo que un candidato pueda robar votos, creo que los votos se ganan o se pierden"

-Si no obtuviese mayoría y los números diesen para gobernar, ¿con quién pactaría?

-En un sentido general, pienso lo que piensa toda la ciudad: con quien ponga por delante el interés de la ciudad en todos los sentidos.

-¿Cómo ve al resto de fuerzas de la izquierda?

-Yo me ocupo de mi candidatura y de mi proyecto. De conversar con la ciudad cada día. Mi compromiso ahora es comunicar nuestro proyecto y no otra cosa.

-¿Cree que su elección como candidato supone una amenaza que pueda robar votos a Compromís o a la posible confluencia entre Podemos y EU?

-Yo no creo que un candidato pueda robar votos, creo que los votos se ganan o se pierden.

-¿Ve posible una alianza con Ciudadanos?

-Es muy difícil pronosticar cuando todavía estamos tan lejos, incluso, de la campaña. Me repito porque lo digo con absoluta sinceridad: lo más importante es la ciudad y creo que a eso hemos de responder porque es lo que nos exigen.

-¿Pactaría con algún otro grupo político para gobernar aunque para ello tuviese que renunciar a la Alcaldía?

-No me planteo ese escenario.

Noticias relacionadas

next