Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

EL MIÉRCOLES SE REALIZARÁ UNA SEGUNDA ANALÍTICA

EU critica al Ayuntamiento la falta de análisis de las aguas de Cala Baeza, tras cerrarla por fecales

13/07/2020 - 

EL CAMPELLO. El cierre de la Cala Baeza -situada en la zona norte de El Campello- no ha impedido a bañistas sumergirse en esas aguas durante el primer fin de semana de prohibición. El pasado jueves 9 de julio, el grupo municipal de Esquerra Unida exigió al equipo de gobierno que prohibiera el baño en la cala debido al problema de fecales que sufre y que se ha expuesto a través de una analítica de las aguas. Pese a que el Ayuntamiento respondió acorde con la petición cerrando la cala de forma inmediata e instalando carteles informativos, el fin de semana esta playa no ha permanecido tan desértica como demanda la situación.

Aunque el Ayuntamiento baraja la posibilidad de "reforzar el tema de la cartelería", también advierte que "si la gente no hace caso tendremos que pasar a las medidas más restrictivas y sancionadoras", avisa Julio Oca (Ciudadanos), concejal de Playas e Infraestructura Turística, refiriéndose a las multas que podrían imponer los cuerpos de seguridad. A este respecto, el portavoz de EU, Pedro Mario Pardo, considera que las medidas establecidas "son insuficientes", comunicando, además, que "la Policía Local asegura que el equipo de gobierno no les había avisado del cierre de la playa".

Una bacteria triplica los valores permitidos

El pasado jueves 2 de julio EU organizó un acto para plantar una bandera negra en la Cala Baeza (también llamada Cala Mercé) como contraste de las banderas azules y de Qualitur que han obtenido otros arenales de la localidad y a modo de recordatorio de este distintivo que Ecologistas en Acción otorgó a la cala en 2008. 12 años después, El Campello sigue conviviendo con este problema de contaminación de las aguas de esta cala, de las que emana un "intenso olor a cloaca y el color oscuro tanto de aguas como del arenal, así como el problema sanitario y medioambiental de la cala", traslada Pardo.

Para evidenciar esta realidad, el concejal la formación de izquierdas encargó unas analíticas de estas mismas aguas, cuyos resultados presentó el pasado jueves 9 de julio. Las muestras arrojan unos valores que triplican los permitidos en cuanto a la bacteria escherichia coli, que ha dado un resultado de 1.553 nmp/100ml, siendo el máximo fijado 500 nmp/100ml. Además, las coliformes obtuvieron unos valores muy elevados, sobrepasando los 4.300 nmp/100ml.

Como consecuencia de estos resultados negativos, EU exigió al Ayuntamiento el cierre inmediato de la cala "hasta que se pueda garantizar que el baño no suponga un riesgo para la salud", recordando que, en 2014, el Instituto de Ecología del Litoral (IEL) ya desaconsejaba el baño en la cala a través de un informe. Ante esta petición, el equipo de gobierno anunció el pasado viernes 10 de julio la prohibición de bañarse en esas aguas e instalando carteles informativos en los alrededores.

Dentro de la petición registrada, el edil de EU también solicita que se lleven a cabo "trabajos para determinar las causas de la contaminación de la zona y adopción de soluciones". Es por ello que el concejal de Playas informa que el próximo miércoles 15 de julio se realizará una segunda analítica de las aguas (tanto de Cala Baeza como de Cala Palmeretes), esta vez por parte del equipo de gobierno, para verificar los resultados e intentar encontrar el origen de estas bacterias. Es decir, "buscar la causa que está provocando los resultados de esa analítica; saber desde dónde viene el posible vertido que pueda haber en la zona", interpreta Oca.

Por su parte, Pardo asegura que "el Ayuntamiento conoce perfectamente el estado de contaminación que vive Cala Baeza desde hace, al menos, dos legislaturas". Y critica que, durante ese tiempo "el Consistorio no ha hecho una sola analítica. Esto es un problema de planificación urbanística; no ha surgido por accidente, sino porque durante muchos años se ha construido por encima de las posibilidades y de las infraestructuras necesarias para poder vivir en un entorno saludable", sitúa el origen de la problemática.

Cala Palmeretes

De la misma forma, el edil de RED, Eduardo Seva, quien también estuvo presente en el acto de la bandera negra, ordenó una analítica de las aguas de Cala Palmeretes, advirtiendo al Ayuntamiento de un "posible vertido canalizado al mar de aguas, al parecer, residuales" y exigiendo el cierre de la misma. Los resultados no son tan alarmantes como en Cala Baeza (172nmp/100ml de escherichia coli y 1.951nmp/100ml de coliformes) y se encuentran dentro de la normativa. Por este motivo, el Consistorio no contempla el cierre de la cala, pero sí realizará un seguimiento de sus aguas.

Noticias relacionadas

next
x