Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

traspaso de la gestión de los baluartes de santa bárbara y san fernando

Turismo prepara 'la toma' del Castillo con el estudio de sus servicios; la oposición no la ve clara

24/12/2020 - 

ALICANTE. La Concejalía de Turismo comienza a planificar la nueva etapa de los castillos de Santa Bárbara y San Fernando que quedarán bajo su gestión a partir del próximo mes de enero, tras la delegación de las competencias que hasta ahora manejaba la Concejalía de Cultura, como viene informando este diario. El objetivo del departamento que coordina Mari Carmen Sánchez (Cs) es poder comenzar a programar actuaciones durante el primer trimestre de 2021, siempre que la evolución de la pandemia del coronavirus lo permita. 

Para ello, el primer paso es la revisión de los servicios y las concesiones que existen en los dos baluartes para evaluar cuáles son sus condiciones actuales. Se trata de instalaciones como los quioscos, cafeterías y restaurantes, como el que gestiona el grupo El Sorell en el Castillo de Santa Bárbara, por ejemplo. La idea es recopilar toda esa información para poder optimizar los recursos disponibles en la estrategia para potenciar su uso turístico.

Al tiempo, se trata de procurar una solución al problema de la movilidad para favorecer los desplazamientos hasta el Castillo de Santa Bárbara, al que se permite la llegada de autobuses, pero sin llegar a penetrar en el recinto de la fortaleza, y al que se puede acceder en vehículo particular, pero sin posibilidad de estacionar, después de que se restringiese el uso del Baluarte de Santa Ana como aparcamiento. 

Por lo pronto, como ya ha informado este diario, el informe emitido por el jefe de Patrimonio de la Concejalía de Cultura en relación al traspaso de las competencias sobre la gestión diaria del castillo apunta la conveniencia de que se mantenga esa prohibición y aboga por que se continúe con el proyecto de "suspensión del acceso general al tráfico rodado (salvo excepciones puntuales y contempladas)", ligado a la puesta en marcha de "un servicio de lanzadera para acceder de forma cómoda a la fortaleza para la ciudadanía en general". Ese servicio continúa paralizado al no existir disponibilidad de fondos, a la espera de que pueda incorporarse en la nueva licitación del servicio de transporte público urbano en autobús, ahora en fase de redacción de los pliegos del concurso.

En esta línea, la propia edil de Turismo concretó este miércoles, durante la reunión de la junta rectora del Patronato de Turismo, que en los presupuestos del organismo autónomo se incorporaba una primera partida de 350.000 euros con el fin de usar la fortaleza como elemento dinamizador de la actividad turística. Sánchez explicó que su propósito era potenciar "el uso de esta joya arquitectónica en estrecha colaboración con la Concejalía de Cultura, siempre bajo los parámetros de sostenibilidad y protección del patrimonio, al igual que haremos con el castillo de San Fernando".

Para ello, según se explicó durante el desarrollo de la reunión, se contaría con la labor de los trabajadores del Patronato de Turismo, ya que la Concejalía de Turismo no dispone de personal propio específico, al margen del que se encuentra vinculado al organismo autónomo.

La concejalía destina 350.000 euros para asumir la gestión de la fortaleza de Santa Bárbara y pretende abordar soluciones para el problema de accesibilidad

No obstante, esas explicaciones no acabaron de satisfacer las demandas de información de los representantes de los grupos políticos de la oposición sobre el nuevo rumbo que se pretendía imprimir en la gestión de los dos castillos. Así, en primer término, la portavoz adjunta del PSOE, Trini Amorós, expresó sus dudas de que los trabajadores adscritos al Patronato pudiesen ejercer funciones a cargo de la concejalía, que es el área que realmente va a asumir la gestión de los dos baluartes. De igual modo, expresó su preocupación sobre cómo se pretendía compatibilizar la conservación del BIC con el estímulo de la llegada de visitantes.

Esas dudas también las expresó, todavía con más contundencia, el portavoz de Unides Podem, Xavier López, quien mostró su rechazo a que se llevase a cabo ese traspaso de competencias desde Cultura hasta Turismo y quien recalcó que no se había proporcionado ninguna información detallada sobre cuál va a ser el plan de actuación en el Castillo de Santa Bárbara a partir de ahora, "más allá de que se nos diga que se va a extender su horario de apertura, porque para eso no hace falta que la gestión pase de Cultura a Turismo", enfatizó.

Por último, el portavoz de Compromís, Natxo Bellido, también reclamó que se proporcionase información detallada sobre el modelo de gestión que se pretende aplicar sobre el baluarte, ya que "hasta ahora no nos han concretado nada".

En todo caso, el informe del jefe de Patrimonio ya citado, sí concreta que la Concejalía de Cultura seguirá asumiendo la labor relacionada con la conservación patrimonial de los dos castillos y que, además, en el caso del Castillo de Santa Bárbara, también ejercerá como responsable de los espacios ligados al Museo de la Ciudad de Alicante (MUSA), entre los que se encuentran el aljibe renacentista, los calabozos, la Taberna, el Antiguo Hospital y la conocida como Sala Larga o la Casa del Gobernador.

Además, en ese dictamen, al margen de recuperar el uso del ascensor desde el Postiguet en cuanto la evolución de la pandemia lo permita, también se apuntaba la conveniencia de acordar una ordenanza fiscal que permita implantar un precio de entrada para el baluarte, de modo que la recaudación generada pudiese destinarse a financiar trabajos de conservación y restauración.

Noticias relacionadas

next
x