X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 17 de diciembre y se habla de IVACE polígonos industriales benidorm vectalia EMPRENDEDORES

las tiendas se transforman: la enseña portuguesa solo seguirá operando en canarias

Sprinter absorbe a Sport Zone para aprovechar la potencia de la marca española en el nuevo grupo

26/09/2018 - 

ALICANTE. El grupo alicantino de distribución de ropa y artículos deportivos Iberian Sports Reail Group, liderado por la marca ilicitana Sprinter, sigue avanzando en la estrategia que inició hace un año y medio para ganar cuota de mercado a través de la fusión con Sport Zone, marca del grupo textil portugués Sonae. Una vez unificada la dirección de las cuatro enseñas que lo forman (Sprinter, Sport Zone, JD Sports y Size?) en el polígono de Las Atalayas, tal como adelantó Alicante Plaza este verano, el nuevo grupo ha decidido potenciar la marca alicantina en el mercado español, donde cuenta con un grado de conocimiento e implantación mucho más alto que el resto.

Como parte de esta estrategia, según el anuncio publicado en el Boletín Oficial del Registro Mercantil el pasado viernes, Sprinter va a absorber a la filial española de Sport Zone: las dos sociedades, que comparten en buena medida a los miembros de sus respectivos consejos de administración, aprobaron el pasado 19 de septiembre el proyecto de fusión por absorción, con Sprinter como sociedad absorbente. El proyecto se ha depositado en el Registro con los respectivos balances de fusión, para cumplir con los trámites. Si no media oposición de los acreedores (tal como permite la Ley de 2009 de Modificaciones Estructurales de Sociedades Mercantiles), en breve Sport Zone España se diluirá en la firma alicantina, con el traspaso de sus activos y pasivos a Sprinter.

Esta operación, según confirman fuentes de la sociedad, busca aprovechar el mayor grado de conocimiento de la enseña fundada en Elche por las familias Segarra y Bernad en el mercado español, y se produce en paralelo a la estrategia para transformar las tiendas de la cadena portuguesa en establecimientos de la española. Como explicó Sprinter en agosto, la veintena de locales con los que cuenta Sport Zone en España (cuatro de ellas en la provincia, en Santa Pola, Finestrat, Benidorm y Dénia) se están transformando progresivamente en tiendas de la cadena alicantina, que prevé abrir 10 nuevos puntos de venta propios a lo largo de este año. Entre aperturas y transformaciones, Sprinter alcanzará los 140 establecimientos este ejercicio.

El nuevo grupo, autorizado por la Comisión Europea el pasado mes de enero, nace con un volumen de ventas agregado de 500 millones de euros entre España y Portugal, de los que 225 los aporta la firma nacida en Elche, según sus cuentas individuales del ejercicio 2017. Antes de fusionarse con Sonae, JD Sprinter Holdings (el grupo nacido de la fusión entre la marca española y la británica JD Sports, en 2011) ya estaba inmerso en una espiral de crecimiento consolidado durante los últimos ejercicios: en 2016 Sprinter aumentó un 20% sus ventas, y en 2017 el incremento fue del 12,4%, hasta alcanzar los citados 225 millones de euros de facturación. Las previsiones de la empresa apuntan a superar los 250 millones este año, lo que significará un nuevo incremento del 15%.

Como ha venido contando Alicante Plaza, la 'joint venture' se negoció entre JD Sprinter Holdings (el grupo que ya había unificado a la marca británica, con un 51%, y la ilicitana, con el 49% restante) y la portuguesa Sonae. Tras el acuerdo, los socios portugueses tienen el 50% de la 'joint venture', JD Sports el 35% y Sprinter el 15% restante. Las empresas han intercambiado directivos entre ellas para adecuar sus consejos de administración a la nueva realidad accionarial, aunque las filiales españolas de JD y Sport Zone penden de la nueva sociedad holding, organizada sobre la primigenia JD Sprinter Holdings con la entrada en el capital de Sonae.

Este verano, tras varios meses de obras, el nuevo grupo se instaló en la sede del polígono de Las Atalayas, en las antiguas naves de Altadis. En este complejo se ha construido un silo robotizado para impulsar la capacidad logística del grupo (está diseñado para almacenar 300.000 cajas de productos de primeras marcas deportivas). Desde el mes de julio, la actividad administrativa ya está centralizada en estas naves, y poco a poco se está trasladando toda la logística que hasta ahora se repartía entre Elche y Dolores. Para esta nueva sede, el grupo de Sprinter ha invertido 35 millones de euros.

Noticias relacionadas

next