Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el segoviano lleva desde el 1 de julio en la provincia, de vacaciones con su familia

Sin novedad en el 'culebrón Hércules-Carmelo': las partes se reunieron el sábado por última vez

5/07/2020 - 

ALICANTE. El Hércules tendrá que seguir esperando para anunciar que cuenta con nuevo director deportivo.

Hace un mes que tiene encarrilada la incorporación de Carmelo del Pozo pero el cierre de la misma, el acuerdo y firma, no se vislumbra que se vaya a producir a corto plazo (a lo largo de la semana entrante).

El técnico segoviano lleva desde el pasado miércoles en la provincia junto a su familia de vacaciones, lo que no ha sido obstáculo para que los contactos con el Hércules se hayan mantenido, ahora ya con reuniones presenciales: la última el sábado, en la que participaron Del Pozo, Enrique Ortiz y Juan Carlos Ramírez.

Las posturas están algo más próximas que cuando el segoviano aconsejó a los empresarios sobre Ángel Becerra y Alejandro Varela, colaboradores suyos hasta principios de año en el Deportivo de La Coruña y que a día de hoy son ya, respectivamente, el nuevo secretario técnico del Hércules y su adjunto. Esa doble incorporación fue un movimiento que acercó y mucho a Carmelo al club. Y así siguen las cosas a día de hoy: muy cerca, pero sin acuerdo cerrado.

Son ya tres largos meses de negociación en los que el segoviano llegó incluso a responder negativamente a la oferta de la entidad, pero la insistencia de Ortiz y Ramírez, unida al citado movimiento, han mantenido la llama muy viva. Ahora bien, salvo giro copernicano de los acontecimientos, no parece que vaya a haber fumata blanca antes del próximo fin de semana y es que, no obstante las reuniones de estos días, todavía siguen habiendo cuestiones pendientes (alguna no menor). 

La intención de las partes es sellar un compromiso para varias temporadas; concretamente tres, aunque a partir de la segunda el técnico y/o el club tendrían libertad para rescindir de manera unilateral. De producirse, Carmelo tendría un doble objetivo para los primeros meses: además de confeccionar una plantilla que permita lograr el ansiado ascenso a Segunda División A (para lo que contaría con plenos poderes y un presupuesto de dos millones de euros (en gasto para personal deportivo), pilotar una reorganización interna de la entidad, buscando la profesionalización de todo el área deportiva (desde el primer equipo al fútbol base).

Volvería siete años después

Natural de Segovia y de 50 años de edad, Carmelo colgó las botas como futbolista en 1997 después de defender la portería del Eldense y el desaparecido Benidorm (en los que, por ejemplo, coincidió con José Bordalás), entre otros.

En los despachos, cuenta en su haber con dos ascensos a Primera División con el Rayo Vallecano y el Levante, en ambos casos como secretario técnico (en el club madrileño Felipe Miñambres era el director deportivo y en el valenciano ese rol lo ejercía Vicente Blanco 'Tito'), y un ascenso a Segunda A con el Real Oviedo, ya como director deportivo. En el club azulón recaló en 2013, precisamente tras dos campañas en la secretaría técnica del Hércules junto a Sergio Fernández (hoy director deportivo del Alavés y entonces del club del Rico Perez).

Noticias relacionadas

next
x