X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

'LA FILA DEL BAÑO', SU ÚLTIMO SINGLE

Pilar Arejo, la cantante alicantina con sonido italiano que se escucha en Latinoamérica

10/08/2019 - 

ALICANTE. A idas y venidas entre Alicante e Italia, las dos mitades que se abrazan y fusionan en la música de Pilar Arejo, la cantante alicantina que se desenvuelve entre los dos mediterráneos para desarrollar su arte. Hace exactamente un mes, el 9 de julio, publicó una de las canciones que se podrán escuchar en su próximo álbum, el tema titulado La fila del baño, el cual está teniendo una acogida notable: "El público lo está recibiendo muy bien. Estoy muy contenta porque lo están escuchando en un montón de países, sobre todo en Latinoamérica, donde ha llegado mucho. Estoy muy feliz con el resultado de esta canción", manifiesta repetidamente. En este envío transoceánico cobran un papel protagonista las redes sociales, las cuales "están funcionando para las personas como yo que no tenemos ni sello discográfico ni un portal ni la oportunidad de contar con una gran promoción como la que pueden tener artistas ya consagrados. Todo lo tenemos que mover a través de redes sociales", explica la cantante.

Previa a la publicación de La fila del baño, en diciembre vio la luz Mirar sin abrir la puerta, otra de sus canciones, esta vez no solo en castellano, sino también en su versión italiana (Senza aprire mai la porta): "Tengo mucha conexión con Italia. A mí me gusta muchísimo la música italiana y siempre he querido tener este tipo de sonido italiano, pero aquí en España no lo conseguía, por lo que hice la apuesta de irme a Italia a grabar mi primer disco en 2014, que se llamaba A cielo abierto", cuenta la artista. Y añade que fue a partir de ese momento cuando creó "un grupo de amigos y de personas que confiaban en el proyecto y a los que siempre tengo conmigo apoyándome. Estoy muy contenta de trabajar con ellos", agradece.

Ambos temas suponen el aperitivo, la antesala musical del 2020 para Arejo, año en que la cantante tiene previsto sacar su nuevo trabajo: "Me gustaría publicar el disco el año que viene. En invierno voy a lanzar otro single", adelanta. La decisión de ir descubriendo sus temas poco a poco, de forma fragmentada, la tomó, según confiesa, "para tantear cómo se van moviendo las canciones y hacia dónde me puedo dirigir, porque hacer un disco y sacarlo ahora mismo es una locura". Y, además, añade que "los dos temas son muy diferentes el uno del otro. Ahora en diciembre sacaré otro distinto. Quiero que el disco tenga un poco de todo. El año que viene me volveré a Italia para producir el álbum". Un poquito de todo dentro del que se podrá escuchar rock, "un género que a mí me gusta muchísimo, y que tengo que fusionarlo con la electrónica y el sonido italiano. Tengo un cacao impresionante", confiesa divertida la cantante, 

Serán 10 temas con mezcla de sonidos los que compondrán el álbum, un trabajo que se sumará al del disco y la maqueta de cinco temas que ha publicado la autora en sus años de trayectoria musical, y que se distinguirá de estos por "la experiencia -sobre todo-, el sonido y la calidad", considera. En resumen, por "la evolución". Pese a que Arejo es la compositora y cantante de estas melodías, ritmos y letras, la alicantina no está sola, ya que existen dos personas que clave en cuanto a producción se refiere: "En Alicante estoy haciendo todas las preproducciones con Bruno Suppo, con quien trabajo en casa y grabo en el estudio; cuando voy a Italia, la persona que las produce se llama Maurizio Pinna. Ellos son los dos pilares que yo tengo", revela.

Su fuerte vinculación con Italia no tiene un porqué definido, aunque sí es cierto que existe "una historia detrás de todo esto", narra la música: "Cuando era muy pequeña teníamos un amigo en la familia que era italiano, pero falleció. Cuando yo tenía 15 años me descargué unas canciones por Internet y una de ellas era italiana, con lo cual no entendía nada. Cogí un diccionario que tenía en casa que perteneció al amigo de la familia, pero estaba al revés porque él intentaba aprender español. Aquello me llegó de tal manera que empecé a traducir canciones y cuando me quise dar cuenta estaba haciendo música, hablando italiano, viajando a Italia… No sé, son cosas raras que pasan en la vida. Parece que estamos predestinados a una cosa y todo llega". Deseos del destino, opina, pero que también dejan lugar a las decisiones de la artista: "Yo hago lo que siento en mis canciones. Para mí, la música es oxígeno", define.

Es por ello que el año que viene Arejo volverá a respirar profundo con la publicación de su álbum, ya que "han sido muchos meses de trabajo y creo que llega el momento de que las canciones estén preparadas para salir y estoy viendo los resultados a través de las redes sociales. Además, hace mucho tiempo que no publico ningún álbum. Al final hay que intentarlo. Quizás todo este tiempo, por miedo, he estado esperando a que ocurra algo y me he dado cuenta de que en la vida no hay que esperar a que las cosas pasen, hay que hacerlas", sentencia la música, quien, de momento, no se ha centrado en dar conciertos: "Próximamente no hay ninguna fecha porque la situación en Alicante es bastante complicada. Los locales apuestan, sobre todo, por bandas de versiones; a los cantautores nos tienen un poco de miedo y, a mí, con todos los cables que necesito para sonar, aún me lo tienen más", justifica. Y adelanta la noticia de que "a finales de agosto saldrá el videoclip de La fila del baño, que hemos grabado en Alicante y se está quedando muy chulo".

Noticias relacionadas

next
x