X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

ocho barras pelean por mantener su espacio tras romper con arcotech

La reapertura del Casino Gourmet, en los juzgados: los barristas originales frenan los desahucios

11/04/2019 - 

ALICANTE. Los planes del Real Liceo Casino de Alicante para reabrir la zona gastronómica que cerró el pasado verano con vistas a la Semana Santa, adelantados el pasado febrero por este periódico, se dan de bruces con una árida batalla judicial. La institución que preside el abogado Joaquín Galant ha firmado un nuevo contrato de gestión para la zona 'gourmet', con el grupo hotelero de Muro de Alcoy Vilaplana Pérez Hermanos, y quiere quitarse de encima a los barristas que tenían firmado el contrato de ocupación de espacios con el anterior gestor, Arcotech. Sin embargo, a estas alturas del calendario no parece tan fácil que vaya a conseguirlo.

Cinco de las diez empresas que formaron parte del fallido Casino Gourmet, que explotaban ocho de las dieciséis barras de las que constaba el proyecto, siguen peleando por mantener sus espacios de trabajo, al entender que los contratos de entre 10 y 15 años que firmaron en su día con Arcotech como intermediario siguen vigentes, aunque el grupo dirigido por Manuel Martínez ya no forme parte del proyecto. Entre estos barristas destaca el chef alicantino Iván Gallardo, dueño de dos de las barras citadas, y que ejerce como portavoz del colectivo. La intención de los barristas es plantar cara a las demandas de desahucio presentadas por el Casino (en base al impago de los alquileres desde que se cerró la zona 'gourmet') e intentar seguir trabajando en cuanto se reabra.

Así lo explica el abogado de los barristas, Pedro Vicente Arnedo, quien destaca que de los cinco procedimientos abiertos hasta la fecha, solo hay una sentencia firme a favor de la institución (en Primera Instancia 12). Sentencia que, además, no tiene "efecto de cosa juzgada", o lo que es lo mismo, no entra en el fondo del conflicto, sino que simplemente obliga al barrista a abandonar el espacio por no estar al día con el pago del alquiler. En cambio, en otros dos juzgados (Primera Instancia 2 y 6) el resultado de momento es distinto; en el caso del número 6 ya se ha transformado el procedimiento en ordinario, como se solicitó por el letrado, mientras que en el número 2 se está en trámite tras presentar la solicitud. 

Un paso que los afectados interpretan como un triunfo porque puede marcar el camino de los siguientes procedimientos, uno de los cuales se sustancia este jueves en Primera Instancia 4. En paralelo, hay otro abierto en Primera Instancia 9, que aún debe pronunciarse sobre el recurso contra la admisión a trámite. En cualquier caso, la conversión en procedimiento ordinario garantiza a los barristas mantener el derecho sobre sus barras en tanto no haya sentencia firme sobre quién tiene la razón, según Arnedo. El efecto práctico es evidente: se han frenado los desahucios y el nuevo grupo gestor no puede disponer de las barras en cuestión, como pretendía el Real Liceo Casino. De esta forma, se puede entrar a discutir sobre los posibles incumplimientos del grupo Arcotech y el Real Liceo Casino, "algo que no permite el juicio especial de desahucio por falta de pago, que limita las posibilidades de defensa".

La barra de cócteles del antiguo Casino Gourmet, en una imagen de archivo

El fondo de la cuestión, según defiende el abogado de los barristas, es que sus representados quieren seguir trabajando cuando se reabra la zona 'gourmet', dado que han realizado importantes inversiones en la primera etapa de Arcotech, y consideran que tienen un contrato vigente. Incluso, estas ocho barras formaron en su día una Agrupación de Interés Económico (AIE) para ofrecerse a asumir la gestión que dejaba vacante el citado grupo, pero la directiva del Real Liceo Casino dejó sin contestar estas propuestas y buscó a otra empresa. La AIE, de la que en un primer momento llegó a formar parte el reconocido pastelero Paco Torreblanca (que tuvo una barra en el proyecto original), aunque luego se descolgó, presentó a la institución un plan de negocio respaldado por varios inversores, según el letrado.

De momento, desde el pasado mes de agosto, el Casino Gourmet está cerrado. Como contó este diario en su momento, la instalación ya sufrió un cierre inicial al poco de abrir en diciembre de 2017, que se ejecutó en enero, y reabrió tras subsanar supuestamente las deficiencias en marzo. Pero en realidad, las inspecciones subsiguientes demostraron que esas deficiencias seguían ahí, fundamentalmente en la cocina (la salida de humos), y desde junio se produjo un cierre oficioso que devino definitivo en agosto. El nuevo gestor, Explanada 16 Casino SL (que curiosamente toma el nombre que había propuesto la AIE de los barristas), controlada por los hermanos Vilaplana, comenzó unas obras de reforma que ahora mismo están paradas.

Los barristas agrupados en la AIE, por otra parte, advierten de que cada uno de ellos tiene firmada una exclusividad para la distribución de sus respectivos productos en la zona 'gourmet', por lo que si el nuevo proyecto del Real Liceo Casino no cuenta con ellos podrían desencadenarse nuevas acciones legales. "Las exclusividades se firmaron con Arcotech, que hacía unos contratos muy sui géneris, pero pensamos que se tiene que respetar", señala Arnedo.

Noticias relacionadas

next
x