Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

excavación en la fosa x del cementerio de Alicante

La hora de la memoria: arranca la (primera) exhumación de víctimas del franquismo

22/02/2021 - 

ALICANTE (EFE/AP). "Por fin se hace justicia y no vamos a parar". El entrecomillado es de María Jesús Pérez, nieta de Ginés Pérez, un represaliado del franquismo, miembro del PCE, que fue trasladado desde Dolores hasta Alicante junto a cerca de otras 400 personas para ser sometido a un juicio sumarísimo que concluyó con su fusilamiento el 21 de mayo de 1940. Desde este lunes, la asociación científica ArqueoAntro se encarga de excavar la fosa del cementerio de Alicante en la que se encontraría enterrado su cuerpo. Junto al suyo, también se espera hallar al menos el de otras diez víctimas, a petición de sus respectivos familiares, que también se encontrarían inhumadas en el cementerio alicantino, según los registros cementeriales. 

En principio, esta excavación es solo el comienzo. La apertura de esa Fosa X constituye "una primera fase que permitirá conocer el terreno y preparar otras exhumaciones posteriores", según concretó el codirector de ArqueoAntro, Álex Calpe. "Por la documentación de la que se dispone, es bastante probable que en el cementerio se encuentren los cuerpos de cerca de 400 represaliados, aunque no podemos garantizar nada, puesto que puede que, durante los años ochenta, algunos de sus familiares reclamasen sus cuerpos para trasladarlos a otros lugares", ha añadido.  En todo caso, ha explicado que "la primera fase es la que te marca todo el proceso y la que permite agilizar plazos, como en cualquier trabajo científico, porque es la que te permite conocer en qué estado está la tierra y cómo afecta a los restos óseos que se puedan encontrar", ha incidido.

Lo cierto es que la exhumación llega con años de retraso, como ha apuntado la propia consellera de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática, Rosa Pérez Garijo, presente en el inicio de la exhumación, junto al director general de Calidad Democrática, Iñaki Pérez. "Pido perdón a las familias que hoy se encuentran aquí, con la esperanza de encontrar los restos de sus allegados, por el retraso en que esto haya sido posible", ha enfatizado Pérez Garijo. Con todo, ha señalado que "hoy hacemos de Alicante una ciudad más digna porque recuperamos la dignidad de la ciudad y de nuestro país". "Un país que todavía tiene a personas asesinadas en fosas comunes aún tiene que recuperar la dignidad para avanzar en democracia", ha añadido. 

En este sentido, la consellera ha subrayado la importancia de la exhumación: "Esto era una deuda histórica con las familias y estamos intentando cumplir con nuestra obligación, abrir las fosas de la vergüenza y recuperar la dignidad de este país", ha abundado. Así, no ha dudado en agradecer la labor desarrollada por la Asociación de Familiares Represaliados por el Franquismo Cementerio de Alicante, constituida por cerca de 90 familias de municipios de la Vega Baja y del Vinalopó, "porque gracias a ellos, y a la información que nos han proporcionado, hemos podido llegar hasta aquí".

La propia presidenta de la asociación, María José Pérez, ha asegurado que "nadie se puede imaginar la alegría que supone" para los descendientes el comienzo de la excavación y ha señalado ni ella ni las otras nietas del resto de represaliados fusilados querían "dejar esta herencia, de buscar al abuelo para enterrarlo dignamente, a nuestros hijos". Así, ha relatado que la asociación surgió a partir del pasado mes de agosto, a iniciativa de tres primeras familias, que se pusieron en contacto para compartir información y solicitar a la conselleria que abordase la exhumación, en cumplimiento de la Ley de Memoria Democrática. 

La Conselleria de Calidad Democrática publicó el pasado diciembre la convocatoria de subvenciones para la exhumación de víctimas de la Guerra Civil y la dictadura en 2021 y 2022 por un importe de 700.000 euros. Se trata de una convocatoria abierta hasta el 15 de marzo y a la que pueden optar asociaciones, ayuntamientos y mancomunidades sin limitación en la cuantía de los proyectos presentados. Es, precisamente, en esa nueva convocatoria en la que se podrían plantear nuevas solicitudes para la búsqueda de más represaliados inhumados en el cementerio de Alicante.

La exhumación iniciada este lunes forma parte de un lote anterior, licitado en el año 2020, en el que se incluyen cuatro contratos que ascienden a 74.653,37 euros para localizar los restos de personas represaliadas por el franquismo en fosas situadas en Castellón, Segorbe y Orihuela, y se suman a los ya acometidos de Monóvar, Orihuela, Benissa y Castellón, y a los trabajos para la detección de los límites del antiguo campo de concentración habilitado entre los municipios de Albatera y San Isidro.

La búsqueda de esos cuerpos se ubica en la fosa X, donde se cree que, a una profundidad de entre uno y dos metros, se hallan los restos mortales de once fusilados entre el 16 de mayo y el 3 de junio de 1940, que habían sido encarcelados en el antiguo Reformatorio de Adultos de Alicante (donde estuvo el poeta Miguel Hernández) antes del asesinato. Se prevé que la excavación pueda prolongarse durante dos semanas, aunque "previsiblemente, no podremos encontrar los primeros restos a finales de semana", ha relatado Calpe. Cuando se recuperen, se limpiarán en una sala del propio camposanto cedida por el Ayuntamiento para realizar un primer examen "antes de trasladarlos a Madrid para realizar su estudio antropológico", ha añadido. Después, los restos se cotejarán con las muestras del banco de ADN impulsado por la Generalitat para determinar las identidades y proceder a la entrega a las familias.

Los primeros once cuerpos que se buscan en esta fosa son parte de los aproximadamente 400 fusilados tras un juicio sumarísimo celebrado en Alicante procedentes de diferentes localidades de la provincia (Alicante, Callosa de Segura, Alcoy, Elche, Novelda, Orihuela, Castalla, Aspe y Elda), aunque también de Madrid, Albacete, Murcia o Almería.

Al acto de inicio de la exhumación también han acudido la edil de Unides Podem, Vanessa Romero, así como concejales del PSOE como Lara López o Manuel Marín. Su portavoz municipal, Paco Sanguino, ha lamentado "que el bipartito se opusiera a la creación de una comisión no permanente para poder haber formado parte activa en la recuperación de nuestra memoria histórica y en nuestra participación e iniciativas como esta". Además, ha asegurado que "lo acontecido hoy en el cementerio es un primer paso de esperanza para conseguir la exhumación de ciudadanos que están enterrados aquí y para que sus familias puedan llevárselos a sus lugares de origen en la provincia de Alicante".

Noticias relacionadas

next
x