tras dos requerimientos de la conselleria 

Elche ya elaboró en 2021 un informe con 134 calles de posibles vestigios franquistas: también en El Pla o Altabix

19/11/2022 - 

ELCHE. La resolución de la conselleria de Calidad Democrática ha levantado cierta polvareda en este final de semana. En resumen de los acontecimientos, la conselleria ha dado un mes a los ayuntamientos que no hayan retirado sus vestigios franquistas para que lo hagan en el plazo de un mes, de lo contrario puede incoar un expediente para actuar de oficio. En el que además de la cruz de Germanías, figuran 123 calles de Carrús. El alcalde y el PSOE optan por no tocar nada por el posible caos en todo el barrio y que no son nombres que sugieran exaltación de la dictadura y pide que se descataloguen del inventario autonómico; Compromís cree que se deben retirar progresivamente para "democratizar" las calles; y el PP acusa al alcalde de "señalar" como franquistas a los nombres que bautizan estas calles, exigiendo que se retire de forma inminente de ese catálogo. Pero, ¿cómo ha llegado ese catálogo a la conselleria y por qué esas calles? El Ayuntamiento lo envió en 2021 a la conselleria. Una propuesta de 134 calles que también están en El Pla o Altabix.

Requerimientos autonómicos en 2018 y 2021

En este sentido, y tras la Ley de Memoria Histórica de 2007, el Ejecutivo valenciano aprobó la norma 14/2017, de Memoria Democrática y para la convivencia de la Comunitat Valenciana, con la potestad de la retirada de aquellos elementos o vestigios que pudieran celebrar, conmemorar o exhibir la dictadura. Es aquí donde entra, entre otros, el nomenclátor de calles. En diciembre de 2018 la Dirección General de Reformas Democráticas y Acceso a la Justicia notificó al Consistorio solicitando un informe de la situación en Elche en relación a la retirada o eliminación de los elementos contrarios a la memoria democrática, así como en referencia al envío "…de las certificaciones relativas a la revisión de todas las distinciones, nombramientos, títulos honoríficos y demás formas de exaltación de personas vinculadas a la defensa del régimen franquista". Ya se advertía entonces de la necesidad de la retirada y la potestad del el Instituto Valenciano de la Memoria Democrática para actuar de oficio.

Un requerimiento que la misma Dirección General envió a Elche en abril de 2021, explicando que se estaba realizando un catálogo de vestigios de la  Guerra Civil y El Franquismo a nivel autonómico, y no había datos de la  situación de Elche. Se dio un plazo de diez días, por lo que el jefe del  Servicio Técnico de Arquitectura y Patrimonio Cultural encargó que se  realizará el inventario local, que firman tanto él como el arqueólogo  municipal. Un inventario que viene de la decisión del 5 de marzo de 1957  del entonces alcalde José Ferrández Cruz, de rotular  calles en el Barrio de Carrús —al que se planteó llamar Barrio de los Caídos—, una nomenclatura que según el informe "responde, por tanto, a ensalzar a los caídos del bando nacional. Se trata de una relación  facilitada por la FET JONS"; el partido único que permitía el régimen. Los  134 nombres sobrepasaban las calles de Carrús (y El Toscar), por eso se  extendió la misma a otros barrios como El Pla o Altabix

Algunas calles se han renombrado

Algunas se han ido renombrando con el tiempo, y por eso en el catálogo autonómico solo se fijan 123. Su  inventario se ha hecho gracias al trabajo previo de cuatro libros de  las últimas décadas, sobre la nomenclatura de las calles ilicitanas, el  régimen franquista en la ciudad, la represión y posguerra en Elche y provincia o el papel del sindicato vertical en el régimen. Y así es como se ha llegado a esta situación: un inventario con elementos para que fueran valorados a posteriori para dar cumplimiento a la ley. Dos requerimientos del Consell, que según la resolución de esta semana en el boletín  autonómico, advertió en febrero de este año a los ayuntamientos que retiraran esos vestigios. Pero, ¿quiénes son quienes forman esas 123 calles? La mayoría son en Carrús y de sobra conocidas, desde Antonio Brotons Pastor hasta José Bernad Amorós, pasando por Hermanos Gonzálvez Selva o la ahora tan mencioanda por otros motivos Olegario Domarco Seller.  En El Pla, otras como Enrique Pire García; en la zona de Portes  Encarnades Mariano Soler Olmos, o en Altabix, Antonio Mora Fernández. 

¿Quiénes dan nombre las calles?

Si se hace una búsqueda rápida en la Cátedra Pere Ibarra, dirigida por el historiador Miguel Ors, que lleva años investigando sobre este ámbito, en muchos casos se trata de militantes de Derecha Ilicitana, de Falange, del Partido Agrario, de particulares por supuestas afinidades o desafección a la República...;  historias de fusilados, otras de presos a los que se ofreció ir al frente para salir de la cárcel, como contaba el historiador Borja Rodríguez en un hilo de Twitter, otros fallecidos de los que poca información se conoce en la Cátedra y que solo figuran en la Causa General de 1940 que decretó Franco para reparar a los caídos que lucharon en el bando insurrecto. Y aun así, la información que hay es muy poca, puede que no en todos los casos cotejada por familiares o allegados. En cualquier caso, es aquí donde entra la polémica, para el PSOE son nombres que nadie  entiende o recuerda como franquistas, al contrario que la útlima calle eliminada, José María Pemán (por Andreu Castillejos). Compromís entiende que alguno de esos 123 nombres que siguen pueden  tener papeles destacados a nivel local, lo que es suficiente para  cambiar "y apostar por otros nombres de ilicitanos con valores democráticos", añadiendo que puede ser molesto para posibles familiares.   

Una situación similar ocurrió en Alicante hace unos daños, donde se cambiaron varias decenas de calles cuando  gobernaba el tripartito de izquierdas, que desde el PP se impugnó,  cuestión que los tribunales avalaron, y finalmente se propuso otra  nomenclatura. Si bien es cierto que en el caso de la capital hasta 2017  aún había plazas dedicadas a la División Azul, Comandante Franco y  similares, por eso es un caso tan solo 'similar'. El punto de  divergencia entre PSOE y Compromís, con un debate abierto, aunque la  Junta de Gobierno ya ha procedido a solicitar la descatalogación de esas  123 calles del inventario franquista. Algo en lo que coinciden con el  PP, que exige que se retira ya, al cargar contra el Ejecutivo por  catalogar estos nombres como franquistas y llamarles "guerracivilistas".  Un debate abierto ahora que llegará como mínimo al próximo pleno.

Noticias relacionadas

next
x