X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la firma cerró definitivamente el concurso de acreedores en marzo

Blackstone inyecta 4,7 millones en la dueña del Villaitana tras comprar la parcela del hotel 

12/12/2018 - 

ALICANTE. La empresa propietaria del complejo hotelero Villaitana de Benidorm, Xeresa Golf, ha completado la ampliación de capital que lanzó el pasado mes de agosto, tras superar el concurso de acreedores con el cumplimiento del convenio y adquirir en propiedad la parcela sobre la que estaba construido el resort, ocupada inicialmente en régimen de concesión. Así, según se refleja en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme) de Alicante este martes, la sociedad ha suscrito una ampliación de capital de 4,7 millones (el total de la ampliación), por lo que el resultante suscrito es de 9,2 millones, más del doble que antes de esta operación.

No es la primera ampliación de capital que acomete Xeresa Golf en su accidentada trayectoria. En los últimos años, la firma fundada en su momento por la familia de empresarios gandienses Cremades ha recurrido a 'operaciones acordeón' para enjugar deuda, añadir o expulsar accionistas (la firma nació con varios representantes de la jet set entre sus propietarios minoritarios) y, en la penúltima ocasión, para articular la entrada con el 80% del capital social de su actual accionista mayoritario, la empresa de gestión hotelera HI Partners

Esta nueva ampliación, no obstante, ha sido cubierta básicamente por sus actuales accionistas (la empresa hotelera poseía el 80% y los Cremades conservaban un 20%), según fuentes próximas. Los socios de Xeresa Golf, de hecho, tenían un derecho de suscripción preferente que, según dichas fuentes, han ejercido. HI Partners se hizo con la mayoría de la empresa en 2017, tal como contó este diario en exclusiva, al compensar el crédito que la firma de los Cremades mantenía con el Banco Sabadell, por entonces dueño de la plataforma de gestión hotelera (creada en su momento, precisamente, para gestionar los activos hoteleros que había tenido que asumir la entidad).

Hace justo un año, el banco vendió su división hotelera al fondo norteamericano Blackstone, que es en última instancia el propietario de los 17 hoteles que forman el portfolio de HI Parters, incluido el de Benidorm. Asimismo, como también ha contado este diario, el fondo ha encomendado a la división hotelera que lidera Alejandro Hernández-Puértolas la gestión del resto de hoteles que ha adquirido al prosperar su OPA a la socimi Hispania, un total de 46 establecimientos. De estos, dos están en la Comunitat: el hotel Selomar, también en Benidorm (vendido a Hispania por la familia Almodóbar), y el Acteón, en València.

Dueña de su parcela

Esta nueva ampliación de capital llega poco después de que Xeresa Golf se haya convertido en propietaria de la parcela sobre la que se levanta el Villaitana (dos hoteles de cuatro y cinco estrellas y otros tantos campos de golf) en el PEDUI de Terra Mítica. En la subasta de las parcelas convocada por el Consell, Xeresa Golf presentó la mejor oferta, aunque en realidad solo llegaron dos y la otra provenía de HI Partners. La ampliación de capital, de hecho, se ha llevado a cabo por un importe similar al que ofertó la dueña del hotel para hacerse con la propiedad del suelo que ocupaba: 4,8 millones de euros más impuestos.

Asimismo, la sociedad dueña del complejo hotelero que gestiona la cadena Meliá ha superado otro hito en el último ejercicio, la de cerrar definitivamente el concurso de acreedores al que se acogió en 2012, una vez que el juez ha dado por cumplido el convenio de acreedores aprobado en 2013. Este convenio contemplaba una quita del 33% del crédito y una espera de cinco años, así como el pago de parte de la deuda en especie. El crédito del Banco Sabadell contra Xeresa Golf suponía 85 de los 100 millones de euros con los que la sociedad fue a concurso de acreedores. Al compensarse con la entrada en el accionariado de HI Partners, y 'perdonar' los Cremades otro crédito de 6 millones, en realidad a la propietaria del Villaitana solo le quedaban por devolver unos 3,3 millones de euros en créditos ordinarios (y otros 2,2 con partes vinculadas).

Noticias relacionadas

next
x