Hoy es 15 de julio

pendiente de concesión de licencia desde 2019

Baraka ratifica su proyecto de hotel en el Ideal concertado con NH tras la 'retirada' del Consell

30/07/2022 - 

ALICANTE. El Grupo Baraka mantiene su hoja de ruta y ratifica su pretensión de ejecutar su proyecto de transformación del antiguo cine Ideal en un hotel boutique como propietario del edificio, después de que el Consell haya dado por descartada la posibilidad de ejecutar el derecho de retracto para recomprarlo, a la vista del dictamen emitido por la Junta de Valoración de Bienes Patrimoniales este viernes, en el que se concluye que resulta inviable igualar los cerca de 5 millones abonados por Baraka en enero de este año.

Representantes del holding fundado por el empresario Trinitario Casanova confirmaron a Alicante Plaza que su objetivo es pelear hasta conseguir que se resuelva la concesión de licencia solicitada hace ya más de dos años (la petición se registró en diciembre de 2019) para impulsar la reconversión del inmueble en un establecimiento de unas 60 habitaciones, en función de los parámetros preacordados con la Concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Alicante. 

Según las mismas fuentes, la propuesta se ajustaría a las condiciones de conservación que se les trasladó en ese momento. Y, además, incluiría la protección de elementos característicos del antiguo cine que pudiesen ser rescatados (tras evaluar su estado de conservación actual), dándoles encaje en el hotel. 

De hecho, incluso precisaron que sigue en vigor el acuerdo de arrendamiento alcanzado con la cadena NH para que se convierta en el futuro operador del establecimiento en el momento en el que pueda quedar finalizada la rehabilitación y acondicionamiento. Para su ejecución, Baraka ha anunciado hasta ahora un desembolso de más de 13 millones

No obstante, esa inversión podría quedar abocada a un nuevo cálculo en previsión de que puedan requerirse modificaciones para mantener la tipología del inmueble y su distribución interior, como planteó la Conselleria de Cultura tras girar una visita de inspección al edificio, en octubre de 2020.

En todo caso, todo queda supeditado a la respuesta que pueda conceder la Concejalía de Urbanismo a la petición de licencia registrada por Baraka, en cuanto se cuente con el informe de evaluación definitivo sobre el catálogo de protecciones -aprobado de forma inicial por el pleno del Ayuntamiento en septiembre de 2020- que tiene que evacuar la propia Generalitat.

En ese informe, debe detallarse las condiciones concretas de conservación que deben incluirse en la ficha específica del edificio del Ideal. Hasta ahora, la Conselleria de Cultura ya ha ratificado su primer requerimiento sobre el edificio en su informe sectorial sobre el catálogo de protecciones

Así, todo parece indicar que, a partir de la respuesta definitiva de la Generalitat a ese documento, se dará traslado de esas condiciones a Baraka y será el grupo empresarial el que deba discernir si está dispuesto a asumir tales requisitos. Sobre todo, si la adaptación del proyecto que pueda resultar necesaria, y los cambios que pueda suponer en las futuras prestaciones del hotel (como una hipotética reducción del número de habitaciones previstas), siguen siendo viables en términos de rentabilidad.

No obstante, en ese supuesto Baraka podría optar por emprender acciones legales a través de un contencioso para hacer valer la prevalencia de su petición de licencia respecto a esos nuevos requisitos acordados a posteriori. De hecho, el grupo empresarial ya ha anunciado la interposición de un recurso frente al bloqueo en la resolución de su petición de permiso del que no ha trascendido todavía su resolución.


En todo caso, al menos por el momento, queda descartada la hipótesis de que el Grupo Baraka pueda optar por la búsqueda de un nuevo comprador interesado en asumir la propiedad del edificio. Todo lo contrario, el grupo empresarial ha optado por consolidar y sanear su fachada para afianzarla y evitar el riesgo de caída de cascotes sobre la vía pública a la espera de que pueda resolverse su solicitud de licencia.

Lo cierto es que, a lo largo de la última década, se ha registrado el interés de varios inversores. Sin embargo, ninguno de esos acercamientos con la antigua familia propietaria ha llegado a fraguar hasta la llegada de Baraka. Es más, una posible operación previa con un fondo de origen francés quedó frustrada precisamente por las dudas sobre los usos permitidos y las condiciones de concesión de licencia.

Noticias relacionadas

next
x