costará un millón de euros y obras de diez meses

Así será Germanías en Elche: más zona verde, sin cruz, refugio visitable y con un nuevo monumento 

18/03/2022 - 

ELCHE. El Paseo de Germanías lucirá de una forma bastante diferente el próximo 2023, año en el que si no hay ningún contratiempo o sorpresa, estará finalizada tanto su reurbanización como la musealización del refugio de la Guerra Civil que hay bajo el subsuelo, el que mejor se conserva según los informes técnicos municipales. El despacho ilicitano Rocamora Arquitectos, especializado en arquitectura de museos, se adjudicó el diseño de la propuesta global por un coste de 65.872,4 euros y ya se lo ha entregado al Ayuntamiento. En la Junta de Gobierno de este viernes se aprobará el proyecto básico para licitar el proyecto de ejecución, que costará un máximo de algo más de un millón de euros con los fondos europeos Edusi y un plazo de diez meses para las obras.

La actuación contempla reurbanizar los 5.500 metros cuadrados de la plaza, actualmente poco homogénea entre sí en varias de sus partes y "altamente deteriorada por el paso del tiempo y poco funcional", justificaba este jueves la edil de Urbanismo Ana Arabid. El paseo perderá viario a costa de ganar más zona de ajardinamiento y una ampliación de los juegos infantiles, rompiendo con la actual simetría y distribución de la plaza. Se procederá a una replantación de la vegetación así como a la plantación de palmeras y el nuevo trazado arquitectónico que subsane problemas de espacio actuales relacionados con el acceso al colegio Miguel de Unamuno, así como la renovación de los distintos pavimentos. 

Sobre el refugio antiaéreo, en uno de los dos accesos se construirá un Centro de Interpretación metálico y en forma de espiral en el que se resuma el contenido del refugio para aquellas personas que no puedan acceder —al no poder instalarse ascensores, no será accesible—, así como el inicio de la visita, tanto para particulares y ciudadanía como para las futuras actividades didácticas o rutas guiadas. En el interior, en los más de 235 metros lineales del refugio, se dispondrán paneles y soportes gráficos que contextualicen los refugios, la Guerra Civil en la ciudad y su enmarcación en los Derechos Humanos, cuestión que se lleva trabajando tiempo con Amnistía Internacional. Eso sí, solo tendrán paneles una parte del recorrido del futuro museo, que será el primer búnker (el nº4) de la ciudad abierto al público. 

Asimismo, fuera de la propia propuesta, el equipo de gobierno quiere instalar una escultura acorde con la resignificación y temática del paseo, "y que encaje con el nuevo aire moderno y vanguardista que se le va a dar al entorno, aportando así un mayor valor artístico y cultural", explica Arabid. En ese sentido, ya se ha contactado con diversos artistas ilicitanos para sondear posibles opciones de esa escultura. La misma estará en una parte céntrica del paseo. Una cuestión ajena ya a la iniciativa de Rocamora, que en el pasado también se encargó de montar la exposición el 'Refugi de la Memòria' en la Orden Tercera en 2019.

Retirada y desmontaje de la cruz

Una escultura que se planteó hace tiempo para colocar en lugar del asunto más polémico y que más asperezas ha levantado, el de la retirada de la cruz del paseo como adelantó este diario. El bipartito seguirá adelante y la quitará del espacio, bajo el argumento de que no tenía sentido en un entorno renovado y en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, ya que aunque la placa de la misma se retiró en los años 90, tiene su origen en el franquismo. La decisión supuso la creación de una plataforma contra la decisión, la plataforma Defiende la Cruz e incluso una concentración  de unas 300 personas promovida por la misma, y apoyada por PP y Vox, que ha puesto una demanda contra el Ejecutivo por la decisión, aunque no interferirá en el procedimiento administrativo. También se recogieron firmas. En cualquier caso, a priori su retirada, que no demolición, será una de las primeras actuaciones cuando empiece la intervención. De momento lo único seguro es que se va a desmontar, pero no se ha pensado en posibles destinos o qué hacer con ella. Otra plataforma de profesorado de Historia apoyó la retirada de la cruz del espacio público, acusando a PP y Vox de falsear la historia y propuso su traslado a un museo para explicar su contexto.

Deslice para ver las imágenes del proyecto:

Noticias relacionadas

next
x