X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

proceso de negociación sobre las cuentas pendiente del bipartito

Sin presupuesto: Alicante debate sobre "herederos de ETA", más comisiones y los coros rocieros

25/01/2020 - 

ALICANTE. Primero fue la negociación interna entre Partido Popular (PP) y Ciudadanos (Cs). Después, el ajuste forzado por la reclamación de las transferencias estatales, que obligaron a reajustar las partidas ya concertadas, por valor de 1,9 millones. Más tarde, el retraso en la tramitación de los presupuestos de los organismos autónomos, demorados ante la coincidencia con las fiestas navideñas. Y, por último, la celebración de Fitur. Lo cierto es que el Ayuntamiento de Alicante encarrila el primer pleno ordinario del año, el próximo jueves día 30, sin tener todavía un nuevo presupuesto para el ejercicio de 2020: el que el propio alcalde llegó a comprometer para antes de que finalizase 2019 con el objetivo de no perder plazos de ejecución de esas partidas. 

En realidad, no es una situación que afecte únicamente al ayuntamiento de la capital: existen otras grandes poblaciones de la provincia, como Orihuela o Torrevieja, que tampoco han superado ese trámite. Sin embargo, sí cuentan con planificación económica actualizada los ayuntamientos de Elche, Benidorm, Alcoy o San Vicente, por ejemplo. También se han aprobado ya en la ciudad de València y, en Castellón, al menos sí se ha iniciado ya el proceso de negociación.

En principio, todo parece indicar que el bipartito de Alicante compuesto por PP y Cs podría aprobar su proyecto presupuestario en la próxima Junta de Gobierno, este martes. A partir de ahí, se abrirían las negociaciones con los grupos políticos de la oposición (PSPV-PSOE, Unides Podem EU, Compromís y Vox) en busca de su apoyo. Como viene informando Alicante Plaza, PP y Cs (con 14 concejales en una corporación de 29 ediles) necesitan del apoyo o la abstención de un concejal más para que su propuesta prospere. Y hasta ahora ningún grupo opositor ha dado muestras de que vaya a favorecer que eso suceda. Entre otros motivos, porque aseguran que todavía no se les ha facilitado ni tan solo un borrador.

No obstante, lo cierto es que en las filas de PP y Cs no parece que cunda el nerviosismo ni la preocupación. Es más, entre los propios partidos opositores ya se especula con la hipótesis de que el bipartito ya ha concertado algún apoyo externo entre las filas de otra formación para garantizarse la aprobación de las cuentas. En el caso de que no se diese ese escenario, siempre se podría mantener la prórroga del presupuesto de 2019 (el que ahora está en vigor) o vincular la nueva propuesta a una cuestión de confianza (si no se presentase una moción de censura en el plazo de un mes, el nuevo presupuesto quedaría aprobado de manera automática).

La oposición insiste en que todavía no conoce la propuesta de planificación económica del bipartito, ya que no se les ha facilitado ni tan solo un borrador

La cuestión es que, en ese impasse, el debate político que se prevé desarrollar en el pleno de enero volverá a girar en torno a cuestiones con escasa relación con Alicante. Salvo que alguien lo evite (mediante renuncia o rechazo de las propuestas registradas), los seis partidos presentes en la corporación tendrán que votar sobre una propuesta de declaración institucional presentada por PP y Cs para respaldar "a los órganos constitucionales" e instar al presidente del Gobierno a explicar "la verdadera naturaleza de sus pactos con populistas, independentistas y herederos de ETA". También insta a romper esos pactos "por ser contrarios a la constitución, la ley y el interés general de España y los españoles". Además, Cs redunda en esa idea con otra propuesta en la que insta al Gobierno central a "no realizar concesiones a los grupos separatistas".  

Las dos fuerzas aliadas al frente de la gestión municipal también han registrado otra declaración institucional para "garantizar el derecho de los padres a elegir la lengua vehicular en la educación de sus hijos". A esa propuesta, se suma otra iniciativa presentada por Vox, en la que se pide la derogación de la Llei d'Ús i Ensenyament del Valencià o, subisdiariamente, "la exclusión del municipio de Alicante como término de predominio lingüístico valenciano".

Vox plantea otras dos cuestiones que sí tienen una clara vinculación con Alicante: ha registrado un ruego para que se amplíe la posibilidad de instalar puestos de venta en torno al Caserío con motivo de la celebración de la Santa Faz y otro para que se incluya el certamen de coros rocieros de Villafranqueza en el catálogo de actividades municipales de Navidad. Además, también presenta otra declaración institucional en defensa al trasvase del Tajo-Segura en la que también reclama la finalización de las obras del trasvase Júcar-Vinalopó. Por último, también plantea una declaración institucional para pedir que se desarrollen campañas informativas "sobre los riesgos físicos y psicológicos del aborto para la mujer".

En el eje de la izquierda, también se apuesta por otra cuestión que excede a las competencias del ayuntamiento. El grupo municipal de Unides Podem EU (entre otras iniciativas sí relacionadas con Alicante, como la petición de un plan de inversiones para las partidas) promueve una declaración institucional "contra la instauración de la censura educativa" y de apoyo a la "formación afectivo-sexual", a modo de debate paralelo al llamado pin parental que promueve Vox en varios parlamentos autonómicos. 

Además, el PSPV-PSOE vuelve a plantear la constitución de comisiones no específicas del pleno para vigilar el cumplimiento de los acuerdos plenarios, para tratar sobre la situación y necesidades de la Isla de Tabarca, y otra más para la conservación de los Bienes de Interés Cultural (BIC) de la ciudad. Igualmente, PSPV-PSOE, Unides Podem EU y Compromís promueven la constitución de otra comisión para modificar el Reglamento Orgánico del Pleno (ROP).

Los socialistas también presentan una declaración institucional para instar a la Diputación a sumarse al Fondo de Cooperación Municipal de la Generalitat y solicitan la comparecencia del edil de Recursos Humanos, José Ramón González, para que explique el estado del cumplimiento de los compromisos firmados con los trabajadores del Ayuntamiento, a través de la Junta de Personal y del comité de empresa. Y Compromís también cuestiona sobre los avances en esos acuerdos. 

Además, la coalición valencianista presenta una propuesta para mejorar el funcionamiento de las bibliotecas municipales. Y Unides Podem EU, plantea un plan de inversiones en las partidas rurales, entre las principales propuestas.

¿Qué propuestas de acuerdo lleva a pleno el equipo de Gobierno? Por el momento, no se ha dado a conocer ninguna. De hecho, lo cierto es que no se ha convocado ninguna de las comisiones de pleno que se celebran con carácter previo precisamente para votar las iniciativas relacionadas con la gestión municipal que deben dictaminarse por el conjunto de la corporación.

next
x