Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

psoE, unides podem y compromís exigen el cese de la edil de acción social, julia llopis

La izquierda de Alicante redobla sus críticas a la gestión de la emergencia social en la Zona Norte

21/05/2020 - 

ALICANTE. El grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Alicante redobla sus críticas frente a la gestión de la edil de Acción Social, la popular Julia Llopis, con motivo de la respuesta municipal frente a la crisis social generada por la pandemia del coronavirus. Su portavoz municipal, Paco Sanguino, ha manifestado, a través de un comunicado, que el alcalde, Luis Barcala, "ha desaprovechado una gran oportunidad para demostrar que sabe gestionar una crisis social y económica como la que sufre la ciudad por la pandemia. Como alcalde, tiene todas las herramientas a su alcance para asistir a miles de familias y luchar contra las colas del hambre que se ven todos los días, sobre todo en la Zona Norte, pero está más empeñando en hacer oposición al Gobierno central y al Consell que en solucionar los problemas de la ciudadanía".

Sanguino ha reaccionado, así, a las valoraciones ofrecidas por Llopis, en las que, según el PSPV-PSOE, "restaba importancia a la dramática situación que vive la Zona Norte de Alicante". "La falta de planificación, de coordinación con los agentes sociales, asociaciones de vecinos, Bancos de Alimentos... es de tal calibre, que lo único que se está consiguiendo es pan para hoy y hambre para mañana. La concejal Llopis ha sido incapaz de aunar esfuerzos y generar sinergias con el movimiento vecinal de la ciudad, para poder impulsar una red de atención social más sólida, más participativa, más inclusiva y evitar así duplicidades. Por esa incapacidad palmaria pedimos el cese de la edil", ha indicado Sanguino.

El portavoz ha asegurado que "la deficiente gestión de la edil Llopis en Acción Social la trata de envolver con una serie de cifras y números para hacer creer a la opinión pública que se está gestionando con rigor. No hay un plan, no hay planificación, solo improvisación. ¿Dónde están los 6,5 millones que afirma la señora Llopis que se han destinado a combatir esta crisis humanitaria?", ha insistido.

Sanguino ha afirmado que "se está pasando hambre en Alicante mientras la concejal asegura que el 95% de la población de la Zona Norte está siendo atendida. Una gran parte de familias subsisten estos días gracias a la caridad, a lo que les proporcionan sus vecinos". A su juicio, "resulta paradójico el desprecio de la concejala al movimiento vecinal cuando han sido un factor clave para garantizar la alimentación de un amplio sector de la población y prevenir conflictos sociales derivados de la deficiente gestión política por parte de la edil Llopis".

Para Sanguino, "el PP no cree en las instituciones, las utiliza. No podemos creer que Julia Llopis ignore que el Síndic de Greuges y sus adjuntos no pueden militar en ningún partido político y por tanto cuestionar la independencia de la institución. Atacar la institución que vela por los derechos de la ciudadanía, en este caso de la ciudadanía más vulnerable, para defender la mala gestión que ha llevado acabo la Concejalía que ella dirige, significa no creer en las instituciones, no respetarlas y utilizarlas con intereses partidistas como ha demostrado el PP en el Ayuntamiento de Alicante. En lugar de dedicarse a gestionar la crisis social y económica derivada del covid-19, se dedica a atacar al Gobierno de España y al Consell sin resolver los gravísimos problemas de la ciudad, porque cualquier problema de un solo barrio es un problema de Alicante".

Según el PSPV-PSOE, gracias a las acciones de dispensación de alimentos de estas organizaciones, así como al trabajo realizado por la Obra Social Santa Luisa de Marillac, Cruz Roja, Cáritas, Despensa Solidaria y las ayudas económicas arbitradas por el Consell que dirige Ximo Puig, la ciudad de Alicante ha podido afrontar esta primera etapa de urgencia en la emergencia social del coronavirus.

Por último, el PSOE, a través de su concejal Lola Vílchez, propone que se vuelva a llamar a las familias atendidas durante marzo y abril y se les ofrezcan las ayudas que el gobierno socialista de Ximo Puig ha puesto a disposición de los vecinos de Alicante a través de los Ayuntamientos, las Prestaciones Económicas Individualizadas de Emergencia Social por la covid-19.

El bipartito responde que las críticas son una campaña de PSOE, Unides Podem y Compromís contra Llopis cuando "ha demostrado su capacidad para afrontar la crisis" y emplaza a la izquierda a reclamar fondos a Gobierno y Consell

Las críticas del grupo socialista llegan después de la última polémica generada en torno a la reunión telemática organizada por Llopis para informar a los grupos de la oposición sobre la labor desarrollada desde la Oficina Municipal de Emergencia Social (OMES), en la que no participó ningún miembro del grupo municipal socialista, después de que su representante, Vílchez, diese positivo en una prueba de diagnóstico por coronavirus. El grupo socialista se disculpó, después, por esa inasistencia.

El equipo de Gobierno, el bipartito compuesto por PP y Cs, ha respondido al comunicado remitido por el PSPV-PSOE para señalar que la actuación de la edil de Acción Social y del conjunto de regidores con responsabilidades de gobierno "se va a seguir centrando en trabajar para solucionar los problemas de los ciudadanos". Además, portavoces del bipartito han sostenido que "existe una campaña de acoso" contra la edil de Acción Social "organizada desde la izquierda" sobre una persona "que ha demostrado que está respondiendo a la peor crisis social de la historia". 

En esta línea, han señalado que "si alguien tiene que dimitir son los nueve concejales del grupo socialista que fueron incapaces de acudir a una reunión informativa sobre las ayudas que se estaban facilitando en el conjunto de barrios de la ciudad, después de haberla solicitado". Por último, las mismas fuentes han emplazado al PSPV-PSOE y al conjunto de formaciones progresistas a trabajar para reclamar la llegada de mayor financiación del Consell y del Gobierno central para afrontar la emergencia social en la ciudad.

Unides Podem se suma a las críticas y también reclama la dimisión de Llopis

El grupo municipal de Unidas Podemos también ha pedido este jueves la dimisión de la edil del Partido Popular responsable de Acción Social, Julia Llopis. Para la coalición, Llopis ha demostrado de manera reiterada “que no está capacitada para liderar los servicios sociales y que no tiene interés ninguno en combatir la emergencia social que está afectando gravemente a miles de personas en la ciudad de Alicante". La concejala ya afirmó en el pasado pleno que "de momento, no hay ningún muerto de hambre". Ahora, según la confluencia, apenas unas semanas más tarde, "ha protagonizado una nueva salida de tono faltando al respeto a las entidades sociales al asegurar (refiriéndose a estas en una entrevista) que el que más ladra no es el que más razón tiene".

El portavoz de Unidas Podemos, Xavier López, ha recordado que estas afirmaciones, "ya muy graves de por sí",  se han producido además "en un momento en el que miles de alicantinas y alicantinos viven una situación de vulnerabilidad extrema". Una emergencia social y habitacional "a la que la concejalía dirigida por Llopis ha dado la espalda cuando más necesaria era su labor, habilitando números de teléfono con los que es imposible contactar, rechazando la colaboración ofrecida por la oposición, gestionando de manera opaca la OMES e incluso dejando que sean las entidades sociales y las asociaciones vecinales quienes hagan frente a la escasez alimentaria".

López considera que Llopis "ha agotado la enésima oportunidad de demostrar que está verdaderamente interesada en cumplir con su cometido y hacer frente a la desigualdad que se ha acrecentado en los últimos meses” y que, además, lo ha hecho “de la peor manera posible: faltando al respeto a las personas vulnerables y a las entidades sociales que están asumiendo las responsabilidades que ella misma ha dejado de lado". Motivos más que suficientes, a juicio del portavoz de la coalición, para que Llopis presente su dimisión de manera inmediata y permita "que Alicante pase la página de su gestión y se pueda empezar a dirigir el área de Acción Social de manera coordinada con las entidades sociales y las asociaciones vecinales". Además, López ha incidido en que "si la concejala del PP no tiene la honradez de asumir sus responsabilidades, debe ser el alcalde Barcala quien la releve de su cargo por respeto a todas las alicantinas y los alicantinos".

Compromís también exige el cese de Llopis

Por último, Compromís per Alacant también ha exigido al alcalde "que cese de sus funciones de manera inmediata a la concejala de Acción Social, Julia Llopis, después de las insultantes declaraciones que efectuó este miércoles en una entrevista de radio", según ha apuntado a través de un comunicado. La coalición explica que "la señora Llopis volvió a descargar su resentimiento y hooliganismo ultra donde volvió a atacar a entidades sociales y vecinales alicantinas, y volvió a criminalizar a las personas más vulnerables, tachándolas poco menos que de caraduras que actúan con picaresca para acumular ayudas y alimentos. Por todo ello, la señora Llopis debe ser cesada de forma inmediata, por su desastrosa gestión social y solo aportar crispación y hooliganismo ultra en la complicada situación social que vive la ciudad".

Según ha destacado Rafa Mas, concejal de la formación progresista "es muy triste e indignante que la respuesta de la Sra. Llopis a personas y entidades que se pasan el día recogiendo alimentos, cargándolos en sus coches, y entregándolos a las familias más vulnerables, sea desprecio y la negativa a la colaboración. Estas personas que puedes encontrar en barrios como Ciudad de Asís, el Cementerio, Juan XXIII o Carolinas Bajas, por citar algunos de los barrios azotados por la vulnerabilidad, se merecen más, mucho más de nosotros. Y como mínimo colaboración y respeto, algo que para nada parece dispuesta a ofrecer la Sra. Llopis".

Desde la formación han instado directamente al alcalde y a la vicealcaldesa de Alicante a tomar medidas de forma inmediata porque, tal y como ha expresado Rafa Mas, "no podemos afrontar esta Emergencia Social con el liderazgo de una persona con nula empatía social, que hace declaraciones que rezuman aporofobia y además, miente de forma descarada, no asume errores, no muestra la menor voluntad de rectificar y no tiene ni la voluntad, ni la capacidad, para coordinarse con el tejido asociativo de la ciudad, la oposición municipal y otras instituciones como la Generalitat Valenciana".

Para concluir, el portavoz municipal de Compromís, Natxo Bellido, ha invitado a "la concejala Llopis a que dimita, o que la cesen, y que ingrese en algún partido de la extrema derecha donde seguro que se encuentra más cómoda y podrá expresar sin tapujos su ideología ultra y sus insultantes ideas sobre las personas vulnerables y las razones que les conducen a la vulnerabilidad. Pero no le pueden permitir seguir por más tiempo, ni el señor Barcala ni la señora Sánchez, seguir menospreciando impunemente a buena parte del tejido social y vecinal de la ciudad, y expresar su especial manía por los barrios de la Zona Norte. El señor Barcala debe pedir perdón por las palabras de la señora Llopis y cesarla de forma inmediata".

Noticias relacionadas

next
x