X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

entrevista con el secretario de organización de ciudadanos

Emilio Argüeso (Cs): "El modelo de pacto de Andalucía no es exportable a toda España"

13/01/2019 - 

ALICANTE. Emilio Argüeso Torres (Alicante, 1969) es el aparato de Ciudadanos, aunque haya decisiones que dependan de otras áreas (y las tiene que aceptar sin rechistar). Es el secretario de Organización de Ciudadanos en la Comunitat Valenciana y el hombre sobre el que en los últimos años ha pivotado casi todas las decisiones domésticas de la formación naranja. Ahora, cuando el aire sopla más a favor que nunca, Argüeso exhibe los datos de implantación en buena parte del territorio, incluso, en algunas comarcas que parecían inalcanzables para la formación de Albert Rivera. En la actualidad, Ciudadanos cuenta con 3.909 afiliados en la Comunitat y 11.996 simpatizantes. Por provincias, en Valencia hay 2.072 afiliados y 6.458 simpatizantes; en Alicante, 1.447 afiliados y 4.046 simpatizantes, y en Castellón, 390 militantes y 1.392 simpatizantes. Se vanagloria de que el partido llega al 90% de los votantes, a más de 200 municipios y en todas las cabeceras de comarca.

-Como otras ocasiones, las encuestas le auguraban buenos resultados a Ciudadanos. ¿Cómo lo afronta la organización? ¿Se ve tocando poder?

-El objetivo es tener representación en el mayor número de municipios, es por ello que estamos trabajando desde organización y acción institucional para tener a los mejores candidatos.

-Pero ¿es una opción de gobierno, a diferencia de otras convocatorias electorales?

-A diferencia de 2015, es que antes sólo nos podían votar en todos los municipios a las candidaturas autonómicas, y en muy pocos sitios, a los candidatos locales. Esta vez va a ser diferente: el 90% de los ciudadanos podrán votar una candidatura local de Cs en todo el territorio de la Comunitat Valenciana.

-Veo que no se moja sobre las expectativas electorales. ¿Es más fácil gobernar en las ciudades grandes?

-Los estudios internos que tenemos nos dicen que nuestro voto es más urbano que rural. Pero hay una nueva tendencia que nos está sorprendiendo. Vemos que en municipios pequeños también estamos alcanzando nuestra cuota. Le pongo un ejemplo: en Agres (l'Alcoià-El Comtat) tenemos el 10% de la población afiliada.

"Es sorprendente ver cómo en los municipios en los que no tenemos estructura sacamos porcentajes muy interesantes, como el 18 o el 19% de los votos"

-¿A qué atribuye el auge de Ciudadanos?

-Ya no es como antiguamente, cuando los partidos tradicionales se centraban mucho en los municipios pequeños. En 2015 cometimos la torpeza de no alcanzar municipios deseables en la Comunitat Valenciana y concurrir sólo en las poblaciones grandes, y ahora vemos que en los pequeños es donde mejores expectativas podemos tener. Si comparas los resultados de las elecciones autonómicas, es sorprendente ver cómo en los municipios en los que no tenemos estructura sacamos porcentajes muy interesantes, como el 18 o el 19% de los votos.

-También será porque la oferta del centro-derecha está cambiando...

-Sí, claro. El mensaje de Ciudadanos llega a todas las partes de España, incluidos a los municipios pequeños. La gente cada vez lee más, se informa más, se han democratizado los medios de comunicación, tiene acceso a todo...y nuestro mensaje es atractivo, y da igual que vivas en un municipio grande o pequeño. Han caído barreras como la horquilla de edad: lo habitual es que nuestro votante fuera una persona entre 35 y los 55 años. Ahora nos podemos sorprender de que hay gente de más de 65 años que se está afiliando al partido. El repunte de afiliados en ese tramo de edad ha sido exponencial.

-Entonces, ¿asume que esta vez hay más opciones para gobernar en más ayuntamientos?

-Hay opciones reales. Lo que pasa es que con este espectro nuevo que tenemos, con tanto partido, es muy difícil que haya mayorías absolutas, casi imposible. Es más fácil tener mayorías en municipios más pequeños, donde se eligen 5, 7 ó 9 concejales, que en las grandes ciudades.

-No me va a hablar de candidatos pero es obvio que hay algunos definidos, o casi definidos, como Fernando Giner en València, o Toni Cantó en la Generalitat. ¿Se busca algún perfil concreto?

-Paso por paso. Hay dos tipos de candidatos: los que eligen por primarias y los que no. Los que eligen por primarias serán los afiliados los que tomen la decisión. Es decir, en València ciudad y los tres cabezas de las candidaturas autonómicas de cada una de las provincias. En esos casos, la voz corresponde a los afiliados. El resto de candidatos es la segunda parte: estamos esperando que haya instrucciones desde el comité ejecutivo de Ciudadanos para que nos digan cómo se va a hacer el proceso de selección de candidatos y la confección de las candidaturas. En el momento que tengamos ese documento, empezaremos a trabajar. A fecha de hoy, nos dedicamos al tema de implantación del partido, que no es poco.

-En cuanto a alianzas postelectorales, ¿va a marcar lo que ha pasado en Andalucía?

-Lo ha dicho nuestro secretario general: no es exportable el modelo de Andalucía al resto de España. Supongo que se creará un comité de pactos, como ya pasó al inicio del mandato anterior, y será el que decida en cada municipio y en cada comunidad autónoma qué es lo que se va a hacer. No es lo mismo cada sitio. Habrá municipios en la Comunitat Valenciana que sean de un color, o que sean nuestros. Nuestra idea es que partamos del centro y todo lo que se aproxima a nosotros es lo que interesa. Insisto, no va a ver un modelo estándar de pactos, va a ser diferenciado según qué municipios o autonomías.

-A usted personalmente, ¿le genera problemas de conciencia pactar con Vox? ¿Se sentaría con un gobierno con Vox?

-Me siento a gusto con las formaciones políticas que están dentro del ordenamiento constitucional; todos tenemos que converger en la Constitución, y, sobre todo, con la gente que está próxima a nosotros, que está próxima al centro.

"No va a ver un modelo estándar de pactos, va a ser diferenciado según qué municipios o autonomías"

-¿Intentar derogar la Ley de Violencia de Género es acabar con el consenso constitucional?

-Es otra de las líneas rojas que ha marcado nuestro secretario general, quien ha manifestado hasta la saciedad que es intocable. La sociedad española ha avanzado mucho, se han logrado muchos éxitos para intentar que la equiparación sea real en lo que a igualdad se refiere, pero no son suficientes. Las instituciones han de trabajar para dotar al ordenamiento jurídico de todas aquellas medidas que favorezcan una lucha más eficaz. Cada vez que una mujer es víctima, es un fracaso del sistema y es por ello que se hace necesario que ese consenso sea sagrado.

-¿Y le chirría acabar con las autonomías, como quiere Vox?

-Nos encontramos dentro de un marco jurídico, que es el que tenemos hoy en día y el que nos dieron nuestros constituyentes y debemos estar sometidos a él. Tenemos que estar vigilantes para que se cumpla el Estado de las Autonomías, por lo que entendemos que no debe haber cambios ni ir hacia otras situaciones extremistas como lo que está ocurriendo en Cataluña.

-¿Tampoco descarta pactos con el PSOE?

-No descartamos pactos con nadie. Lo que decimos es que van a ser diferenciados en cada municipio o autonomía. Según los antecedentes de cada una de ellas, los acuerdos serán singulares y específicos. Pero para llegar a eso, todavía queda. Eso es política ficción porque no sabemos los números que hay. Intentaremos que pacten con nosotros.

-Y, ¿con Compromís?

-Tendrían que apearse mucho del nacionalismo y del populismo. A fecha de hoy es impensable.

-Imagínese que Ciudadanos es opción de gobierno. ¿Qué corregiría del Gobierno del Botànic?

-Menos populismo. Se creen que todo es patrimonio de ellos. La nueva Ley de LGTBI aprobada en las Cortes Valencianas es un ejemplo. Pretenden gobernar solo para los suyos.

-Recientemente se ha aprobado el nuevo Estatuto de la Comunitat Valenciana. Ciudadanos se abstuvo, aunque ese nuevo texto reconoce las necesidades de financiación que tiene la autonomía... ¿no cree que le puede pasar factura?

-Bueno, creo que nuestros portavoces han sido muy claros: nos abstuvimos porque creemos que es un engaño a los ciudadanos.

-Pero ¿son conscientes de las necesidades de financiación?

-Conscientes somos, pero hay que hacerlo de forma ordenada y en el marco del ordenamiento jurídico. Ahora mismo, hay un presidente del Gobierno que es del PSOE, que es parte del Botànic y lo deberían aprovechar para que llegue más financiación. La gente, bien explicado, lo entiende todo. Ahora, las cosas han cambiado mucho y todos tenemos acceso a la información.

-Le comento algunas cuestiones controvertidas para que me dé su opinión o la de Ciudadanos. ¿Qué haría con la Ley de Plurilingüismo, a la que Cs se opuso?

-Derogaremos la Ley al llegar al Gobierno de la Generalitat. Se trata de una ley impuesta que ha provocado la oposición de la gran parte de los actores que operan. No se ha respetado el derecho de los padres, profesores y alumnos.

-Y ¿con À Punt? ¿Qué haría?

-À Punt se ha salido de madre. Lo que al principio iba a ser una televisión con una limitación presupuestaria se pretende convertir en una nueva TV3.

-Pero el problema es ¿presupuestario o de contenido?

-Ambas cosas. A veces parece la Tele (Manolo) Mata -en referencia al portavoz del PSPV-, Tele Morera o Tele Oltra. Es propaganda pura y dura. No hay diferencias con TV3.

-Y de las infraestructuras, ¿cuáles son las prioridades de Cs?

-Estamos hablando mucho de los trenes de Extremadura, pero en la Comunitat la situación casi igual. Todavía no se encuentra operativo el AVE entre Alicante y València; estamos esperando la renovación de los trenes de Cercanías, que son un desastre, pues tardan 40 minutos entre Elche y Alicante; aún funcionan con gasoil y las vías no están electrificadas. Le quitan calidad de vida a los ciudadanos que utilizan este medio de transporte para sus quehaceres diarios, como ir a la universidad o al trabajo. Hay mucho por hacer en este campo.

-La autopista AP7, ¿gratuita o de pago?

-Sobre este asunto, estamos esperando que el ministro Ábalos nos conteste sobre el coste que supondría la liberalización del peaje, tal y como vienen prometiendo y que además coincide como suele ser habitual en vísperas de un proceso electoral. Lo que si tenemos claro es que estamos a favor de que no se renueven las concesiones. Hemos propuesto mientras llega el fin de la concesión arbitrar una serie de bonificaciones en determinadas circunstancias como puede ser la siniestralidad y/o la congestión. Es necesario tener en cuenta los informes de los técnicos.

Noticias relacionadas

next
x