X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

contrata de vigilancia de las instalaciones deportivas

El funcionario 'molón' de Crevillent le autorizaba pagos a su hijo sin comprobar si el servicio se cumplía

12/12/2018 - 

CREVILLENT. Además del entramado familiar en las adjudicaciones por el servicio de conserjes y mantenimiento de las instalaciones deportivas de Crevillent entre el coordinador de Deportes, Francisco Manuel Serna González y su hijo, Cayetano Serna Villaescusa, han existido otras muchas irregularidades en los pagos de estas concesiones. Así lo desvela la Fiscalía Anticorrupción en las conclusiones del informe remitido al juzgado número cuatro de Elche, que es quien mantiene na causa judiciales abierta y que pide la comparecencia del alcalde y vicepresidente tercero de la Diputación de Alicante, César Augusto Asencio, del PP; el actual concejal de Deportes, Manuel Moya, dos ex regidores, de Deportes y Contratación, y varios técnicos municipales. A todos ellos se les podría citar a declarar en calidad de investigados por los supuestos delitos de prevaricación administrativa, fraude, malversación de caudales públicos, tráfico de influencias y/o negociaciones prohibidas a los funcionarios públicos.

Como viene contando Alicante Plaza, en el centro de la supuesta trama está Francisco Manuel Serna y su hijo, Cayetano Serna, que opera con la empresa Tot Esport Crevi SL, que es la adjudicataria del servicio de conserjes y mantenimiento de las instalaciones deportivas. Gestiona el servicio desde el 31 de diciembre de 2004 hasta la actualidad y que se renovó en 2013, después de estar dos años funcionando de forma precaria, con procedimientos negociados y contratos menores de servicios.

Lo curioso del caso es que el padre, coordinador de Deportes del Ayuntamiento de Crevillent, era la persona que certificaba que los servicios se cumplieran y, por tanto, que la empresa del hijo pudiera cobrar. Sin embargo, la Guardia Civil relata en su informe que se adjunta al dictamen de la Fiscalía que "puede existir un fraude" en el pago de esas facturas. Sobre todo, las referidas a la vigilancia de la Ciudad Deportiva Juanfran Torres. En la denuncia inicial realizada por Compromís se desvela que la empresa de Cayetano Serna estaba facturando 320 euros por el servicio de conserjes en esta instalación, que estaba cerrada".

Pues la conclusión a la que llegan los investigadores es que ese extremo se confirma y que es el padre y coordinador de Deportes quien suscribe las facturas y avala "la liquidación de haberes públicos en favor de la empresa" del hijo "sin cumplir los requisitos exigidos en el pliego de condiciones"; es decir, sin comprobar realmente si se cumplían los servicios y horarios. Según el informe, esa práctica se dio "desde 2013 hasta agosto de 2016". Francisco Manuel Serna González se jubiló en agosto de 2018. Entre septiembre de 2016 y octubre de 2017, las facturas fueron autorizadas por otros técnicos, pero sin adjuntar la relación de servicios prestados.

"Desde la primera factura hasta la correspondiente al mes de julio de 2016, casi todas las facturas son visadas por Francisco Serna González. Ninguna de las facturas acompañan de un explicación detallada de los servicios prestados; es decir, no se especifica ni las horas para cada instalación, ni los días ni los trabajadores que desempeñaron los servicios en la citadas instalaciones", afirma el informe judicial.

Por ello, a los investigadores les llama la atención que en las certificaciones de pago aparezcan las firmas del padre, como funcionario responsable, y del hijo como responsable de la empresa adjudicataria del servicio. Esta práctica se toleró desde noviembre de 2013 hasta agosto de 2016, insiste el informe.

No hay prescripción porque hay continuidad del delito

Una de las conclusiones a las que llega la Guardia Civil es que la empresa Tot Esport Crevi SL recibió todas las adjudicaciones de este servicio desde 2004, con la "intervención directa" del coordinador de Deportes; es decir, su padre. A juicio de los informadores, "concurren en estas adjudicaciones graves irregularidades que podrían ser constitutivas de delito y, dado que se han ido cometiendo desde el año 2004, concurriría en las mismas una continuidad delictiva que impediría la apreciación de la prescripción".

Además del servicio de conserjes y mantenimiento de instalaciones deportivas, la empresa Tot Esport Crevi SL también recibió, desde 2010, las adjudicaciones del servicio de monitores para actividades deportivas de gimnasio y piscina municipal por un importe de 103.448 euros y, desde 2014, el servicio de organización, coordinación y ejecución de juegos deportivos interescolares por valor de 25.308 euros. "Ambas adjudicaciones también dependían del ramo competencial asignado al coordinador de Deportes; es decir, su padre", advierten la Guardia Civil, autora del informe que avala las pesquisas de Anticorrupción.

Noticias relacionadas

next