Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

ALCALDE Y EXALCALDE ESTÁN SIENDO INVESTIGADOS

El Campello licita -después de doce años y de pasar por juzgado- el contrato de la depuradora

20/06/2020 - 

EL CAMPELLO. El Ayuntamiento de El Campello ha sacado a licitación el contrato de explotación de la planta de tratamiento de aguas residuales situada en la zona norte del municipio, entre las calles Orihuela y Polop. La licitación llega después de 12 años, desde que en 2007 el Consistorio encargara presuntamente "a dedo" el servicio de mantenimiento y reparación de la depuradora. Una acción que denunció el grupo municipal EUPV y por la que tanto el actual alcalde, Juanjo Berenguer (PP), como el de la anterior legislatura, Benjamín Soler (Compromís), están siendo investigados.

Ambos -alcalde y exalcalde- fueron llamados a declarar en octubre de 2019 en calidad de imputados y, aunque todavía no existe veredicto del juez, el supuesto fraccionamiento de contrato podría traducirse en la inhabilitación de los cargos políticos. Por otra parte, en diciembre declararon la Interventora, el Secretario y la jefa de Contratación como testigos -como ya informó Alicante Plaza-, quienes, a lo largo de esos años, avisaron a través de informes negativos sobre la falta de procedimiento legal e irregularidades. Quedan pendiente ahora las declaraciones de los concejales y la técnica de Infraestructuras, quienes todavía no han sido citados porque el juez se encuentra valorando si deberían hacerlo en calidad de testigos o de imputados, como solicitan EU y la Fiscalía.

El servicio prestado por una mercantil durante este tiempo ha implicado el pago supuestamente irregular de "cerca de 400.000 euros con reparos, abonando grandes cantidades de dinero, sin pliego de condiciones y con un contrato menor sin publicidad", explica Pardo, quien protesta sobre que "lo que debiera ser una obligación legal para cualquier municipio en el Ayuntamiento de El Campello se recibe como una buena noticia". Y es que el edil recuerda que "no solo han tenido que pasar 12 años y numerosos reparos de ilegalidad, sino que nos han obligado a adoptar una decisión drástica, como es denunciarla a los juzgados para que se adopten medidas".

La denuncia de EU sobre el presunto fraccionamiento de contrato de la depuradora también trae ligada una situación similar con el mantenimiento de la Fuente del Centenario que, en la actualidad, aún no ha sido resuelta. Sin embargo, el concejal de izquierdas comunica que "estos dos contratos no son los únicos que se mantienen de forma irregular; fueron seleccionados en la denuncia por su enorme duración (más de una década) y a modo de ejemplo de la gravísima situación que vive nuestro municipio en lo que respecta a la contratación pública".

Esta problemática se plasma también en los resultados que arroja el último informe del Síndic de Comptes, donde de 18 ayuntamientos con más de 20.000 habitantes, El Campello cuenta con casi el 40% de infracciones en materia, cifra que Pardo tilda de "alarmante". Han sido varias las iniciativas presentadas, en 2016 y 2017, por la formación de izquierdas exigiendo una auditoría de las cuentas municipales con la gestión del PP y que en el inicio de la actual legislatura volvieron a presentar al comprobar "grandes déficits que nos lastran las cuentas año a año", expone. Sin embargo, ninguna de estas propuestas contó con los votos suficientes para llevarla adelante.

Estado actual: licitación de la depuradora

El pasado 16 de junio el Ayuntamiento campellero abrió el plazo para la presentación de candidaturas para explotar la citada depuradora del edificio 'Cala Merced'. La normativa elaborada para la licitación establece que el servicio de mantenimiento y reparación tendrá una duración de dos años, prorrogable hasta dos años más siempre que se renueve el contrato de uno en uno y "sin que la duración total, incluida la prórroga, pueda exceder de cuatro años", sostiene el pliego de condiciones.

El contrato que se pretende establecer en la actualidad cuenta, sin embargo, con una observación en el informe del Secretario, quien advierte que "esta instalación quedará integrada y fuera de servicio en el momento que entre en funcionamiento el sistema de saneamiento de la zona norte, que desarrollará la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales de la Comunidad Valenciana". Una condición que ha sido la causa de que este contrato no haya llegado con anterioridad.

Y es que la Generalitat comenzó a construir en 2008 una depuradora para toda la zona norte, obras que, sin embargo, paraliza un año después por falta de fondos. Es en 2018 cuando el gobierno valenciano retoma el asunto debido a que la falta de alcantarillado provoca continuos episodios fecales en las calas de la zona norte. No obstante, se pretende que esas instalaciones a medio construir y el resto de depuradoras cercanas (entre las que se encuentra la citada planta 'Cala Merced') se conviertan en estaciones de bombeo para conectar la zona norte con la depuradora de Sant Joan (l'Alacantí Nord), lo que obligaría al Ayuntamiento a rescindir el contrato de la depuradora que actualmente se licita.

Noticias relacionadas

next
x