X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

proyecto sobre el edificio del antiguo cine supeditado a la concesión de licencia 

Baraka planea invertir 13 millones para convertir el Ideal en hotel y augura su apertura para 2022

3/11/2019 - 

ALICANTE. El proyecto que Baraka pretende ejecutar para transformar el edificio del antiguo Cine Ideal en un hotel de cuatro estrellas contempla una inversión próxima a 13 millones de euros, según fuentes del grupo empresarial consultadas por Alicante Plaza. La cifra, según las mismas fuentes, se referiría solo al desembolso previsto para los trabajos de "construcción", según las mismas fuentes, a lo que se debería añadir el precio de adquisición concertado con la familia propietaria del inmueble a través de un contrato de opción de compra. Dicho acuerdo se habría cerrado por alrededor de 6 millones más, de los que Baraka solo habría anticipado un porcentaje del total a modo de fianza. En todo caso, el acuerdo de compra no se completará si, finalmente, el proyecto de hotel que se pretende no fuese compatible con la regulación urbanística municipal.

Baraka aspira a convertir el Ideal en un establecimiento hotelero de "más de 60 habitaciones provisto de restaurante, gimnasio y lounge-bar". Y prevé que las obras puedan desarrollarse en un plazo aproximado de un año y medio, de modo que la apertura pueda producirse en 2022: un año después de la fecha anunciada inicialmente por la cadena NH, al confirmar el acuerdo de arrendamiento a 20 años alcanzado con Baraka para convertirse en el futuro operador del hotel, bajo su enseña NH Collection.

Baraka no ha presentado todavía un proyecto definitivo con el que pretenda obtener licencia municipal de obra. Por el momento, sí ha solicitado la expedición de un certificado de compatibilidad urbanística para que se evaluase si la conversión del edificio en hotel tiene encaje en el planeamiento.

Como ha contado este diario, los técnicos de la Concejalía de Urbanismo han resuelto ya que el uso hotelero que se pretende dar al edificio sí está contemplado en el Plan Especial del Centro Tradicional, por lo que no existe impedimento para que pueda ejecutarse esa transformación, siempre que se ajuste a ciertas condiciones de protección previstas en el propio Plan Especial: fundamentalmente, la conservación de la fachada y el respeto a su volumetría, de modo que el edificio no podría ganar alturas.

A priori, el proyecto sí contemplaría la conservación de la fachada al plantear la construcción de un edificio retranqueado entre los muros del propio cine, para conformar un pasillo interior en el que pudiese penetrar la luz natural a través de una cubierta acristalada. Además, se pretende reconvertir las dos plantas con techos altos de las que dispone ahora el edificio en su espacio central, de modo que se conviertan en entre tres y cuatro plantas con techos más bajos. Ese sería el aspecto que podría generar más dudas a la hora de concretar la viabilidad del proyecto, ya que, según las fuentes consultadas, sería una condición no contemplada en las ordenanzas gráficas del Plan Especial del Centro. 

En el supuesto de que el proyecto no resultase viable en esos términos, Baraka siempre podría modificarlo para adaptarlo al planeamiento, en el caso de que el reajuste todavía le resultase rentable y siguiese estando interesado en el desarrollo del hotel. 

Por lo pronto, el pleno del Ayuntamiento de Alicante aprobó este jueves sendos acuerdos relacionados con el icónico edificio de la avenida de la Constitución. Primero, aprobó una iniciativa presentada por Unides Podem EU para promover la declaración del inmueble como Bien de Relevancia Local (BRL), lo que procuraría su conservación integral. Hasta ahora, el edificio cuenta con un grado de protección parcial.

La segunda propuesta, a iniciativa de PSPV-PSOE, emplaza al Ayuntamiento a presentar una oferta de compra por el edificio con el fin de rehabilitarlo para darle un uso público de carácter cultural. Eso sí, tanto el edil de Urbanismo, Adrián Santos Pérez (Cs), como el alcalde, Luis Barcala (PP), recalcaron que la negociación sobre esa posible compra está condicionada al precio de tasación establecido por los técnicos municipales (en torno a 2,5 millones) aunque podría someterse a revisión a partir de "criterios objetivos", según apuntó el primer edil.

Noticias relacionadas

next
x