X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

reclamaron a jet2 por una intoxicación alimentaria que no sufrieron

Prisión para cuatro turistas británicos por una denuncia falsa contra un hotel de Benidorm

31/10/2018 - 

BENIDORM. Cuatro miembros de una misma familia del Reino Unido han sido condenados a penas de cárcel en su país por presentar una reclamación falsa contra el touroperador Jet2Holidays tras una estancia en Benidorm en el verano de 2015, durante la cual supuestamente sufrieron una intoxicación alimentaria. Según ha publicado el portal británico TTG, especializado en noticias de viajes, tras la reclamación de los citados turistas el Alto Tribunal de Liverpool determinó que se trataba de una denuncia falsa y los condenó a una multa y penas de tres meses de prisión.

Los cuatro miembros de la familia, de edades comprendidas entre los 35 y los 63 años, contrataron sus vacaciones en el hotel Aqua Magic Rock Gardens, de la cadena hotelera Magic Costa Blanca, a través del citado touroperador, uno de los líderes en su país junto a TUI, y cuya actividad en la provincia de Alicante ha crecido exponencialmente en los últimos años. Tras disfrutar de sus vacaciones, en julio de 2015, presentaron una reclamación contra Jet2Holidays solicitando una compensación de aproximadamente 50.000 euros por una supuesta intoxicación alimentaria contraída en el citado establecimiento.

En su denuncia alegaban haber sufrido náuseas, dolor de estómago, diarreas y vómitos durante varios días. Para respaldar esta versión, presentaron informes médicos que confirmaban su enfermedad. Sin embargo, el Alto Tribunal de Liverpool ha determinado que en esas mismas fechas en las que estaban supuestamente sufriendo por la intoxicación, realizaron diferentes publicaciones en las redes sociales con frases como "las mejores vacaciones" o "disfrutando cada minuto". En las fotografías compartidas también se les podía ver consumiendo cervezas, vodka, ginebra, amaretto y otras bebidas.

Una vez tenidas en cuenta las pruebas presentadas por cada una de las partes, cada miembro de la citada familia fue sentenciado a pagar 842 euros y a tres meses de prisión. No obstante, a los acusados se les ha impuesto una condena suspendida por dos años, lo que significa que si no delinquen durante este período y cumplen con los pagos, evitarán la entrada en la cárcel.

Steve Heapy, director ejecutivo de Jet2Holidays y Jet2.com, ha asegurado en declaraciones al citado medio especializado que su compañía lleva "mucho tiempo advirtiendo de las graves consecuencias de presentar reclamaciones falsas", y considera que "esta decisión demuestra cuán serias pueden ser". Por su parte, fuentes de la cadena hotelera implicada en la falsa denuncia han señalado a Alicante Plaza que "siempre mantuvimos que era una denuncia, falsa porque nuetros alimentos cumplen todas las garantías de salubridad. Esta familia actuó movida por la posibilidad de conseguir una vacaciones gratis y un dinero extra. Era una táctica contra la que están actuando los tribunales británicos".

Campañas y prevención en el Reino Unido

Desde el sector hotelero de Benidorm vienen luchando desde hace años contra este tipo de denuncias falsas para intentar lograr una indemnización, una práctica que creció de forma notable en 2016 y 2017 hasta hacer saltar las alarmas por los costes de imagen. La patronal Hosbec ha puesto en marcha campañas como #BeHonest, destinada a concienciar en el Reino Unido sobre las consecuencias de estas falsas reclamaciones. Por su parte, el embajador británico en España, Simon Manley, anunció en agosto del pasado año que su Gobierno iba a acometer un cambio legislativo para limitar la capacidad de reclamación de estos turistas y prevenir así falsas denuncias.

Noticias relacionadas

next