X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El Elche se muestra convencido de su inocencia

Los franjiverdes Édgar Badía y Ramón Folch, investigados por el Reus-Valladolid de 2017 

28/12/2019 - 

ALICANTE. Los futbolistas Édgar Badía y Ramón Folch se han visto salpicados de lleno por la segunda fase de la operación Oikos.

La agencia Europa Press pero especialmente el Diari de Tarragona desvelaba este viernes algunas de las últimas actuaciones ordenadas por el titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Huesca, el magistrado Ángel de Pedro, en las que no solo se confirma la sospecha de los investigadores de que la red de amaños que presuntamente encabezaban los exfutbolistas Carlos Aranda y Raúl Bravo tenía en la Seria A italiana uno de sus ámbitos de actuación, también ponen de manifiesto que tanto el portero como el mediocentro del Elche se encuentran actualmente investigados en el marco de la pieza separada relativa al encuentro entre el Reus y el Valladolid correspondiente a la jornada 41 de la Liga 2016/17 en Segunda División A y a una supuesta prima del Huesca al conjunto rojinegro para que derrotara al blanquivioleta.

Durante la primera fase de la operación Oikos, en las diferentes entradas y registros ordenadas por el juez, los agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Violenta (UDEV) del Cuerpo Nacional de Policía se incautaron de varias hojas manuscritas relativas a lo que definieron como "operativa de recaudación, reparto, devolución y entrega de fondos para el condicionamiento del resultado" del citado partido: los investigadores creen que el club oscense incentivó con 270.000 euros a los jugadores del Reus para que derrotara al Valladolid (el choque finalizó con victoria rojinegra por 2-0), algo que permitía al primero clasificarse para el 'play-off' de ascenso a Primera División

Atienza

Es lo anterior lo que condujo a finales de noviembre a una segunda fase de la operación y a una primera tanda de detenciones en el marco de la misma por la presunta comisión de los delitos de corrupción entre particulares, administración desleal, blanqueo de capitales y falsedad documental

La Policía detuvo y puso a disposición judicial, entre otros, al futbolista del Real Zaragoza, ex del Hércules en las campañas 2014/15 y 2016/17, 'Pichu Atienza; al jugador del San Sebastián de los Reyes Íñigo López y a su representante Rodrigo Fernández; al exfutbolista y hoy entrenador Aritz López Garai; al hasta hace unos meses ex presidente del Huesca, Agustín Lasaosa, que defendió la camiseta del Elche en la década de los 80, fue secretario técnico del Hércules a principios de los 90 y ya había sido apresado en la primera fase de la operación; al médico Juan Carlos Galindo y el director financiero del club azulgrana Carlos Laguna, también detenidos en primavera; y a Jesús San Agustín Fernández, administrador de la empresa Pryobras

Badía y Folch

Una semana después, el 2 de diciembre, se produjo una segunda tanda de detenciones en la que aparecen los mencionados futbolistas del Elche. 

Alicante Plaza ha podido saber que fueron citados ese lunes (los franjiverdes habían derrotado al Racing la tarde del domingo y José Rojo 'Pacheta' concedido dos días de descanso al plantel) para declarar en calidad de testigos en las dependencias de la Comisaría General de Policía Judicial, en Madrid. Sin embargo, una vez comparecieron (por separado) ante los funcionarios de la UDEV Central, la situación empezó a girar hasta rallar el surrealismo y es que tanto Ramón Folch como Édgar Badía son informados de que se procede a su detención. Como van a prestar declaración en calidad de detenidos han de estar asistidos por un abogado, pero los futbolistas no se han desplazado acompañados de letrado. El tema se subsanó sobre la marcha, acogiéndose a su derecho a no declarar ambos a continuación. 

Tanto de lo mismo ocurría con el lateral del Albacete Alberto Benito y el portero retirado Jordi Codina, pero no con el también el exfutbolista Juan Alberto Andreu 'Melli' que habiendo sido citado igualmente a declarar como testigo no llega a ser detenido (precisamente es el único que responde a las preguntas de los investigadores para negar los hechos).

Ninguno de los anteriores fue puesto a disposición judicial. Se dio traslado del atestado al juzgado que posteriormente lo incorpora a las diligencias previas 659/2018, constando todos ellos como investigados por un delito de corrupción entre particulares (hoy empieza a conocerse más como "delito de corrupción en los negocios").

Jugadores del Reus en 2017

Todos tienen en común el pertenecer a la disciplina del Reus en el momento en que se celebró el partido de marras, el 4 de junio de 2017, si bien Codina y Melli lo siguieron desde el banquillo. 

En  la parte del sumario que ha trascendido, el magistrado Ángel de Pedro deja claro que desea conocer qué grado de implicación pueden tener los investigados en los hechos; lo anterior después de acceder a las conversaciones de Whatsapp que obtiene la Policía una vez se ha analizado la documentación incautada en la primera fase y que lleva a concluir a los investigadores que cada futbolista del Reus fue primado con 10.000 euros por derrotar al Valladolid con la salvedad de un López Garai que semanas después se convierte en entrenador rojinegro y al que le correspondían 20.000. En esas conversaciones el exblanquiazul Atienza habla con Íñigo López, futbolista del Huesca cuando tiene lugar los hechos y que en la temporada 2014/15 había coincidido en el vestuario del Córdoba con Garai, para reclamarle el pago (de manera 'sui generis', empleando ambos un lenguaje figurado) de lo pactado en los meses siguientes, algo que la Policía asegura que se produce en octubre con la visita del Reus precisamente a la ciudad oscense para jugar en El Alcoraz contra los azulgranas.

El futbolista aspense Juan Mayordomo 'Máyor', el exfranjiverde Jesús Olmo son otros de los integrantes de la plantilla del Reus en la campaña 2016/17, pero el juez no ha entendido necesario recabar su testimonio.

¿Es delito ofrecer y/o aceptar una prima por ganar?

En 2010 se introdujo una modificación del Código Penal por la que se pasaba a castigar penalmente la corrupción entre particulares y en la actividad deportiva. Así, se considera punible el predeterminar o alterar de manera deliberada y fraudulenta el resultado de una prueba, encuentro o competición de especial relevancia económica o deportiva. Se hace en el artículo 286 bis del mencionado texto legal.

Ahora bien, entre las no pocas dudas que para la doctrina despierta la aplicación de este precepto (apenas hay resoluciones judiciales) sobresale la relativa a si las primas a terceros por ganar escapan al mismo, si se pueden considerar atípicas penalmente (administrativamente sí se castigan: el Código Disciplinario de la Real Federación Española de Fútbol sanciona tanto la primas por ganar como por empatar o dejarse perder).

El Elche, convencido de la inocencia de sus futbolistas

El Elche, a preguntas de este medio, no solo apelaba a la presunción de inocencia de sus jugadores y les mostraba todo su apoyo, también recordaba lo ocurrido con el exfutbolista Borja Fernández que llegó a ser detenido en la primera fase de la operación y cada vez es más evidente que no tuvo nada que ver con los hechos investigados (el presunto amaño del Valladolid-Valencia de la jornada 38 del curso liguero 2018/19 en Primera División).

Desde el club franjiverde aseguraban haber estado en todo momento informados por sus futbolistas tanto de su citación como de lo ocurrido en Madrid; de hecho, dejaban entrever cierto malestar con un cambio de criterio sobre la marcha que llevó a no detener a algunos de los citados para declarar después de hacerlo con otros (Badía y Folch).

Pieza principal

La pieza principal, la relacionada con la primera fase de la operación Oikos y que ha conducido a destapar la trama italiana y también a poner el foco sobre el Reus-Valladolid de 2017, gira sobre una red liderada por los exfutbolistas Carlos Aranda y Raúl Bravo. 

Según los investigadores, los anteriores se encargaban de captar colaboradores para ayudar a predeterminar los resultados de los partidos y obtener beneficios en las apuestas. En la primera fase de la operación fueron detenidas onces personas (entre las que se encontraba también, por ejemplo, el ex secretario técnico del Elche, Emilio Vega) y además de la documentación incautada que ha conducido a la segunda fase, se realizaron escuchas telefónicas e intervenciones en las comunicaciones de varios de los investigados. Así, por ejemplo, se le colocó un micrófono con geolocalizador a Aranda en su coche que permitió comprobar a la Policía cómo el futbolista malagueño lamentaba haber perdido dinero con un partido del Hércules que decía que "estaba hecho".

Noticias relacionadas

next
x