Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

día 1 de la fase 1 de desescalada 

Las terrazas hosteleras en Orihuela vuelven a acoger clientes con la ampliación de la superficie

12/05/2020 - 

ORIHUELA. "¡Acércate un poco más!", le dice un hombre a una mujer que se acaba de sentar y unir al café y conversación que comparten tres hombres más. Acaba de llegar y la mascarilla protege todavía su boca. El resto las tiene desplazada debajo de la barbilla. Llevan un rato tomando café. "¿Cuál es la distancia que tiene que haber?" pregunta uno de ellos al camarero, mientras que otro saca un metro para comprobar la distancia a la que se ha sentado la mujer. Orihuela ha iniciado su primer día de la fase 1 de desescalada con cierta proximidad a la cotidianidad previa al decreto de estado de alarma. Las omnipresentes mascarillas y algunos comercios cerrados, principalmente establecimientos de ropa, denota una parcial vuelta a lo que fue la normalidad.

Una gran mayoría de bares y cafeterías han instalado de nuevo sus terrazas en Orihuela. Y muchas se han llenado. Los requisitos de la fase 1 indican que se pueden instalar el 50% de las mesas que tenían fijadas. Otra opción ha sido la de ampliar la superficie de vía pública para acoger más mesas. Víctor Manuel tiene su cafetería en la céntrica Plaza de San Sebastián, junto al edificio de la Lonja, en Orihuela. Antes instalaba doce mesas, ahora ocho, y porque ha ampliado la superficie de ocupación de la vía pública. Entre cada mesa hay una separación de más de dos metros como medida de seguridad. El grupo de personas anteriormente citado, en el que uno de ellos ha sacado un metro parece que también mantenga la distancia de seguridad con Fernando Simón, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias de España. Está dando la rueda de prensa como cada mañana de actualización de datos. La pantalla desde la que habla instalada en un ventanal de la cafetería La Nueva Luna, de Víctor, está a algo más de dos metros de la mesa de los cuatro hombres y la mujer. Rompe ese distanciamiento un empleado municipal que realiza labores de desinfección en la plaza. 

"Creo que esta semana irá bien porque la gente tiene muchas ganas de salir, el problema será a partir de la que viene cuando se note la cuestión económica" explica Víctor Manuel, propietario de la cafetería. Ha abierto junto a su mujer. No puede liberar a sus empleados del ERTE. Regenta también dos establecimientos en los que se sirven comidas y cenas. "No los puedo abrir hasta que pueda servir en el interior" añade. Según recoge la línea de desescalada, esta situación podrá darse en la fase 2, que si todo discurre con parámetros positivos se producirá dentro de 14 días. En ee caso estará permitido el 30% de ocupación en el interior. 

De esta plaza nace la calle Aragón. Al final de ésta, las catorce mesas que un bar-cafetería tenía aglutinadas en un espacio concentrado ahora las dispone en línea recta a lo largo de la calzada. Para eso el ayuntamiento ha facilitado plazas de aparcamiento. Una placa vertical indica la prohibición de aparcar. Según el concejal de Urbanismo del consistorio oriolano, José Aix, los últimos datos disponibles señalan que se han registrado 50 solicitudes de ampliación de terrazas. 

Ante esta situación, Orihuela tiene el reto de ampliar las zonas de movilidad. El alcalde, Emilio Bascuñana, en una entrevista concedida a este medio aseguraba que "tenemos la ambición de peatonalizar ciertas zonas de Orihuela. Aspiramos a peatonalizar todo lo posible". El vicealcalde, Aix, también adelantó para Alicante Plaza que van a proponer para su aprobación en pleno la derogación de la ordenanza fiscal en materia de ocupación de la vía pública. Las tasas de las terrazas significa el ingreso de entre 120.000 y 150.000 euros anuales. 

"El día está siendo muy flojo por el momento, la gente tiene miedo por ver qué pasa, van con mucha precaución" explican desde el establecimiento. Esta situación solo le ha permitido sacar a cuatro empleadas del ERTE de un total de seis.

Desde ayer estaba permitido no solo la apertura de bares sino de cualquier establecimiento con menos de 400 m2. Las tiendas de ropa han sido uno de los sectores que menos ha abierto. Las medidas de higiene y desinfección son más estrictas por lo que solo unas pocas se han podido permitir abrir sus puertas.

En Torrevieja, la situación ha sido muy parecida a la de Orihuela. "En principio la sensación es buena" afirma la concejala de Comercio y Hostelería, Rosario Martínez. Hace referencia a las cafeterías que disponen de terrazas. "Se ha visto mucho movimiento" añade. En cuanto a los restaurantes, asegura, la mayoría no han abierto, tan solo los que elaboran comida para llevar.

Noticias relacionadas

next
x