X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

abrió en la avenida de orihuela en octubre de 2018

Las pizzas de Papa John's no calan en Alicante: cierra su único restaurante al año de abrir

30/11/2019 - 

ALICANTE. La cadena americana Papa John's Pizza, que hace solo un año protagonizaba un agresivo ritmo de aperturas en toda España, ha entrado ahora en una fase de reducción de su red. Y Alicante ha experimentado los dos fenómenos con apenas 365 días de diferencia. Tal como adelantó este diario en agosto de 2018, Papa John's tenía previsto abrir varias tiendas en la provincia, para lo cual había iniciado la selección de personal. En octubre del año pasado, la franquicia levantaba la persiana de su primer establecimiento en la avenida de Orihuela de la capital alicantina. 

Pero ese ha sido también, al menos de momento, el último: a principios de octubre, el local echó el cierre sin llegar a consolidarse entre los aficionados a las pizzas alicantinos. El inmueble ya está vacío y la cadena ha retirado el rótulo sin dar demasiadas explicaciones, pero aún queda visible un vinilo promocional en uno de los escaparates. Con el cierre del establecimiento, Papa John's se queda sin presencia en la Costa Blanca, y su pizzería más cercana está ubicada en el centro de València. Junto al de Alicante, al parecer, ha cerrado otros locales en distintas provincias.

La cadena se introdujo en España en 2015 con varios locales en Madrid, y rápidamente alcanzó el medio centenar de restaurantes en varias provincias, incluida Alicante a donde llegó a finales de 2018. Su estrategia para competir con los dos 'grandes' del sector en nuestro país (Papa John's es la tercera enseña de pizzas a domicilio del mundo, tras Pizza Hut y Domino's, pero en España estaba a mucha distancia de esta última y de la líder Telepizza) pasaba por desplegar una política agresiva de precios y promociones desde 2015 para intentar 'comer' cuota de mercado a los dos gigantes del sector. 

El cierre de Papa John's en Alicante (por el camino, ha abierto el restaurante en Ruzafa, en València) se produce casi al mismo tiempo que se anuncia el regreso de un clásico del sector como Pizza Hut. A finales de septiembre, la histórica enseña, durante décadas competidora de Telepizza (y ahora aliada gracias al acuerdo de master franquicia firmado a finales del año pasado), anunciaba entre sus próximas aperturas las ciudades de Elche y Alicante, tras superar los 40 restaurantes en lo que va de año. 

El acuerdo con Telepizza ha permitido a Pizza Hut regresar a España, un mercado del que desapareció hace justo diez años, cuando en 2009 el Grupo Zena (dueño de Foster's Hollywood), que operaba la franquicia en España con más de cien locales, cambió la marca por la de su gran rival estadounidense Domino's Pizza. Papa John's, por su parte, entró en nuestro país hace un lustro de la mano del magnate chileno Nicolás Ibáñez Scott, a través del fondo de inversión Drake. Al contrario que otras cadenas, Papa John's no funciona bajo el régimen de franquicia, sino que todos los locales son gestionados directamente por la filial madrileña.

El primer restaurante Papa John's se fundó en 1984 en el estado norteamericano de Kentucky. Lo que comenzó como una pequeña pizzería en la trasera de otro restaurante se ha convertido en la tercera cadena de pizzas con reparto a domicilio de Estados Unidos, tiene 3.500 establecimientos en Estados Unidos y 5.000 en todo el mundo. Es una de las compañías que cotiza en la bolsa estadounidense en el índice Nasdaq. En los últimos tiempos, ha sido noticia por los comentarios racistas de su CEO, que tuvo que dejar el puesto, y por el posterior fichaje de la antigua estrella de la NBA Shaquille O'Neal como ejecutivo.

Noticias relacionadas

next
x