X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

negociaciones por una lista conjunta a las municipales de mayo

Las fricciones en el pacto autonómico complican la confluencia de EU y Podemos en Alicante

24/10/2018 - 

ALICANTE. El tira y afloja en la negociación de una lista conjunta entre Podemos y EU para las elecciones autonómicas de 2019 ya tienen consecuencias en las conversaciones entabladas entre ambos partidos en busca de una posible confluencia en Alicante. Fuentes conocedoras de las conversaciones precisaron a Alicante Plaza que si no fragua el acuerdo entre los dos partidos por una lista común a les Corts, tampoco cuajará la formación de esa hipotética alianza electoral en la segunda ciudad de la Comunitat. Se trataría, según las mismas fuentes, de una cuestión de pura coherencia: no se podría mantener un discurso compartido ante el electorado para pedir el voto a la Alcaldía si no se pide también esa confianza para elegir al presidente de la Generalitat.

Como viene informando Alicante Plaza, en este momento las conversaciones entre las dos fuerzas con el propósito de concurrir juntas a las autonómicas vivió el lunes su último episodio con la propuesta elevada por la ejecutiva de EUPV sobre la composición de la candidatura común. En función de ese acuerdo, el reparto de puestos debería guardar una proporción de 70-30% en el que el porcentaje mayor correspondería a Podemos. Ese planteamiento debe ser evaluado ahora por el partido de Pablo Iglesias, como apuntó este martes su líder autonómico Antonio Estañ.

En el escenario municipal, el proceso de diálogo tampoco ha registrado avances decisivos. Se mantiene la predisposición a llegar a un acuerdo de integración, dada la coincidencia en muchos de los planteamientos políticos sobre la ciudad, aunque también se tiene claro que el mandato de las direcciones nacionales de ambos partidos sólo conmina a intentar el pacto, no ha conseguirlo de manera obligatoria.

Las dos fuerzas parecen inclinarse ya por descartar a un candidato independiente 

Por el momento, según las fuentes consultadas, comienza a asumirse desde ambas formaciones que el cabeza de lista de esa hipotética papeleta conjunta no será un independiente. Los esfuerzos en esa dirección no han fructificado y sólo ha propiciado que, sin autorización de la comisión negociadora, se den a conocer los nombres de varias personas que se han visto involucradas en el proceso de manera involuntaria.

Así, al margen del malestar que ha generado esa difusión (y de las decisiones que puedan adoptarse al respecto), todo parece apuntar que ese posible alcaldable compartido saldrá del encaje de los procesos de primarias que cada partido ha puesto en marcha por separado. Pero ni se ha concretado qué formación podría aportar al número 1 de la lista, ni se han producido progresos por lo que respecta a la asignación de puestos en esa lista en común. 

Por el momento, el siguiente paso será la presentación de avales, en el caso de las primarias de Podemos. Esa fase será clave para determinar cuántos de los 25 aspirantes registrados hasta ahora siguen en el proceso hasta que tenga lugar la votación, entre el 20 y el 25 de noviembre. En el caso de EU, el plazo para la presentación de candidaturas se abrirá previsiblemente la próxima semana. La votación telemática se producirá entre el 26 y el 30 de noviembre, y la votación presencial, el 2 de diciembre.          

Noticias relacionadas

next