Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

dedicada a la cría de insectos como alimento

La 'startup' Bioflytech ficha a un nuevo CEO para liderar su expansión tras la entrada de Moira

10/10/2019 - 

ALICANTE. La startup alicantina Bioflytech, dedicada a la cría de insectos en cautividad para producir proteínas alimentarias, sigue profesionalizando su estructura tras la entrada en su capital, hace un año, del fondo de inversión español Moira Capital. La firma que dirige Javier Loizaga entró en la startup nacida en el Parque Científico de la Universidad de Alicante (PCA) hace justo un año, con una inversión de 16 millones de euros para financiar su crecimiento. Y esta expansión contará con un nuevo consejero delegado: el ejecutivo español Jesús Rodríguez Pallares.

La empresa designó a Rodríguez Pallares, ingeniero con experiencia al frente de otras empresas del sector y que ya ha lanzado otras startups, como miembro del consejo de administración a principios de septiembre, según el Registro Mercantil, y hace unos días lo nombró consejero delegado. Un cargo que desde la entrada de Moira Capital y hasta el fichaje del nuevo ejecutivo no existía en el organigrama de Bioflytech (aunque lo ejercía Jordi Bladé, de Moira, como CEO interin) y que permitirá agilizar la toma de decisiones de la empresa en su día a día. Al frente del consejo de administración sigue como presidente el entomólogo de la UA Santos Rojo, que fundó la empresa en 2012.

Como ha venido contando Alicante Plaza, Moira Capital, que apuesta por invertir en empresas de base tecnológica y con un fuerte componente innovador, como sucede en el caso de Bioflytech (o de la ilicitana Greene Waste to Energy, su otra gran inversión en la provincia), entró en el accionariado de la empresa de insectos en septiembre de 2018. A cambio de hacerse con el 80% de la empresa, Moira inyectó 16 millones de euros para financiar el crecimiento de la firma y la construcción de plantas de cría. La estrategia de inversión del fondo español pasa por permanecer largos periodos en sus participadas, hasta una década, e implicarse en la dirección de las mismas para favorecer su expansión.

El primer proyecto tras la entrada de Moira, en el que se van a invertir 6 millones de euros, es la construcción y puesta en marcha de la mayor planta en España de producción industrial de insectos, con una producción prevista de casi 1.000 toneladas anuales de proteína de insecto. Tras esta fase, la firma realizará una segunda ampliación de capital de 10 millones de euros para la construcción de nuevas plantas industriales en distintos puntos de España. La intención de la startup es contar con una veintena de fábricas en un plazo de seis años, y alcanzar un volumen de ventas de 40 millones en 2024.

Con esta inversión, la empresa de base tecnológica (EBT) instalada en el Parque Científico de Alicante se convertirá en el mayor productor español de proteínas de insectos para sustituir a las harinas de pescado en los piensos para peces. Según los datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), se prevé que en 2050 el planeta albergue al menos 9.500 millones de habitantes, por lo que la producción masiva de insectos se planteará como una nueva forma de ganadería innovadora para la nutrición animal tradicional y hacer frente a las ingentes necesidades de proteína animal.

Noticias relacionadas

next
x