X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

fomento registra 5.477 visados, de los que más de 1.000 son reformas

La obra nueva baja el ritmo en Alicante: 4.389 viviendas hasta septiembre, un 2,3% menos

30/11/2018 - 

ALICANTE. La construcción de obra nueva en la provincia de Alicante sigue manteniendo el ritmo que alcanzó durante el pasado ejercicio (cuando se iniciaron cerca de 6.200 viviendas), con un crecimiento del 30% respecto a 2016. Sin embargo, la estadística de visados de proyectos nuevos que recopila el Ministerio de Fomento empieza a señalar una ligera desaceleración o, cuando menos, estabilización del ritmo de construcción.

Al cierre del mes de septiembre, en la provincia de Alicante se habían visado 5.477 proyectos de obra, según los datos que remiten mensualmente al Ministerio los colegios de aparejadores y que se han publicado este jueves. En el mismo periodo del año pasado, el número de visados se elevó a 5.534. Es decir, en lo que va de año se han remitido 57 visados menos (apenas un 1% menos). 

No obstante, no todos los visados se refieren al inicio de promociones o viviendas unifamiliares nuevas: si se descuentan los proyectos de ampliación o reforma de los tres primeros trimestres (1.088), resulta que el número de viviendas nuevas iniciadas durante este año asciende a 4.389. De esta forma, el inicio de viviendas nuevas en la provincia cae un 2,3% (100 viviendas menos) respecto a los nueve primeros meses del año pasado, cuando los visados fueron de 4.495.

En realidad, el dato al cierre del tercer trimestre apunta más a una consolidación del ritmo de inicio de promociones que a una contracción de la actividad. Cabe tener en cuenta que en el mes de agosto de 2018 apenas se visaron obras (183 viviendas nuevas, 47 de ellas unifamiliares), mientras que el pasado ejercicio los meses de agosto (444) y, especialmente, septiembre (820), fueron muy buenos en este sentido. Así, la diferencia con el ejercicio anterior se ha generado en el tercer trimestre, dado que hasta junio la tendencia era de ligero incremento.

Todo apunta a que el año terminará de nuevo con más de 6.000 viviendas iniciadas, un dato muy alejado aún de los que se registraban en los años del boom inmobiliario, pero que en cualquier caso supone incrementar en más de un 20% el número de viviendas iniciadas en 2016, cuando la actividad despegó definitivamente. Asimismo, el dato triplica las viviendas iniciadas en 2013, el peor año de la serie cuando el sector tocó fondo.

La compraventa crece un 17%

Mientras la desaceleración en el inicio de obra nueva toca el freno con un dato que debe entenderse como coyuntural, el mercado inmobiliario sigue su trayectoria ascendente. Hasta junio (último dato publicado por Fomento) la provincia de Alicante había registrado 23.256 compraventas, un 17% más que en el mismo periodo del año pasado. Asimismo, el valor de las operaciones alcanzó los 2.797 millones de euros, un 23% más (lo que significa que el precio medio de las viviendas transmitidas es de 120.000 euros). En cualquier caso, tal como quedó de manifiesto en el reciente desayuno informativo de la inmobiliaria Century 21, la segunda mano sigue protagonizando el 85% de las transacciones.

Noticias relacionadas

next