X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

una colaboración con el Museo Nacional de Arqueología de Portugal

La mano romana del MARQ se exhibe en Lisboa

19/02/2020 - 

ALICANTE. La Mano del Emperador, también denominada El Báculo y la Espada —que apareció en las excavaciones del foro romano de Lucentum en 2005 y que, tras un largo proceso de restauración e investigación, ocupa un lugar de honor en la sala de Roma del MARQ, desde 2008—, se ha trasladado ahora de forma temporal a Lisboa, en el marco de una colaboración especial con el Museo Nacional de Arqueología de Portugal (MNA), donde permanecerá hasta el 19 de abril.

Se trata de una de las piezas más relevantes que atesora el museo alicantino y la cesión es fruto de la estrecha colaboración entre ambas entidades, con la que se ha conseguido de hecho la cesión por parte del centro cultural luso de 37 piezas que se integran en la exposición Ídolos. Miradas Milenarias, que se expone en el MARQ también hasta el 19 de abril. Objetos vinculados a la cultura neolítica, que se caracteriza por la construcción de megalitos o ídolos en el occidente de la Península Ibérica, entre los que destacan la placa de Anta do Curral da Antinha, los báculos de Anta de Heredade o el conjunto de Anta de Olival da Pega, catalogados como Bienes Culturales y Tesoros Nacionales en Portugal.


Esta particular mano de bronce luce una sortija en cuyo sello aparece el lituus o báculo de los augures romanos y tiene una empuñadura de espada, uniendo con ello dos elementos claves para su comprensión: el poder religioso y el político-militar, que habitualmente aparecen empleados en la iconografía romana por separado. La característica más singular es el extremo de la empuñadura de la espada, un pomo con dos cabezas de águila que miran en direcciones opuestas, imagen que no existe en toda la plástica clásica.

El Museo Arqueológico de Alicante expone así desde este miércoles una de sus principales piezas en el Museo Nacional de Arqueología de Portugal, que se encuentra en un lugar privilegiado de la capital portuguesa, en el ala este del Monasterio de los Jerónimos, en el barrio de Belem. El centro posee la mayor colección arqueológica del país, con piezas que recorren desde los inicios de la civilización en el Paleolítico hasta Egipto, el período clásico, el mundo árabe y la Edad Media. La presentación de este fragmento de escultura romana en bronce ha tenido lugar en la Sala dos Tesouros da Arqueologia Portuguesa a las cinco de la tarde con la presencia de Paula Araujo da Silva, directora general de Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura de la República de Portugal, Antonio Carvalho, director del MNA, Lourdes Meléndez, agregada cultural de la embajada de España en Portugal, Manuel Olcina, director del Museo Arqueológico Provincial de Alicante, y Cortés. 

El director gerente de la Fundación MARQ, José Alberto Cortés, ha destacado durante la inauguración que esta colaboración “viene a reforzar nuestra vocación internacional, que se está consolidando gracias a los acuerdos sellados con centros tan importantes como el de Lisboa”. Tras la inauguración de la exposición, Olcina ha pronunciado una conferencia en la que ha detallado las peculiaridades de esta valorada pieza, un vestigio escultórico de época romana único. Se trata de la mano izquierda seccionada de una estatua de gran tamaño en bronce, muy probablemente de un emperador, que estaba situada, en su día, en el foro de la ciudad íbero romana de Lucentum.

Noticias relacionadas

next
x