Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el 17 de octubre se reúne la comisión de seguimiento

La Generalitat no descarta la construcción de una nueva cubierta en el Centro de Tecnificación

23/09/2019 - 

ALICANTE. El próximo viernes (20:45 horas) arranca la competición liguera para el HLA Alicante.

El equipo de Pedro Rivero se mide al Real Canoe, un viejo conocido que le dejó sin ascenso a la LEB Oro hace 15 meses. Lo hará ante su público en el Centro de Tecnificación-Pabellón Pedro Ferrándiz, una instalación que volvía a la primera línea de la actualidad días atrás, por la reaparición de goteras en su cubierta.

Estas filtraciones estuvieron muy cerca de impedir la disputa del I Torneo Internacional Fundación Lucentum Baloncesto Alicante en el que participaban clubes como ASVEL Lyon-Villeurbanne, Valencia Basket, UCAM Murcia y el propio HLA.

Aunque no se pudo evitar la estampa de los diferentes equipos entrenando entre cubos de agua y lonas, al menos los partidos no tuvieron que ser suspendidos. Precisamente, el conseller de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, y el director general de Deporte de este departamento del gobierno valenciano, Josep Miquel Moya, pudieron conocer de primera mano lo sucedido ese día, ya que acudieron a presenciar los encuentros.

Desde el consell se insiste en "el abandono e indiferencia" con el que los diferentes gobiernos del PP castigaron a esta instalación inaugurada en 1993, al tiempo que se cifra en millón y medio la suma invertida en ella durante la pasada legislatura y lo que llevamos de la actual y no solo en su mantenimiento, también en mejoras que van desde la recuperación del centro médico (servicio suprimido en 2012), la reparación del sistema de climatización, de los videomarcadores (que no funcionaban desde 2010), la sustitución de parte del parqué, mejoras en la iluminación y accesos, la construcción de un nuevo centro de transformación (en 2018, en el transcurso del último partido de la eliminatoria con el citado Real Canoe, precisamente se produjo un apagón) y la reparación e impermeabilización de la cubierta. 

Es precisamente esta última actuación la que se encuentra ahora en el ojo del huracán. Y es que esos trabajos, adjudicados hace 14 meses por 223.000 euros más IVA a la mercantil conquense Viales y Obras Públicas, no han servido para evitar que volvieran las filtraciones en cuanto ha llovido un poco (algo desgraciadamente infrecuente en Alicante).

¿Cubierta nueva?

Lo sucedido ha llevado a la Dirección General del Deporte de la Generalitat a solicitar sendos informes a la citada mercantil (que en su momento apuró los plazos para el inicio de unos trabajos que, eso sí, se desarrollaron sin novedad) y a la dirección técnica de la obra. Además, se ha encargado directamente a los técnicos del servicio de infraestructuras deportivas la redacción de un estudio sobre la cubierta (se valora también que colabore en el mismo asistencia externa) con el objeto de determinar si a estas alturas es posible reparar la cubierta o la única solución fiable es sustituirla por una nueva. Esta segunda intervención resulta infinitamente más gravosa, pero es que, al parecer, el especial diseño de la cubierta hace que todo el agua se vierta hacia uno de sus lados, un punto en el que es recogida por un canalón elevado que, a su vez, atraviesa toda la instalación por dentro y va a parar a un depósito que periódicamente se ha de vaciar, tal y como contaba este lunes a Alicante Plaza el director general de Deportes, Josep Miquel Moya.

El convenio vence en junio

El próximo 17 de octubre está fijada la próxima reunión de la comisión de seguimiento del convenio celebrado hace casi 25 años entre Generalitat y el Ayuntamiento de Alicante para regular y ordenar la gestión y uso de un Centro de Tecnificación cuya titularidad es municipal pero, a día de hoy, de gestión autonómica. 

El citado convenio vence precisamente la próxima primavera, por lo que en esa comisión, en la que están representadas ambas administraciones (las concejalías de Deporte y de Patrimonio del consistorio alicantino, además de la Conselleria de Educación por medio de la Dirección General del Deporte), a buen seguro que se aborda no solo el problema de las goteras, también un hipotético cambio de papeles de las instituciones respecto a esta instalación.

Noticias relacionadas

next
x