X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

nueva crisis en el consejo político sobre los términos de la integración

La confluencia electoral con Podemos aviva la fractura de EU y enturbia el pacto

27/02/2019 - 

ALICANTE. El proceso de negociación todavía en curso entre las direcciones de Podemos y Esquerra Unida (EU) en busca de la confluencia electoral para las municipales en Alicante aviva la división instalada en la cúpula esquerraunista desde el otoño de 2017. El factor que habría reactivado la disputa es, precisamente, el desacuerdo existente respecto a las propuestas de reparto de puestos de la lista entre las dos formaciones que ahora estarían sobre la mesa, en las conversaciones para lograr la integración.

La controversia estalló en la reunión del consejo político celebrada en la noche de este lunes. En esa reunión se planteaban dos posibles posicionamientos que debería adoptar los miembros de la comisión negociadora en la cita prevista con Podemos, este miércoles. Según las fuentes consultadas, la primera posibilidad, defendida por el sector alineado en torno a la coordinadora local, Isabel González, que controla el consejo político con 8 de sus 15 componentes, aspiraba a plantear un orden de prelación sobre qué alternativas plantear a los negociadores de Podemos. 

Así, en primer lugar, se proponía la defensa de una convocatoria de primarias abiertas para que fuese la ciudadanía la que eligiese quién debía ser el número 1 de la confluencia: el alcaldable electo en las primarias de Podemos, Xavier López, o el alcaldable electo en las primarias de EU, Daniel Simón.

Si Podemos persistía en rechazar esa posición, y se enrocaba en la potestad de designar a López como candidato, se planteaba una segunda posibilidad: que se formase una lista cruzada entre los aspirantes de cada partido, de modo que López fuese el 1, Simón el 2, y les siguiese un 3 de Podemos, Vanessa Romero, y un 4 de EU, Julia Angulo, hasta completar los 29 miembros de la papeleta de manera alternativa. Los impares para Podemos y los pares para EU.

Esa solución planteaba un conflicto distinto, al no respetarse una lista paritaria en cremallera con el orden hombre-mujer o mujer-hombre. Y así lo expuso el sector alineado en torno al excoordinador local, José Luis Romero. Los siete componentes del consejo alineados en torno a él defendieron que, con esa propuesta, se trataba de preservar el interés de Simón en figurar en los primeros puestos de la lista frente al respeto a la paridad, cuando lo oportuno sería que Angulo fuese la número 2 de la candidatura, por detrás de López. No obstante, Simón intercedió para señalar que él estaba dispuesto a ceder su puesto en favor de Angulo si así se lo pedía el consejo político.

Lo cierto es que ese planteamiento no llegó a someterse a consideración. El sector mayoritario abogó por defender los dos criterios que se consideraron básicos: la paridad y el respeto a la voluntad democrática que se manifestó en las primarias, por las que Simón fue el aspirante más votado. Para ello, señalaron que, en sentido estricto, la legislación impone un orden estricto para la formación de listas cremallera, sino que habla de que existan al menos dos puestos para mujeres entre los cinco primeros.  

Así, se consideró oportuno plantear incluso un tercer escenario alternativo con el fin de mantener la puerta abierta a la negociación para llegar a la confluencia: esa nueva situación consistiría en permitir la formación de bloques de dos con miembros de cada partido, de modo que el 1 y el 2 fuesen para Podemos (hombre y mujer, López y Romero) y el 3 y el 4 para EU (hombre y mujer, Simón y Angulo). Solo así, según indicaron las mismas fuentes, se procuraría flexibilidad para alcanzar la confluencia, ya que se no se contemplaría operativa la posibilidad de acudir a la cita con las urnas por separado el próximo 26 de mayo.  

Se prevé que la militancia de EU pueda pronunciarse este sábado sobre la propuesta de integración que se preacuerde con Podemos   

No obstante, el sector posicionado junto a Romero rechazó esa posibilidad; planteó que se excluyese expresamente ese último planteamiento y reclamó que se mantuviese únicamente el primer posicionamiento: lista con un reparto a partes iguales entre las dos formaciones y con respeto estricto a la paridad de género, pero su planteamiento quedó descartado. Así, este martes, los siete representantes de esta sensibilidad emitieron un comunicado en el que expresaron su desacuerdo con la posición adoptada. "Siete de los 15 miembros del Consejo Político Local no asumimos ese planteamiento y no vamos a aceptar en ningún caso lo que supondría una humillación para la propia Esquerra Unida, al entender que aceptar un tercer y cuarto puesto en lugar de un segundo y un cuarto puesto significaría anteponer intereses personales a los intereses de la organización", apuntaba el comunicado.

Y continuaba: "Tras casi seis meses de negociaciones con Podemos, tras los que se vislumbraba el compromiso de una lista igualitaria y paritaria para ambas formaciones, exigimos al Consejo Político que recapacite y, por respeto a una organización con una larga e íntegra trayectoria y con presencia municipal desde el principio de la democracia, defienda ante Podemos que Esquerra Unida esté representada entre los dos primeros puestos de la confluencia".

A priori, el resultado de la reunión de la comisión negociadora entre EU y Podemos prevista para este miércoles se elevará a consulta de la militancia este próximo sábado. En ese foro puede volver a reproducirse la fractura que se viene manifestando en las últimas consultas en el seno de la organización.

Noticias relacionadas

next