X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el ex dueño de santa ana pone en marcha una tercera promoción de pisos familiares

Iniesta se lanza a por el nicho universitario con dos promociones de 'lofts' en San Vicente

16/04/2019 - 

ALICANTE. El promotor alicantino Juan Antonio Iniesta, fundador y propietario del desaparecido Grupo Santa Ana (liquidado tras el concurso de acreedores al que lo abocó el estallido de la burbuja hace una década), vuelve a la carga con su nuevo proyecto, Alicante Global Group. Inicialmente fundado junto al expresidente de Coepa Moisés Jiménez, que abandonó la sociedad tras una primera operación de compra de activos a Liberbank, Iniesta ha reorientado la actividad del grupo hacia el segmento universitario, con dos promociones ad hoc en la localidad de San Vicente del Raspeig.

Según ha explicado el propio promotor a preguntas de este diario, Alicante Global Group cuenta con tres proyectos en marcha en la localidad, que están "arrancando" en estos momentos. Uno de ellos es un edificio 'clásico' con 11 viviendas de entre 3 y 4 dormitorios, enfocado a compradores familiares. Se levantará en el solar vacío en la confluencia entre las calles Méndez Núñez y Cura Francisco Maestre, muy cerca de la zona universitaria. Los otros dos, en cambio, forman parte de lo que Iniesta quiere que sea el core de su nueva aventura empresarial: la construcción de pisos tipo loft para inversores enfocados al mercado del alquiler.

En este sentido, las otras dos promociones que está empezando Alicante Global Group en San Vicente del Raspeig, en la calle Pizarro 36 y Alicante 19, buscan el nicho universitario. El primero será un edificio de 48 estudios-loft pensados para inversores que quieran obtener rentabilidad con su alquiler, en una esquina próxima a la Villa Universitaria que levantó el propio Grupo Santa Ana, y ahora propiedad del Grupo El Castillo tras la subasta judicial del edificio en la fase de liquidación. El segundo bloque, en la arteria principal de la localidad, constará de 24 estudios enfocados al mismo público.

Juan Antonio Iniesta, en el centro de la imagen, durante un evento de Plaza. Foto: OLIVARES/MOLINA

"Hemos detectado que en las ciudades universitarias hay una demanda creciente de este tipo de viviendas con una habitación, para gente que necesita vivir cerca de la Universidad por trabajo pero que ya no tiene edad para compartir piso", explica el promotor. "La idea es que quien compre estos inmuebles lo haga como inversión, para luego rentabilizarla con el alquiler; los precios de este tipo de inmuebles están ya en 450 o 500 euros al mes de renta", destaca. De momento, según asegura el propio empresario, la expectativa es positiva. "Tenemos vendida la mitad del edificio de la calle Alicante y el 25% de la calle Pizarro".

Exportar el modelo a otras ciudades

Si esta operación sale bien, la intención de Iniesta es exportar el concepto a otras ciudades similares, como Valencia, Murcia o Madrid. "Es un producto que pensamos que se puede exportar, más sencillo de explotar que una residencia", defiende. Iniesta ofrece a los inversores que compren uno de los lofts una "alta rentabilidad" de hasta un 6%, a la vista de la elevada demanda de alquileres en entornos urbanos como San Vicente y los precios que está alcanzando el mercado.

Al margen de estas tres promociones en San Vicente, Alicante Global Group puso en marcha otras dos operaciones hace algo menos de dos años, con la compra de activos adjudicados a Liberbank durante la crisis. Dos torres con 56 viviendas en total en la Gran Vía de Alicante, y diez chalés en Altea Hills. Para terminar la obra y ponerlas en el mercado, el nuevo grupo de Iniesta se alió con la promotora inmobiliaria vasca Grupo Ferrocarril, que se ha encargado también de la comercialización. En las torres de Gran Vía se ha vendido algo más de la mitad, con 24 viviendas aún disponibles (de entre 170.000 y 186.000 euros), según su página web. En el Mascarat está costando más de vender: quedan siete chalés (a 390.000 euros cada uno) disponibles de diez. 

Noticias relacionadas

next
x