X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

diseña un primer ramal a la espera de las necesidades de expansión del aeropuerto

Fomento divide en dos fases el tren entre Alicante y El Altet para 'no chocar' con su segunda pista

13/07/2019 - 

ALICANTE. Si la programación del Ministerio de Fomento se cumple, Alicante quedará conectada por tren con el aeropuerto de El Altet en el horizonte de tres años, tras la división del proyecto original -la conocida como variante de Torrellano- en dos fases distintas, según concretó el secretario de Estado de Infraestructuras, Julián López, este miércoles. La decisión de despiezar su ejecución en dos se adopta, de hecho, para agilizar su puesta en marcha y no colisionar con la posible expansión del propio aeropuerto. 

¿En qué sentido? Fomento tiene sobre la mesa el Plan Director del Aeropuerto de El Altet en el que se contempla una reserva estratégica de suelo para la posible construcción de una segunda pista de operaciones, en el caso de que resulte necesario cubrir un crecimiento en su tráfico de pasajeros que supere las prestaciones actuales. En principio, las instalaciones del aeródromo están dimensionadas para digerir hasta 20 millones de pasajeros anuales y su registro récord alcanzado hasta ahora es de 13,9, correspondiente al ejercicio de 2018.

Si la evolución de los tráficos se mantiene, todo parece indicar que 2019 podría consolidar esa tendencia alcista y cerrarse con aproximadamente 15 millones. Así, Fomento se ha autoimpuesto una política de prudencia a la espera de conocer cuál es el comportamiento de las cifras de El Altet en los próximos dos-tres años para evaluar si, a futuro, realmente resulta necesaria su segunda pista, ya que su desarrollo podría afectar a los terrenos en los que se proyecta la segunda fase de la variante de Torrellano.

Así, el estudio informativo de esa segunda fase -en la que se incluye la construcción de una estación en el entorno del aeropuerto- se elaborará con el fin de que se cuente con un proyecto definitivo lo antes posible, pero su ejecución puede quedar en barbecho hasta que se despeje cuál puede ser la expansión real del tráfico de El Altet, según apuntó el propio López a consulta de Alicante Plaza. De este modo, se apuesta por la ejecución de una primera fase, con un recorrido más corto, más inmediata y sin interferencias con la expansión del aeródromo.

Esa primera actuación comprende la construcción de un nuevo ramal de unos 7 kilómetros que partirá desde el trazado actual de la línea de cercanías entre Alicante y Murcia, a la altura de Torrellano. El estudio informativo de esa primera fase se sometió al trámite de información pública este jueves, tras su publicación en el BOE, y en él se recogen dos alternativas de recorrido distintas con capacidad para alcanzar los 120 y 80 km/h. En ese estudio ya se recoge expresamente la necesidad de adaptar este primer proyecto "a las modificaciones solicitadas por AENA para que la variante ferroviaria prevista resultara compatible con los planes de ampliación del aeropuerto de El Altet, punto donde se plantea tengan parada las circulaciones de la línea férrea".

EL AEROPUERTO ESTÁ DIMENSIONADO AHORA PARA 'DIGERIR' UN TRÁFICO DE 20 MILLONES DE PASAJEROS AL AÑO Y SU RÉCORD ACTUAL ES DE 13,9  

Las obras de esta primera fase podrían contar con un presupuesto orientativo de 7 millones, a la espera de que se concrete la redacción de su proyecto definitivo, como explicó el secretario de Estado, al anticipar la publicación inminente de su estudio informativo (el paso previo a la redacción). En principio, la elaboración de ese proyecto se prevé ágil en la medida en que no requiere de estudio de impacto ambiental. Eso sí, el resto del trazado del ferrocarril seguirá discurriendo por la fachada marítima desde San Gabriel, hasta que se pueda ejecutar la segunda fase del proyecto, con la que se redirigirán las vías en un recorrido por el interior. 

Fomento también prevé licitar la elaboración del estudio informativo de esa segunda fase en los próximos meses, aunque en este caso su tramitación será más lenta puesto que -además de la cautela sobre los planes de expansión del aeropuerto-, en este caso sí se requiere de la elaboración de un estudio de impacto ambiental. El presupuesto global para el conjunto de la variante de Torrellano se estima en unos 85 millones.

Noticias relacionadas

next
x