X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Felipe Alfonso, Pablo Íñiguez, un médico sevillano y la conocida como "hernia del deportista"

17/10/2019 - 

ALICANTE. El próximo martes está previsto que sea intervenido de una hernia inguinal el futbolista del Hércules, Felipe Alfonso.

El lateral vallisoletano sufre lo que se conoce como "hernia del deportista", una dolencia muy común ligada, como su nombre indica, a la práctica deportiva y que se manifiesta como una pubalgia

Problemas en 2014 y durante la pretemporada

Aunque en 2014 y a raíz de una lesión en la inserción del adductor Felipe Alfonso ya experimentó problemas de pubis (la inflamación de los músculos de esa zona), no fue hasta el pasado verano cuando, como consecuencia del mal estado del terreno de juego del estadio Joaquín Villar, escenario de la pretemporada del equipo blanquiazul, estos se reprodujeron. Rutinas de calentamiento específicas, además de descanso coincidiendo con los amistosos ante Cartagena y UCAM Murcia, fueron las medidas adoptadas entonces para combatir con acierto la dolencia. Sin embargo, en la primera jornada de Liga, en el partido ante El Prat disputado sobre césped artificial, Felipe se veía obligado a solicitar el cambio a la media hora de juego al no soportar el dolor que sufría precisamente en el pubis.

Las pruebas que se le practicaron en los días siguientes llevaron a descartar que sufriera una rotura de fibras, pero el dolor seguía ahí; el trabajo con los recuperadores junto al reposo prescrito contribuyeron a que mejorara, a que las molestias se atenuaran pero sin llegar a desaparecer, lo que llevó a los médicos a sospechar que el origen de las mismas podía ser algún tipo de hernia en el lado izquierdo, tal y como desvelaba este jueves el doctor Diego Gómez. El problema es que, como explicaba el galeno del club del Rico Pérez, las pruebas que se le iban practicando (diferentes tipos de resonancias y ecografías, incluida una "eco dinámica" buscando que un gesto excéntrico revelase algo), tanto en el Sport Clinic como en la Clínica Campos y de manera paralela al tratamiento que se seguía, no permitían concluir que hubiera tal problema abdominal. 

Visita a Sevilla

Al final tuvo que ser un especialista en este tipo de lesiones, el médico Juan Antonio Bellido, el que diera con la mismo tras una exploración testicular y anal en su consulta de Sevilla. Todo apunta a que en El Prat, un mal gesto del futbolista le provocó la hernia y esta contribuyó a la inflamación de los músculos del pubis, a la dolorosa pubalgia.

Bellido es también cirujano el que se encargará la próxima semana de intervenir en una clínica privada a Felipe Alfonso; la operación consistirá en la colocación de una malla que contenga el intestino en el punto de la pared abdominal en el que presenta una obertura que, dado su "reducido tamaño", debería permitir que "el futbolista vuelva a correr en de 10 a 15 días si no hay ningún contratiempo y la cicatrización es como se espera". De hecho, no sería descartable que a lo largo del mes de noviembre Felipe no solo ya entrene con normalidad, también que pueda volver a jugar.

Eso sí, el futbolista ya sabe que tendrá que ponerse las pilas y es que su baja (permanece inédito desde la primera jornada cuando estaba llamado a ser el lateral derecho titular) ha supuesto un grave contratiempo para el equipo cuyos sucesivos técnicos (Lluís Planagumà, José Vegar y Jesús Muñoz) han ido alternando sin mucho éxito a Álvaro Pérez, un central, con el recambio natural de Felipe Alfonso, Víctor Olmedo, en el flanco derecho de la zaga.

Pablo Íñiguez

Lo curioso del asunto es que en el vestuario del Hércules hay otro jugador que no solo sufrió el mismo problema que Felipe Alfonso, es que precisamente fue el mismo doctor Bellido el que le trató. Se trata de Pablo Íñiguez, que incluso estuvo en Alemania donde tampoco consiguieron dar con una hernia inguinal de la que Bellido finalmente le intervino. Íñiguez llegó hasta él por consejo del jefe de los servicios médicos del Villarreal, el doctor Adolfo Muñoz, que conocía bien a Bellido y a su hermano.

De lo anterior, aunque parezca sorprendente, tanto Felipe como Pablo (también con pasado en la cantera del club amarillo) no han tenido constancia hasta que el segundo contó en el vestuario dónde le habían diagnosticado la hernia.

Por cierto, el Hércules asegura que el seguro médico del club no solo corre con los gastos del tratamiento, también de la intervención y el posoperatorio.

Noticias relacionadas

next
x