la propuesta inicial eran dos hileras paralelas a la altura de la glorieta 

Elche sacrifica más terrazas en la Corredora a costa de la Plaça de Baix, donde tocará encaje de bolillos

22/05/2021 - 

ELCHE. Finalmente no habrá más terrazas en la Corredora que la que hay actualmente a la altura de la Glorieta. Una cuestión que había generado cierto recelo por parte de colectivos e incluso plantilla municipal al final de las obras, que habían firmado un manifiesto contra una hipotética superpoblación de terrazas en la ahora peatonalizada vía. También entre los socios de gobierno, ya que Compromís había protestado por esta instalación. Ahora se ha modificado la ordenanza y para contentar relativamente a todas las partes la posición intermedia ha sido permitir terrazas en la Plaça de Baix, ocupando 200 de sus 2.260 metros cuadrados. Casi el 10%.

Punto medio: se habían planteado dos hileras a la altura de la Glorieta

A este respecto, la idea original que se había propuesto por la rama socialista, donde está Aperturas, era permitir en la Corredora dos filas paralelas a la altura de la Glorieta. Es decir, una al lado de la terraza de Boutique de Café, la primera en instalarse y que generó polémica porque Compromís no estaba a favor de que se ocupara este espacio por la hostelería tras la peatonalización. Ellos proponían dejarla durante la pandemia provisionalmente y que después pasara a ubicarse en la Glorieta, frente al Sabadell, algo que no gustaba al PSOE, que entendía que había que dejar espacio para la hostelería teniendo en cuenta la situación por la pandemia. Tras e el debate surgió la propuesta intermedia: no ampliar terrazas hosteleras en la Corredora pero llevarlas a la Plaça de Baix.

Como se ve en el plano, actualmente hay dos módulos de ocupación en la plaza, correspondientes al bar que está en la esquina y a la reciente heladería que se ha instalado —de la que se especuló que su terraza podía estar en la Corredora también—, y en el futuro podrían ser hasta ocho. Justo al otro lado de la actual terraza podrían instalarse otros dos, frente al edificio verde de los grupos municipales, y que supondría quitar el mobiliario que allí está. El resto de módulos estarían frente a las entidades bancarias. Según explicó la edil de Aperturas Ana Arabid, podría instalarse en el primero de ellos la terraza de uno de los dos negocios que ya están en la esquina. 

Terraza en la Plaça de Baix y establecimiento a 30 metros

En este sentido, lo que supone la nueva ordenanza es que en los módulos de la Plaça de Baix se pueden instalar negocios de alrededor aunque no estén ubicados allí. Puede ser el caso de la propia Corredora o de la calles Hospital, pues el radio es de 30 metros. Los que antes lleguen por tanto a los locales vacíos, podrán ocupar o compartir los módulos disponibles. Esto puede animar implícitamente al sector hostelero a que abre nuevos negocios en locales cerrados desde hace tiempo para colocarse en pleno corazón de la ciudad, en una plaza que hasta ahora era tan solo para los peatones con la peatonalización. Eso sí, también se tendrá que hacer un encaje de bolillos entre Aperturas y los establecimientos conforme se vayan instalando. 

Misma estética y sin publicidad en las sombrillas

“Lo que hacen estas normas es fijar las zonas en las que las terrazas podrían autorizarse, en el caso de que algún establecimiento lo solicite y, por otra parte, se establecen módulos de ocupación estableciendo las distancias necesarias para permitir el paso y no saturar la zona”, señalaba la responsable del área, quien explica que el objetivo es "no saturar la plaza, pero darle vida y fomentar la actividad del sector de la hostelería de una forma equilibrada. Por otra parte, en las normas se regula el mobiliario para que sea uniforme y se prohíbe la instalación de toldos y sólo se permiten sombrillas no ancladas. Se prohíbe también la publicidad en las sombrillas y en las mesas y sillas". La estética será la de la reciente terraza de la Corredora.

“La ocupación de las franjas autorizará según criterios como que el local tenga frente de fachada a esos módulos, locales ubicados en la misma plaza, y, en tercer lugar, locales del entorno de la plaza hasta un máximo de 30 metros de distancia”, añade. Asimismo, el tamaño de los módulos para las esquinas son de 7x3,5 metros (con ocho mesas), mientras que las otras serán de 5,28x3,5 metros (con seis mesas cada uno), algo más pequeños. En cuanto a las calles trasversales a la Corredora, se podrán instalar terrazas como hasta ahora con la normativa vigente. La modificación de la misma es una ordenación pormenorizada que permite actuar directamente sobre algunas zonas concretas, en este caso, Corredora y Plaça de Baix. 

Así pues, la Corredora quedará libre de terrazas salvo en la actual que ya se ubica a la altura de la Glorieta y en la Plaça de Baix dejará de ser un espacio plenamente diáfano pudiendo albergar hasta cuatro zonas de terrazas. Hasta ahora no se ha realizado ninguna actividad especial salvo una exposición por el Domingo de Ramos y la propia venta de palma blanca. En su momento se anunció la intención municipal de que fuera un gran espacio para eventos culturales. Si bien es cierto que la pandemia ha pasado por delante, por lo pronto, lo que se prevé es más espacio para la hostelería. 

Noticias relacionadas

next
x