mazazo a las aspiraciones en infraestructuras un año más

Elche, a la cola en los PGE: una partida testimonial para la Ronda Sur y exigua para conectar con el AVE

4/11/2020 - 

ELCHE. Otro año más prácticamente con las manos vacías en lo que a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) se refiere. Como ya contó este medio, a la provincia de Alicante apenas le han 'tocado' 160 millones de euros de inversiones, la mayoría para acabar obras en marcha y hacer algunos avances con actuaciones relativa al AVE. El Cercanías, el gran olvidado. Sin rastro de los 64 millones de euros que se anunciaron para el presupuesto de 2019 que no salió adelante y que provocó el adelanto electoral. En Elche, tradicional agraviada durante años por las distintas administraciones, según llevan denunciando tiempo gobiernos y agentes sociales, la 'pedrea' del Estado es aún menor: una partida testimonial —e incluso menos— para la Ronda Sur, y exigua para conectar la red de Cercanías a su paso por la ciudad con la estación de Alta Velocidad en Matola

Un 1,6% de la inversión necesaria para acabar la Ronda Sur

Las cifras son demoledoras —para mal— y suponen otro mazazo a las aspiraciones en infraestructuras a las que la ciudad desde distintos ámbitos y el alcalde llevan tiempo haciendo referencia. Para la Ronda Sur, que precisa de alrededor de 6 millones de euros para culminar su finalización, el Ejecutivo, del mismo color que el partido que sustenta al equipo de gobierno, el PSOE, ha consignado apenas 100.000 euros. Un 1,6% del desembolso necesario para acabar las obras. Se empezó en 2008 y se inauguró en 2015, con parones y anuncios mediante, como la llegada del AVE. Lo último que se supo de dicho tramo, de 2 km en dirección a Crevillente, es que Fomento había dado luz verde en 2018

Por la otra parte, para la conexión de la Alta Velocidad en Matola con la ciudad a través del Cercanías, una actuación de 33,5 millones de euros, tan solo se han presupuestado 5 millones. Un proyecto que en cualquier caso está en marcha ya que recientemente como adelantó este medio Transición Ecológica aprobó el trazado para la conexión, eso sí, a pesar de que los asesores del ministerio no lo veían con buenos ojos por la baja demanda que se prevé del servicio y el elevado coste. Lo que se ha presupuestado supone aproximadamente un 14% del valor total de la actuación. 

Hay también otras inversiones en el término municipal, aunque secundarias para los anhelos de la ciudad, como el tercer carril en la A7, a la altura de Crevillent, de dos millones de euros, y la mejora a los accesos al Aeropuerto Alicante-Elche Miguel Hernández con 3,7 millones. También distintas medidas sociales de las que se beneficiará ciudadanía ilicitana, como ayudas del Ingreso Mínimo Vital (IMV), que podrían ser 10.000 familias. A eso se circunscribió el alcalde Carlos González, "es un presupuesto que trata bien a la ciudad sobre todo en materia social". Un importante matiz, 'social', porque en el tema de infraestructuras, el más esperado, la decepción es manifiesta. 

Escasa influencia en Madrid

Lo que subyace con estas cuentas, una vez más, es el escaso peso de Elche de cara a poder influir o rascar un presupuesto más ambicioso para la ciudad, que lleva años y años esperando este tipo de inversiones sin que siquiera lleguen. Sea cual sea el signo político en Madrid. Y poco importa que sea el mismo que el de alcaldía, visto el ejemplo. Así que ese anunciado Plan de Infraestructuras para la ciudad, que aún no se ha paseado por el Consejo Social a pesar de las intenciones y de que fue presentado en julio, queda de momento en tan solo una declaración de intenciones salvo un par de actuaciones como las mencionadas. Si bien es cierto que es de medio y largo recorrido, la reivindicación no ha ido más allá. De momento, con unos PGE de inversión ínfima en Elche.

Como ya hicieran en Alicante, el martes fue el turno de presentarlos en Elche por los socialistas, que volvieron a fiar el intentar rascar más dinero para estas inversiones con los fondos europeos, que obviamente no es nada seguro. Una complicada papeleta la que les dejaron por tanto los compañeros de filas en Madrid para defender inversiones locales. En los próximos días habrá distintas comisiones en Las Cortes para debatir y enmendarlo, y será la última bala para intentar mejorar la consignación presupuestaria en la ciudad, batiéndose el cobre con otras tantas ciudades. Es la única forma de asegurar al menos los proyectos. 

Vista la situación, hace unos días la oposición anunció que va a convocar un pleno extraordinario para debatir sobre esto e impulsar una mesa de trabajo de los partidos para proponer enmiendas. El diputado nacional Alejandro Soler, que fue quien presentó los documentos, respondió defendiendo que se ha mejorado la inversión con respecto a los últimos presupuestos de Cristóbal Montoro, y que la mayor que se hizo fue con el PSOE. Remontándose al aeropuerto. Una señal de la falta de inversiones de peso desde entonces desde Madrid y de este nuevo presupuesto. De hecho, González tan solo habló en la comparecencia para hacer la introducción. Después no entró a valorar el presupuesto. Un silencio que dice más que cualquier palabra. 

Noticias relacionadas

next
x