Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

El Hércules se encuentra en Bunyol con su pasado

Coinciden en el palco Paco López y Juan Carlos Ramírez, el responsable de que en 2017 el primero no se hiciera cargo del banquillo del Hércules.

8/09/2019 - 

BUNYOL. En la primavera de 2017 pudo hacerse cargo del banquillo del Hércules, cuya camiseta había defendido con futbolista en la década de los 90, pero la indefinición del club blanquiazul que entonces mareaba la perdiz con la Agencia Tributaria a cuenta de la deuda que ya mantenía con ella, le llevó a aceptar la oferta del Levante para hacerse cargo de su segundo equipo.

El exfutbolista Paco López asistió este sábado al encuentro entre el Hércules y el filial 'granota' a cuyo primer equipo entrena en Primera División desde marzo de 2018, tras la destitución de Juan Ramón López Muñiz

El técnico de Silla siguió el duelo desde el modesto palco del campo principal de la Ciudad Deportiva de Bunyol en el que se dieron cita, además del presidente blanquiazul Carlos Parodi, el director deportivo Javier Portillo y su adjunto Santos Olmo 'Fari', también el consejero y apoderado de la Fundación José León y el empresario y copropietario del club Juan Carlos Ramírez, el precisamente responsable de la parálisis que protagonizó el Hércules en junio de 2017 y que terminó dando al traste con la llegada Paco López; a este no se le vio en público intercambiar ni un saludo con los anteriores, pero sí departir amigablemente antes del inicio del partido con los lesionados Felipe Alfonso y Carlos Martínez, a los que conocía de la cantera del Villarreal a la que todos ellos pertenecieron en el pasado.

Los herculanos desplazados despiden al equipo con aplausos

Finalmente se dieron cita en Bunyol medio centenar de aficionados blanquiazules que, pese a la derrota, despidieron al equipo con una cerrada ovación.

No se puede decir que los herculanos presentes en la Ciudad Deportiva del Levante estuvieran muy satisfechos al descanso con lo que estaban viendo, pero sí es cierto que de manera paralela al paso al frente que dio el equipo en el segundo tiempo, ellos también se vinieron arriba y aunque lamentaban la segunda derrota encajada por los suyos en solo tres jornadas, trataron de corresponder con aplausos y gritos de ánimo el esfuerzo de los jugadores cuando enfilaba el túnel de vestuarios.

Noticias relacionadas

next
x