X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

fin a un contrato de 18 años 

El Club de Regatas de Alicante 'desahucia' al restaurante La Cantera: el Murri tomará el testigo

16/07/2019 - 

ALICANTE. Operación de calado en el sector gastronómico de la ciudad de Alicante. El restaurante La Cantera, emplazado en el Club Náutico Tiro del Pichón, deberá abandonar las instalaciones que ocupa desde hace 18 años el próximo 9 de septiembre. El Real Club de Regatas de Alicante, que es el titular de las instalaciones, decidió el mes pasado no renovar el actual contrato que mantenían ambas partes y le ha conminado al restaurador Jaime García Lorente a irse tras el verano. El nuevo inquilino será el restaurante Murri, del grupo Azarbe (propiedad de Vicente García, de Tempe), quien explotará el actual recinto, especializado en eventos y actos públicos.

La Cantera de Jaime García venía operando en la fachada litoral desde 2001. El grupo gastronómico había generado una identificación con sus instalaciones al borde del mar. Más tarde dio el salto al sector del catering con la explotación del servicio de restauración en Ciudad de la Luz y a muchos congresos que se celebran en la ciudad de Alicante. Sin ir más lejos, tras las fiestas de Fogueres, fue el encargado de servir los menús a los 2.000 congresistas que asistieron a congreso de medicina fetal celebrado en el Centro de Tecnificación.

El presidente del Real Club de Regatas ha confirmado el cambio: la entidad tenía una oferta del grupo Azarbe, y ésta ha sido refrendada por la junta directiva y por la asamblea de socios, según ha confirmado a Alicante Plaza el propio Miguel López Barbero.

Al parecer, según ha podido saber este diario, la entidad náutica comenzó a buscar un nuevo operador bajo la premisa de que había socios que no estaban satisfechos con el servicio. A La Cantera se le requirió que ofertara una carta de servicios para los socios, pero finalmente el Club de Regatas no aceptó y dio el visto bueno a la oferta del restaurante del grupo Azarbe. De esta manera, el pasado 18 de junio se le remitió a La Cantera un requerimiento notarial para que abandone las instalaciones el próximo 9 de septiembre.

A los responsables de La Cantera les chirría la rapidez de la decisión y que no se haya convocado un pliego de condiciones abierto a más operadores, o que no se les diera la opción de presentar una contraoferta. Según el grupo gastronómico liderado por Jaime Pérez, ese procedimiento sí que se siguió para buscar un nuevo concesionario para el restaurante Aldebarán, en las instalaciones centrales del Real Club de Regatas, pero quedó desierto y finalmente sigue operando el grupo Vectalia con una prórroga. En el caso de La Cantera, el grupo empresarial de Pérez y el Club de Regatas mantenían un contrato que se renovaba anualmente, hasta este pasado mes de junio. La concesión náutica expira el próximo 2022.

El Murri encuentra sitio junto a su otra 'casa', Isla Marina

La operación de la no renovación de La Cantera no sólo supone un cambio radical en el sector, sino que además implica que otro de los gigantes de la restauración de la ciudad, el grupo Azarbe, encuentro sitio para una de sus enseñas, el restaurante Murri. Además, lo hace junto a las instalaciones de Isla Marina, en las inmediaciones de La Cantera, y que hasta ahora era la base de operaciones del servicio de catering de Murri. En 2017, el grupo empresarial liderado por Vicente García adquirió Isla Marina para relanzarlo como espacio de eventos.

Hasta el momento, Murri operaba como servicio de catering después de que el pasado mes de enero dejara sus instalaciones de la calle San Fernando, y que compartía con otra marca del grupo, el Terre. Murri quería optar a la estrella Michelin y consideraba que compartir dependencias con otro restaurante, aunque fuera del grupo, le restaba posibilidades, de manera que decidió bajar la persiana a la espera de una nueva ubicación, que ahora parece haber encontrado.


Noticias relacionadas

next
x