X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

ronda de contactos con Pspv-PSoe, unides podem, compromís y vox 

El bipartito de Alicante lo intenta con el catálogo: busca apoyo de la oposición sin quitar protecciones

6/11/2019 - 

ALICANTE. Nuevo intento para el catálogo de protecciones de Alicante: el documento llamado a servir de punto de partida para la elaboración del futuro Plan General Estructural. Esta vez, la propuesta llega bajo el impulso del nuevo equipo de Gobierno, el bipartito en situación de minoría compuesto por Partido Popular (PP) y Ciudadanos (Cs), con 14 concejales en una corporación de 29 ediles. Se trata precisamente de las dos formaciones que votaron en contra del documento propuesto por PSOE, Guanyar y Compromís durante el pasado mandato (al margen de los dos ediles no adscritos, Fernando Sepulcre y Nerea Belmonte). Y, según las fuentes consultadas, la propuesta actual que se pretende trasladar al pleno antes de que finalice este año -o como muy tarde en enero de 2020- no difiere demasiado respecto a aquella versión inicial. Como mínimo, no se ha eliminado ninguna de las fichas que se contemplaban hace dos años ni se ha modificado sustancialmente su contenido, pese a que se había especulado con la posibilidad de que se retirase alguna de las fichas referidas al catálogo de paisaje.    

Eso sí, como el propio concejal de Urbanismo, Adrián Santos Pérez (Cs), ha anticipado públicamente en varias ocasiones, en las fichas de los edificios que se incorporen con el grado de protección ambiental o parcial no se incluirá la compensación por la restricción de los derechos de edificabilidad que marque el PGOU. Es decir, que se permitirá que esos edificios puedan ganar las alturas previstas en el PGOU mientras se garantice la protección de los elementos a preservar que se delimiten en cada ficha, siempre que no existan otras limitaciones específicas recogidas en planes especiales como el del Centro o el Casco Antiguo, por ejemplo.    

Para que la nueva propuesta de catálogo quede aprobada, el bipartito requiere de mayoría absoluta: es decir, al menos un voto favorable más respecto a la suma de sus 14 ediles que proceda de alguno de los concejales de los cuatro grupos políticos que componen la oposición para reunir 15 apoyos en total. De ahí que Santos Pérez haya mantenido a lo largo del último mes una primera ronda de contactos con representantes de PSPV-PSOE, Unides Podem, Vox y Compromís (por ese orden) para darles a conocer el borrador del documento, ya en su última fase de elaboración. En principio, se prevé celebrar una segunda ronda de entrevistas para darles a conocer el documento final. Con todo, el portavoz del grupo socialista, Paco Sanguino, ha expresado su malestar por el hecho de que no se hubiese celebrado "una reunión oficial con el grupo" para tratar "de manera específica sobre el catálogo y que tan solo se hubiese aprovechado para hablar sobre el catálogo en el transcurso de otra reunión solicitada por el PSPV-PSOE para hablar sobre otros asuntos". 

El trámite de la propuesta coincide con sendas iniciativas para declarar el edificio del Cine Ideal como BRL o como BIC

El trámite de la propuesta se plantea justo en el momento en el que se debate sobre el futuro del edificio del antiguo Cine Ideal y su posible declaración como Bien de Relevancia Local (BRL) o como Bien de Interés Cultural (BIC) a instancia de sendas iniciativas planteadas por el grupo municipal de Unides Podem EU, primero, y por el portavoz socialista, Paco Sanguino, a título particular, segundo. 

La primera propuesta se aprobó en el pleno ordinario de octubre, el pasado jueves, con el respaldo de todos los grupos políticos salvo el de Vox. El recorrido que haya podido tener la segunda iniciativa -la solicitud cursada por Sanguino ante la Conselleria de Cultura- todavía es una incógnita.

En el pleno también se aprobó (por unanimidad) una declaración institucional a propuesta del PSPV-PSOE, para que el Ayuntamiento de Alicante realice una nueva oferta de compra por el inmueble. Tanto el alcalde, Luis Barcala, como el edil de Urbanismo incidieron en que, en todo caso, esa negociación debería abordarse a partir del precio de tasación del inmueble fijado por los técnicos municipales durante el pasado mandato: en torno a 2,5 millones, como informó este diario el pasado jueves. Barcala apuntó que esa tasación podría revisarse, pero siempre a partir de criterios objetivos. Cuando menos, lo cierto es que la cifra contrasta con la tasación del edificio del Teatro Principal, valorado por los técnicos municipales en 14 millones, con motivo de las negociaciones entabladas para que se produjese la entrada de la Generalitat en la comunidad de bienes propietaria del coliseo.

Como viene informando Alicante Plaza, por el momento es el grupo Baraka quien sí tiene cerrado un acuerdo de opción de compra con los propietarios del icónico inmueble con el propósito de rehabilitarlo y transformarlo en hotel. Ese acuerdo se concertó con un precio de seis millones de euros, aunque está supeditado a que el proyecto del grupo de Trinitario Casanova obtenga licencia de obra. Hasta ahora, los técnicos municipales de Urbanismo ya han concluido que el uso propuesto (el hotelero) está amparado en el Plan Especial del Centro, por lo que ya se ha expedido el certificado de compatibilidad.         

Noticias relacionadas

next
x