Hoy es 26 de mayo y se habla de

algunas soluciones, aparejadas a la remodelación

Las deficiencias que presentan el Mahe de Elche y el Palacio: conservación, seguridad o falta de almacenaje 

26/10/2022 - 

ELCHE. El Consistorio ya ha iniciado el trámite para contratar a una empresa que se encargue de la retirada de las salas X, XI y XII del MAHE, para adecuarlas para exposiciones temporales, así como la instalación de un montacargas de mucha mayor capacidad, además de alguna reforma interior secundaria y del entorno del museo. Será la primera de cinco fases, que a día de hoy se han cifrado en 2,4 millones de euros. Eso sí, ahora solo hay presupuesto para esta primera, la que se licita. Junto a las diversas actuaciones se establecen también varias de las problemáticas tanto del museo como del Palacio de Altamira, con el objetivo de poder solucionarlas de cara al futuro. Entre ellas, problemas de conservación en algunas partes, falta de seguridad o accesibilidad en partes del museo, y una capacidad de almacenaje insuficiente.

En el nuevo programa de reorganización del Mahe también figura un informe de impacto patrimonial con distintos problemas, propuestas de mejora y otras cuestiones a plantear a futuro. En este aspecto, por ejemplo, aunque salta a la vista y ya se ha planteado, en el documento se incide en la necesidad "inmediata" de sanear las estructuras murarias, retirando la vegetación existente para evitar que se agudice el deterioro. Adicionalmente, también se observa la necesidad de consolidación de los muros de tapial y mampostería, afectados por diversas patologías que se han acentuado por intervenciones inadecuadas. Y se explicita que a corto plazo "debe realizarse un estudio de las patologías existentes con técnicas de inspección más precisas, a efectos de determinar las actuaciones a realizar, su urgencia y el orden de prioridad de las mismas".

En segundo lugar,  también se habla de deficiencias en la instalación de climatización que  sirve a la planta baja de la Torre del Homenaje. "Se aprecia que está  causando aportes del agua condensada desde la instalación, a los restos  arqueológicos que se encuentran en la zona inferior del patio de armas",  lo cual debería solucionarse lo más pronto posible. Por otra parte,  también en el Palacio de Altamira, se indica que hay elementos no  adaptados a la normativa vigente, como barandillas escalables,  desniveles en el pavimento sin proteger, puertas que abren en sentido  contrario a la evacuación, o problemas de estanqueidad de la madera en  algunos acabados de cuando se creó el museo. En un segundo plano se  propone rehabilitar la fuente de la plaza Alcàsser de la Senyora, aunque  se focaliza en el problema de desprendimientos y crecimiento de vegetación en los muros de tapia, "que además funcionan como muros de carga, a efectos de evitar que el deterioro progresivo pudiera acabar generando problemas de estabilidad de dichas estructuras. Existe un problema de desprendimientos generalizado en  las estructuras de tapia". A ello habría que sumar los desconchados de  la fachada de la Torre del Homenaje o la Casa del Gobernador, para los  que ya se planteó una ayuda al Consell, que optó por invertir en el  Jardín de Andalucía.

Reubicar la Dama de la Torre del Homenaje, posible apertura a visitas y biblioteca en la Torre del Duque

Asimismo,  para ambos elementos, además del acceso al Palacio desde la Casa del  Gobernador, para permitir la entrada gratuita al castillo y su mirador,  hay más propuestas para ella y la Torre del Homenaje, tan solo accesible  en la planta baja y por ello no visitable para el público. De esta  última se propone desmontar el cerramiento acristalado de acceso a la sala de interpretación de la Dama de Elche. Como ello reducirá el  espacio disponible, se sugiere trasladar todo a otra ubicación y dedicar  esta sala, al ser accesible, reducida y aislada del resto de espacios,  a explicar la historia y descripción del Palacio de  Altamira. Enmarcado en los nuevos itinerarios del Patio de Armas que se  plantean para poner en valor el propio castillo, que goza de su propia  catalogación de Bien de Interés Cultural (BIC). 

Sobre la  recuperación de la Torre del Homenaje, en los últimos años tan solo  abierta a grupos en días especiales como el Día de los Museos, sigue  siendo un mirador excelente, desconocido para la mayoría de ilicitanos,  así como sus salas que se utilizaron como prisión, con los 'grafitis' de  los prisioneros aún en las paredes. La última vez que recibió visitas  masivas fue en el regreso del busto íbero. Se plantea que "podría  contemplarse su visita con las precauciones y limitaciones de seguridad y  accesibilidad que supone sus características constructivas y estado  actual, especialmente en planta segunda (acceso sólo permitido bajo  petición previa expresa por escrito, asumiendo los riesgos inherentes a  la visita). De este modo se podría también retirar la instalación de  climatización existente". El acceso a la terraza, además, es en escalera de caracol, lo que restringe su entrada.

Y sobre la Casa del Gobernador, que en  su planta segunda es  actualmente el taller de restauración, se considera  que no es el lugar  idóneo para esta tarea, por no reunir las necesidades de seguridad  y conservación preventiva de  los bienes a restaurar. Además, se apunta  que la pila de agua existente  está ocasionando humedades y los  desconchados en la fachada. Por ello, y  dado que es accesible con ascensor, "en la reorganización de  usos prevista se propone recuperar esta Sala para su uso público, como  Biblioteca del MAHE". 

Falta de almacenamiento en el MAHE...

En   cuanto a otro de los problemas, el documento del director de museos y   una de las arquitectas municipales pone de relieve que es "evidente" la   necesidad de ampliar el espacio de almacenamiento disponible para los   fondos del Museo, y tratándose de un Museo Arqueológico, prever la   suficiencia de espacio para albergar los nuevos hallazgos que vayan   produciéndose. Todo ello en condiciones adecuadas de seguridad y   conservación, y de modo que los bienes resulten accesibles a   investigadores, e incluso si resultase posible, a la visita pública.  Por  ello se considera necesario analizar posibles ubicaciones para  albergar conjuntamente de forma ordenada los fondos del Museo que actualmente se encuentran dispersos en distintas dependencias municipales no aptas para dicho fin; así como para albergar las instalaciones necesarias para las labores de restauración.

... y apertura a adecuar un nuevo museo arqueológico

En   este sentido, a corto plazo se ha previsto mantener los usos   administrativos existentes en el Palacio, "pero sería conveniente que   progresivamente estos vayan trasladándose a otra ubicación, a fin de   priorizar usos de carácter público en el recinto monumental". E incluso   se plantea que si fuese necesario por los requerimientos de espacio,  "la  adecuación de un nuevo Museo arqueológico. En este último caso, el   Palacio de Altamira podría seguir funcionando como centro de   exposiciones temporales".

Problemas y propuestas en las alas Este y Oeste

En  la parte Oeste del museo, como señalaba este medio, las salas VII y IX  se destinarán a actividades didácticas,  destapando la ventana que cubre  un elemento textil. Se añade que como  en el resto de salas expositivas  del Palacio de Altamira, "los montajes  expositivos existentes no reúnen  condiciones hoy en día admisibles de  seguridad y conservación  preventiva". Sobre la sala polivalente se  estudia si debería eliminarse,  manteniendo la plataforma de apoyo que  resguarda los restos  arqueológicos "y podría utilizarse a modo de palco  para actos públicos  al aire libre; o en su caso, analizar una nueva  solución para  reconstrucción de la sala". Se estima que lo ideal sería  contar con un  salón de actos en mejores condiciones.

En la Este, donde se ubican las tres salas que se desmantelarán, de un lado se tienen que realizar mejoras en el acceso desde la Avenida Diagonal del Palau para posibilitarla carga y descarga de piezas por la puerta de la fachada principal sur del Palacio de Altamira (muelle decarga y descarga, cambio de barandilla...), y actuar sobre la pasarela exterior de planta segunda junto al ascensor, adosada a la fachada interior del ala este de cierre del patio de Armas. De   forma secundaria, se realizarán algunas actuaciones por patologías   constructivas que afectan a las tres salas de la remodelación, como filtraciones   y goteras existentes en su cubierta. De cara al futuro, además, estas   salas temporales se encuentran junto al lienzo de la muralla, el   elemento de mayor valor patrimonial. En los montajes futuros no podrán   realizar anclajes, por lo que se instalará una estructura auxiliar de sujeción en el falso techo de las salas para poder suspender elementos desde la misma.

Sala temporal y futura permanente

Por  último, sobre la actual sala de exposiciones temporales, que sería la   futura permanente con los elementos que se retirarán de los espacios X, XI y XII, se establece la posibilidad de contemplar la muralla  islámica,  también BIC, desde el interior de la Sala. "En cualquier  caso, resulta  necesario modificar los estores interiores existentes, ya  que provocan  un calentamiento excesivo del vidrio con el consiguiente  efecto de  rotura y el cerramiento acristalado existente presenta  fisuras".  Asimismo, se estima oportuno recuperar el foso de agua a los  pies de la  muralla, de forma que contribuya a mejorar la percepción del  conjunto. 

En definitiva, el informe concluye que en general todas las actuaciones propuestas, la reorganización en su conjunto, "tendrá un efecto favorable para la puesta en valor del  BIC  Palacio de Altamira, y fomentará el disfrute y aprecio ciudadano  del  conjunto monumental". Con el nuevo recorrido y cambio de las salas y la permuta de las futuras salas temporales del Ala Este y la nueva   permanente de la actual entrada al Mahe, se explica que permitirá el   enlace del periodo tardorromano con el periodo cultural islámico de   forma más inmediata y directa. "Su exposición correrá además paralela  al  antiguo lienzo de muralla medieval, visible desde esta sala,  lográndose  así contextualizar los materiales medievales con la  arquitectura  contemporánea a ellos". Se justifica que ello permitiría "recuperar   la idea original de este espacio del museo en que existía un diálogo   visual entre muralla y colección pero mejorándolo considerablemente ya   que ese diálogo se realizaba con exposiciones temporales de temática   variable y no con los materiales correspondientes al mismo periodo   histórico medieval y procedentes de las excavaciones de la propia Ilš-Elche".

Noticias relacionadas

next
x