Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

nueva portavocía, rearme de asesores y más diálogo con el psoe en paralelo al pacto de xixona

Cs se reivindica ante el PP y busca protagonismo en el bipartito de Alicante para 'centrar' la gestión

24/07/2020 - 

ALICANTE. Ciudadanos (Cs) mueve ficha en el Ayuntamiento de Alicante en busca de una mayor cuota de protagonismo en la gestión municipal. Vencido el primer año de su pacto de gobierno con el PP, en el que han tenido una intervención desigual -y, en ocasiones aparentemente nula-, en la toma de decisiones, los cinco concejales del partido de Inés Arrimadas dan un paso al frente no solo para ganar visibilidad (que también), sino sobre todo para que sus planteamientos se tengan en cuenta a la hora de planificar los acuerdos ejecutivos que afectan al devenir de la ciudad, sin quedar diluidos entre el PP. En suma, Cs se reivindica para tratar de centrar planteamientos frente a posibles decisiones unilaterales que puedan pretender sus aliados.

Los gestos en esa dirección se han concentrado en un corto espacio de tiempo, aunque venían trabajándose desde hacía algunos meses. Y lo cierto es que, además, coinciden en un contexto especialmente simbólico: el del pacto de gobierno alcanzado con el PSPV-PSOE para compartir responsabilidades de gobierno en el Ayuntamiento de Xixona. Todo un toque de atención al PP, que se llevaba negociando desde hace más de un mes, y que la dirección del partido naranja ha hecho extensible al conjunto de municipios en los que mantiene acuerdos con los populares.

¿Cuáles son esos gestos en el resposicionamiento de Cs? Al margen de la negociación del presupuesto, en el que Cs peleó por la defensa de sus principales apuestas (entre ellas, la dotación de fondos para redactar un proyecto de Palacio de Congresos y para iniciar el nuevo Plan General, que en parte también compartía el PP), los últimos y más evidentes han sido -por este orden- la ampliación del número de cargos de confianza del equipo de Gobierno; el relevo en su portavocía; la apertura al diálogo con el PSOE en los acuerdos de ciudad; la amortización anticipada de deuda; y la creación del cargo de jefe de Gabinete de Vicealcaldía.

Por partes. La creación de más plazas de asesores es una de las reivindicaciones que Cs venía poniendo sobre la mesa del bipartito prácticamente desde el arranque de este año. La decisión se fue retrasando, hasta la aprobación del presupuesto. En paralelo, irrumpió la crisis del coronavirus. Así que su aprobación se acabó materializando finalmente en la primera semana de julio: cinco puestos nuevos que se han utilizado para contratar a tres personas (dos por Cs y una por el PP) y para completar las retribuciones de varios asesores que disponían de sueldos más bajos. 

Después, llegó la sustitución de Mari Carmen Sánchez como portavoz del bipartito en favor de Antonio Manresa: un giro con el que la vicealcaldesa se liberaba del peso del foco mediático en el que no se sentía cómoda y ganaba tiempo para centrarse en la gestión turística. El relevo, pactado y consensuado en las filas de Cs, permitía que el partido también recuperase la cuota de pantalla que había dejado de tener como consecuencia de las constantes ausencias de Sánchez en las comparecencias de prensa semanales para informar sobre los acuerdos aprobados en Junta de Gobierno. 

En tercer término llegó la tercera modificación de crédito, con la que el bipartito acordó usar 19 millones del remanente de crédito para liquidar toda la deuda municipal, sin esperar a que el Ejecutivo central determinase cuál podía ser el destino de los ahorros generados por el conjunto de las administraciones locales. PP y Cs compartían la voluntad de tomar esa decisión, pero -según fuentes consultadas- fue Cs quien acabó de convencer al PP para que optase por el pragmatismo sin esperar a que el Gobierno deshojase la margarita: mejor usar ya esos 19 millones para cubrir agujeros con los bancos, que no arriesgarse a tener 30 millones en el cajón sin apenas tiempo para poder gastarlos.

LOS EDILES DEL PARTIDO DE INÉS ARRIMADAS TRATAN DE 'METER' UNA MARCHA MÁS EN LA GESTIÓN MUNICIPAL PARA NO QUEDAR DILUIDOS ENTRE EL PP: el último gesto, la figura del jefe de gabinete de vicealcaldía

Casi al unísono, Cs promovió un encuentro del bipartito con el PSOE para comenzar a tratar sobre la cuarta modificación de crédito: la que debe procurar fondos para desarrollar las 105 medidas pactadas en la comisión para la reconstrucción de la ciudad. Se trata de la única conversación mantenida por PP y Cs hasta ahora para tratar sobre ese ajuste contable con alguno de los cuatro grupos de la oposición. Según las fuentes consultadas, no se ha hablado con Vox, Unides Podem o Compromís de manera consciente: la idea es mirar al centro y tratar de involucrar a las fuerzas que podrían estar en esa posición, no a las que se sitúan "en los extremos". Lo cierto es que, además, ese no ha sido el único encuentro registrado entre Cs y PSOE en el último mes: ya hubo un primer acercamiento con motivo de la planificación de la política en defensa de los derechos del colectivo LGTBI con el fin de evitar nuevas disputas en la celebración del Día del Orgullo en años sucesivos.

Y, por último, este jueves llegó el turno de la creación de la plaza de jefe de Gabinete de Vicealcaldía: un puesto pactado desde hacía meses con el que Cs encuentra cierto equilibrio respecto al PP (que ya cuenta con la jefatura de Gabinete de Alcaldía, la jefatura de Protocolo y la jefatura del Gabinete de Prensa). La nueva figura requiere de una modificación de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) por lo que respecta al personal eventual que debe pasar por comisión de Hacienda, este viernes, y por pleno, el próximo jueves. A priori, quedará aprobada gracias a la abstención de Vox, que -según apuntó su portavoz, Mario Ortolá, este jueves- no se opone al cambio en la medida en que no supone un incremento del gasto en asesores ya previsto desde la creación de las cinco nuevas plazas de cargos de confianza. En total, el bipartito seguirá disponiendo de 27 sueldos para contratar a asesores (que pueden dividirse para contratar a varias personas a tiempo parcial), cuando el máximo legal al que puede llegar es de 29 plazas (salarios).

El nuevo cargo quedará cubierto por Miguel Ángel Sánchez, quien ya venía desempeñando funciones de asesor junto a Mari Carmen Sánchez en la Concejalía de Turismo. Ahora, además de mantener esa responsabilidad, con nuevas prerrogativas en refuerzo de la labor que desempeña la vicealcaldesa en esa parcela (podrá adoptar ciertas decisiones administrativas, por ejemplo), se ocupará de coordinar la acción del conjunto del bipartito y, en especial, de las áreas controladas por Cs. Todo con el mismo propósito: que Cs meta una marcha más en su labor en el ayuntamiento. A cambio, percibirá un incremento salarial de cerca de 200 euros netos al mes, al recibir el importe sobrante de las asignaciones repartidas entre el resto de asesores, cuando se crearon las cinco nuevas plazas de cargos de confianza.

Noticias relacionadas

next
x