Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

antes del partido de ida pactaron que el que no ascendiera sería compensado por el otro con 200.000 euros

Hércules y Cádiz firmaron un 'seguro de no ascenso'

27/12/2016 - 

ALICANTE. El pasado 12 junio Hércules y Cádiz quedaban emparejados en la eliminatoria final del play off por el ascenso a Segunda División A, los primeros tras eliminar al Toledo y los segundos al Racing de Santander.

Apenas doce meses después de verse las caras en una polémica segunda ronda de un play off que ni alicantinos ni gaditanos finalizaron con una sonrisa (los blanquiazules quedaron eliminados a manos de los amarillos que en la eliminatoria final mordieron el polvo con el Bilbao Athletic), Hércules y Cádiz repetían duelo a doble partido pero en este caso el ganador tenía el premio directo de abandonar el pozo de la Segunda División B, un agujero en lo deportivo pero también en lo económico para dos clubes que cuya salud financiera nunca ha sido su fuerte.

Pues bien, Alicante Plaza ha podido saber que ambos clubes, una vez conocieron que volverían a ser rivales en el terreno de juego, se sentaron en una mesa e imitando a otros equipos en situaciones análogas pactaron una compensación económica que hiciera menos duro para aquel que dos semanas después se quedase 'por el camino', el también amargo trago de tener que afrontar un curso más en 'la B'. 

Todo se articuló sobre la base de un derecho de tanteo sobre las respectivas plantillas: el que ascendiera contaba durante el mercado de fichajes de verano con preferencia para hacerse con los derechos económicos de cualquier jugador del equipo que siguiera en Segunda División B, a cambio de 200.000 euros pagaderos a razón de 20.000 euros mensuales desde septiembre y, obviamente con independencia de la obligación de bien depositar el montante de la cláusula de rescisión del jugador en cuestión, bien llegar a un acuerdo alternativo sobre el precio del traspaso del mismo. 

Buena prueba de que el objetivo final del acuerdo, aunque este no lo contemple así, era compensar a quien no ascendiera y no disfrutar de un derecho de adquisición preferente sobre la plantilla de la contraparte, es que cuando semanas después el Sevilla llamó a la puerta del Hércules para la contratación de Álex Muñoz el Cádiz siquiera se planteó el fichaje. 

Así, todo y la tormenta de declaraciones altisonantes que en 2015 desató el grosero error de Sánchez Laso y el segundo duelo a doble partido que habían de disputar de manera inminente, Hércules y Cádiz fueron capaces de iniciar una relación económica que todavía sigue vigente. Ver para creer.

Noticias relacionadas

next
x