X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

reforma integral tras 46 años de trayectoria

Gourmet reinventa la histórica TriBeCa: ultima su reapertura con Alfredo Payá y 'producto de casa'

25/01/2020 - 

ALICANTE. El Grupo Gourmet, pilotado por la chef alicantina María José San Román, echa el resto para rejuvenecer sus raíces con la reapertura de la hamburguesería TriBeCa. Los propietarios del restaurante Monastrell, La Taberna del Gourmet y La Vaquería ultiman una profunda reforma del histórico local, situado en la confluencia de la calle San Fernando con Alberola Romero, con el propósito de que pueda volver a ofrecer "buena comida y buen ambiente" en pleno centro de Alicante "por otros 46 años más", según explica la propia San Román.

Tribeca abrió sus puertas en 1975 bajo los mandos del reconocido jugador de balonmano Pitu Perramón. Entonces, su rótulo era el de Frankfurt y -en consonancia- ofrecía una carta típicamente europea en la que predominaban las salchichas alemanas. En 2005, llegó su primer cambio para transformarse en TriBeCa, una hamburguesería de ambientación neoyorkina con un interiorismo diseñado por la tatuadora holandesa Morbella. Eso sí, entonces, no perdió su esencia: siguió ofreciendo salchichas alemanas, pero se añadieron las hamburguesas y se incorporaron los cocktails.

Ahora, con 46 años de trayectoria a sus espaldas, el grupo ha decidido renovar la apuesta por el que pasa por ser uno de los locales más emblemáticos y reconocibles de Alicante para someterlo a una completa transformación. Para ello, ha confiado en la mano del prestigioso arquitecto Alfredo Payá, conocido por proyectos como el Museo de la Universidad de Alicante (MUA), y que acaba de ser reconocido con el premio FAD de Arquitectura 2019 por el diseño del Instituto Playa Flamenca de Orihuela. 

"Alfredo es amigo y cliente, así que confiamos en él para el proyecto. La idea es dejar atrás el carácter barroco que hasta ahora tenía TriBeCa para que se convierta en un bar con una ambientación casi minimalista, decorado en piedra, madera, cristal y acero, y en el que todo configure espacios más abiertos", explica San Román. "Incluso la cocina", enfatiza.   

Salvo contratiempo inesperado, el nuevo '3BK' -su nueva denominación- volverá a abrir sus puertas en un plazo de dos meses. Y para entonces también compatibilizará el respeto de su esencia con la incorporación de novedades en su carta. "Además de ofrecer panes de nuestro propio obrador, como ya hacíamos hasta ahora, vamos a prescindir de todo producto procesado, de modo que todo va a ser elaborado por nosotros; hasta el ketchup y el resto de salsas", explica San Román.

"Le vamos a dar la vuelta al calcetín por completo: se trata de abrir las posibilidades y ofrecer comida saludable, con ingredientes típicos de la dieta mediterránea y la opción de elegir desde el tipo de pan, hasta la hamburguesa, que no necesariamente tiene que ser de carne, así como sus condimentos", añade la chef, reconocida con una estrella Michelín y dos soles Repsol.            

Noticias relacionadas

next
x