Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

medidas a incluir en el presupuesto de 2021

El 'plan de rescate' de Alicante para la hostelería: exenciones, bonificaciones y ayudas para alquileres

20/10/2020 - 

ALICANTE. Habrá otra batería de medidas para ayudar a la hostelería en Alicante. El equipo de Gobierno, el bipartito compuesto por PP y Cs, trabaja en la definición de un nuevo paquete de propuestas de apoyo al sector entre las que se incluirán la aplicación de reducciones, exenciones o bonificaciones para los principales tributos municipales, como la tasa de basura, la de veladores o el IBI.

De igual modo, en esa especie de plan de rescate reivindicado por las principales asociaciones empresariales (APEHA, ARA y Alroa) también volverá a incluirse la convocatoria de líneas de subvenciones directas, como las que se pusieron en marcha a partir del pasado mes de abril para pymes y autónomos que acreditasen pérdidas ocasionadas por la irrupción de la pandemia de la covid-19. Se trata de una nueva relación de disposiciones que quedarán recogidas en la cuarta modificación de crédito del presupuesto de este año (todavía sin fecha para su debate en pleno, pese a que se había llegado a anunciar que se aprobaría antes de agosto) o en la elaboración de las cuentas municipales de 2021, según avanzó este lunes el propio alcalde, el popular Luis Barcala, la entrega de distintivos 'Alicante, Ciudad del Arroz' a 24 establecimientos especializados en ese producto gastronómico.

No obstante, Barcala señaló que, en esta ocasión, también se está estudiando extender esas propuestas de apoyo al sector a otros aspectos no considerados hasta ahora de manera específica. Entre ellos, fundamentalmente el pago del alquiler de los locales en los que se encuentran instalados bares, cafeterías, pubs y restaurantes. Así, apuntó que se prevé conceder ayudas específicas para ese fin o, incluso, aplicar bonificaciones fiscales para los propietarios de locales que rebajen el importe de la renta mensual a sus inquilinos hosteleros. 

El pago de esos arrendamientos ha sido uno de los principales lastres que ha pesado sobre el conjunto del sector desde que comenzaron a aplicarse restricciones a su funcionamiento al tratarse de uno de sus mayores gastos fijos. De hecho, los establecimientos han tenido que negociar acuerdos particulares con sus caseros, como los aplazamientos, hasta que se han comenzado a introducir cláusulas vinculadas a la covid-19, como la suspensión temporal del pago de las rentas en caso de cierre forzoso de los negocios.

Sea como fuere, tanto las bonificaciones como las ayudas directas para el pago de los alquileres se complementarán, además, con otras iniciativas que ya se vienen aplicando de manera excepcional desde el pasado mes de mayo, como la concesión de un permiso especial para que los negocios hosteleros puedan instalar veladores en las zonas de la vía pública reservadas para el estacionamiento de vehículos. De hecho, esa autorización se acaba de renovar ahora por otro mes adicional (hasta el próximo 15 de noviembre) con la previsión de que pueda seguir actualizándose mes a mes mientras se prolonguen las restricciones de aforo en el interior de los locales.

PP y Cs sopesan conceder subvenciones directas para que los hosteleros pagar las rentas de sus locales o aplicar bonificaciones fiscales a los caseros que las rebajen

En esta línea, el primer edil consideró que las terrazas de la hostelería están funcionando "como la mejor alternativa" para el sector, por lo que volvió a solicitar a la Generalitat, a través de la Conselleria de Justicia, que flexibilice las medidas para que los locales de ocio puedan "compatibilizar sus licencias de pub con la de bar o cafetería", sin necesidad de renunciar a su permiso original. De ese modo, según explicó, se solucionaría el problema específico que afecta a los locales de ocio instalados en el Centro Tradicional y Casco Antiguo, como consecuencia de las limitaciones de distancia que ya se aplican en ambos barrios a través de la última modificación de sus respectivos planes especiales.

"Cualquier pub situado en otro barrio distinto, podrá solicitar la licencia de bar o cafetería sin problema; pero no ocurre lo mismo con los del Centro Tradicional o Casco Antiguo, que tendrían que renunciar a la licencia de pub y no podrían recuperarla porque a muchos no se les podría volver a conceder de nuevo al no guardar las distancias mínimas exigidas respecto a otros locales similares", explicó.

Noticias relacionadas

next
x