Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

se trata de atraer talento exterior a ecosistemas locales

Carlos de la Lama (Embassy) piensa en Alicante y València para su modelo de 'coliving' de Silicon Valley

22/12/2019 - 

ALICANTE. Carlos de la Lama fue de las personas inquietas que lo dejó todo para irse a emprender a Silicon Valley. Este ingeniero de Telecomunicaciones dejó su puesto de trabajo en Indra para hacer las américas. Tras ocho años de experiencia en Palo Alto (California), ahora pretende exportar a diferentes partes de España el modelo de incubadora de emprendedores que puso en marcha con su proyecto Startup Embasy, denominados coliving emprendedor, y que considera que "puede ser vital para que cualquier ecosistema emprendedor local pueda madurar". De momento, pretende que ese proyecto, que ya funciona en Palma de Mallorca, se implante en Alicante, en el entorno del Distrito Digital, y en València. Carlos de la Lama ha expuesto los detalles de su proyecto a Plaza después de participar en un coloquio en el coworking Torre Juana, de Andrés Pedreño, en Alicante.

¿Qué es el coliving emprendedor? Para De la Lama, "un coliving es una comunidad intencionada, una serie de personas que deciden vivir bajo un mismo techo porque tienen una pasión o trabajo común; en su caso, de emprendedores". En su coliving emprendedor de Silicon Valley llegó a tener a 2000 emprendedores de 90 países diferentes. "Sé que se puede extraer cuando reúnes a tantos emprendedores", explica. Un coliving ofrece alojamiento, zona de trabajo (un coworking) y tener una startup de corte tecnológico. Estos serían los ingredientes, o condicionantes, de un coliving emprendedor.

Además de ello, añade Carlos, debe ser un espacio conectado hacia la región, o zona de influencia. "Esto que he vivido yo en Palo Alto creo que es un modelo replicable en el resto de mundo y es lo que realmente falta para que estos ecosistemas puedan florecer, y que todavía no se han hecho".

Con la idea de replicar el modelo de Silicon Valley, detalla, "se han impulsado fondos de inversión en la región, incubadoras, coworking, campus tecnológicos...todo eso es bueno, pero creo que falta una cosa: en estos espacios en los que puede acudir el talento de cualquier parte del mundo, ir a allí y colaborar. La magia fluye cuando los emprendedores están juntos", expone.

¿Existe ya algún modelo en funcionamiento?

Lo que existen son coliving más genéricos, no exclusivamente de emprendedores, que es el modelo que Carlos de la Lama quiere implantar. "El coliving es una herramienta para llegar a un fin; es una manera de tener juntos a muchas cabezas pensantes que vienen de fuera, y que intercambien ideas y experiencias".

El responsable de la startup Embassy expone que proyectos de incubadoras hay muchos, pero nadie les resuelve el tema del alojamiento, y además deben cumplir unos horarios concretos. Él aboga por un modelo 24/7, 24 horas, siete días de la semana. "De los 2.000 emprendedores que han pasado por Embassy, en Palo Alto, el top 5 ha levantado más de 200 millones de dólares, y todo eso ha sido después de crear startups exitosas; no digo que sea gracias a nuestro coliving, sino que fue gracias a que los captamos antes de esa fase. De los primeros, sólo hay uno de Estados Unidos; el resto era de fuera".

Por ello, defiende que, por ejemplo, si Alicante tuviera un espacio de estos, podría generar y ayudar a madurar ese ecosistema. "En mi opinión, el talento no es solo local, hay que atraer talento de fuera para que active el talento local."  

Carlos de la Lama sostiene que el proyecto del coliving es muy específico, que no hay que confundir con un colegio mayor al lado de una universidad o un parque científico. Dice que sí tendría sentido ubicarlo junto a un campus sí las personas que se instalen siempre sean de fuera. "La clave a su juicio está en que un coliving anima al emprendedor, que es un perfil que siempre se siente solo", detalla. Y la clave es que estén en una región y que puedan moverse con facilidad de un sitio a otro.

¿Aplicable a Distrito Digital de Alicante?

En el caso del Distrito Digital, donde ya existen muchas empresas y startups instaladas, De la Lama sostiene que se trata de activar un coliving. Y que la mejor fórmula sería montar una especie de fondo para incentivar la llegada de nuevos emprendedores a los que, en vez de incentivarles con premios, se le incentivaría pagándoles todos los gastos: alojamiento, oficina y comida, y que el 50% del espacio de ese coliving esté subvencionado. "Si hacemos esto durante dos o tres años, podemos activar el ecosistema", defiende. "Hay que tener claro que no sólo hay que invertir localmente, sino atraer el talento de fuera, porque el talento no es sólo local. Hay que utilizar parte del dinero del que dispones para atraer startups de fuera a cambio de que tengan los gastos pagados en el coliving", añade.

A su juicio, ese fondo debe hacer de locomotora: invertir en atraer talento externo para que el talento local se active y conviva todo junto. Y esa idea es la que Carlos quiere llevar a Madrid, Alicante y València (y otras ciudades del mundo), además de Palma de Mallorca, donde ya funciona. 

De la Lama afirma que su objetivo es exportar el modelo implantado con éxito en Silicon Valley, y que en cada ciudad debe existir un fondo de inversión, que se nutra de sus propios recursos y de los que aporten los inversores locales. De esta manera, Embassy se encarga de la gestión para atraer el talento exterior, de gestionar el flujo de emprendedores, y ayuda a reactivar el ecosistema local. "Mi función es hacer de locomotora; después el sistema local también debe hacer un esfuerzo". De la Lama insiste mucho en la importancia de la contribución del ecosistema local, que son los que conocen el terreno. "Yo puedo ayudar a conectar emprendedores de Silicon Valley, y de otras partes del mundo; incluso puedo ofrecer a los emprendedores locales la posibilidad de que estén un temporada en Palo Alto; puedo interconectar los espacios".

Y a diferencia de lo que venden otras agencias o empresas con experiencias en Silicon Valley, Embassy lo que ofrece es convivencia con emprendedores, no sólo en Embassy, sino otros en otras ciudades donde hay ecosistemas. "No los llevamos a un hotel; saben que van a un sitio donde tienen garantizado el alojamiento, oficina y comida, y pueden trabajar", reitera.

Y otra idea que expone De la Lama es que estos incentivos a los emprendedores deben ser algo temporal, durante dos o tres años. "Una vez se ha activado el sistema, debe funcionar solo". De momento, está en marcha el centro de Palma de Mallorca, pero insiste en que sus prioridades son Madrid, Alicante y València, una vez cuente con los fondos necesarios para reactivar los proyectos de cada ciudad.

Noticias relacionadas

next
x