X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

entrevista. Luis barcala, alcalde de alicante y candidato a la reelección por el PP

"Superaremos los 8 ediles y ya hemos demostrado que podemos gobernar con pactos puntuales"

23/05/2019 - 

ALICANTE. Luis Barcala (Sant Joan d'Alacant, 1962) llega a las elecciones municipales del próximo domingo en la compleja condición de alcalde. Parte con la ventaja de tener un conocimiento directo de la realidad interna del Ayuntamiento y de sus relaciones (económicas, de prestación de servicios, de cobertura de necesidades, etc.) con la ciudad, pero también con la dificultad de haberse convertido en la diana de todas las críticas como poseedor del título y aspirante a batir.

Destila optimismo tras el año en el que ha tenido la oportunidad de gobernar y se obstina en remarcar las diferencias que, a su juicio, existen entre los tres años precedentes y la etapa que se inició con su llegada al poder. Desde el inicio de la campaña de las municipales, no se cansa de repetir que la del PP es la única opción que se puede elegir en las urnas como alternativa de centro-derecha. Y reivindica la capacidad de su candidatura para gobernar en solitario, pese a que tras sus primeros cien días de gobierno, sí contemplaba abiertamente la posibilidad de sumar con Cs en el caso de que resultase necesario.

Su pronóstico para la noche electoral es el siguiente: PP, 11; PSPV-PSOE, 7; Ciudadanos (Cs), 6; Unides Podem EU, 3; Compromís, 1; Vox, 1. 

-El aspirante a la Alcaldía por el PSPV-PSOE, Paco Sanguino, dice que no contempla perder. ¿Usted qué contempla para la candidatura del PP?

-Ganar.

-En las dos citas electorales del 28 de abril, usted mismo dijo que los resultados no habían sido buenos y que resultaba imprescindible corregir los errores cometidos. ¿Se han corregido en esta campaña para que el PP no vuelva a ser la tercera fuerza en la ciudad, como sucedió ese día?

-Es evidente que sacamos conclusiones y comprobamos que nuestra fuerza a nivel local era el balance que podíamos presentar de un año que era mejor que el de un tripartito con tres fuerzas en competencia. Los propios sondeos que se han publicado dicen que efectivamente teníamos razón. La tendencia del PP en la ciudad de Alicante es muy diferente a la que se dio a nivel nacional y autonómico. Y es siempre apuntando al alza.   

-¿Luego piensa que le van a votar por ser Luis Barcala y no por ser candidato del PP?

-Van a votar por las dos cosas. Por la confianza generada por el PP y principalmente por el trabajo de gestión y por el conocimiento del candidato. Si contraponemos el grado de conocimiento mío respecto al del resto... eso la gente a nivel local lo valora mucho más que en otros niveles.

-En sus carteles electorales, las siglas del partido desaparecen (en realidad, figuran en pequeño tamaño) y se da todo el protagonismo al candidato. Eso supone exponerse personalmente a una victoria o a una derrota. ¿Asumirá responsabilidades si el resultado no es bueno?

-Primero, las siglas y el logo figuran en todos los carteles. Y en segundo lugar, siempre he asumido el riesgo y la responsabilidad y la seguiré asumiendo en el futuro, para lo bueno y para lo malo. Pero como el balance es sumamente positivo, creo que nadie puede discutir el trabajo que se ha hecho, y el esfuerzo, independientemente del resultado que se obtenga.  

-Llegó a la Alcaldía hace poco más de un año, tras la dimisión del socialista Gabriel Echávarri. Ha habido dos denuncias distintas ya archivadas en relación a las circunstancias del pleno de investidura, pero ¿puede decir que usted y el resto de miembros de su partido tienen la conciencia tranquila al respecto?

-Absolutamente tranquila. Lo he dicho cada vez que se me ha cuestionado. Lo que pasó en el pleno de investidura, por muchas vueltas que se le quiera dar, es el resultado de lo que el tripartito había sembrado. El tripartito perdió el gobierno de Alicante, nosotros no lo ganamos, fue el tripartito quien lo perdió. Perdió siete votos desde la investidura de Echávarri al pleno en el que yo fue investido alcalde. Perdió la confianza de los alicantinos y los votos necesarios para seguir gobernando. 

"El tripartito perdió el gobierno de Alicante, nosotros no lo ganamos, fue el tripartito quien lo perdió. Perdió siete votos desde la investidura de Echávarri al pleno en el que yo fue investido alcalde"

-¿Cree que ha aprovechado la oportunidad de gestionar durante un año?

-Evidentemente, a los hechos me remito. Hemos aprobado el plan de ajuste, hemos hecho una bajada fiscal, hemos aprobado los presupuestos, hemos invertido más de 32 millones en la ciudad de Alicante, cuando no se había invertido en tres años ni la tercera parte de ese dinero, y lo único de lo que se hablaba era de las peleas en el tripartito. Hemos devuelto la normalidad y la tranquilidad, lo que nos agradecen los alicantinos. Y lo hemos hecho dialogando y consensuando los grandes temas de la ciudad, no abordando temas que no importaban a nadie.   

-¿Qué es lo más importante que se le ha quedado por hacer en este año respecto a lo que tenía planeado?

-Probablemente, haber aprobado los presupuestos dos meses antes. Eran dos meses importantes para mí y para la ciudad. Han sido dos meses que se han perdido, no por la gestión, sino porque otros se han empeñado en presentar alegaciones absurdas que eran inviables legalmente pero que han alargado los plazos de aprobación de los presupuestos. 

-Hasta la oposición le ha reconocido la gestión económica impulsada especialmente desde la Concejalía de Hacienda: plan de ajuste, reforma fiscal, presupuesto… Sin embargo, el concejal que ha asumido esas competencias, Carlos Castillo, ha quedado fuera de la candidatura, ¿Qué ha primado a la hora de confeccionar su lista?

-Dos respuestas. Primero: hay tres hitos donde los principales interesados en ponerlos en valor ha sido la propia oposición, porque se les ha dado protagonismo, cosa que no hizo el tripartito con nosotros. Pero es que celebramos las mejores Hogueras y las navidades de la historia; el incremento para el comercio de la campaña de navidades ha sido significativo... y hemos recuperado tradiciones. Hemos recuperado los mejores eventos deportivos de los últimos cuatro años y la mejor actividad cultural...

-Le preguntaba por lo que parece que genera consenso, no por otras cosas que pueden ser opinables y valoradas mejor o peor, según quien las juzgue.

-...Es que yo no pongo en valor la gestión de un año por lo que diga la oposición, yo lo valoro por los los resultados y los objetivos conseguidos. Respecto a la segunda parte de la pregunta, las listas se confeccionan en función de las circunstancias y las necesidades de cada momento. No creo que tenga que dar más explicaciones de cómo he confeccionado yo mi lista.   

-En las municipales de hace cuatro años, el PP perdió diez concejales en Alicante en un contexto en el que proliferaban los casos de presunta corrupción entre cargos públicos locales, autonómicos y nacionales. ¿Se ha levantado ya esa losa?

-Creo que sí. Se nos pasó una factura, y considerable, y asumimos una travesía en el desierto para cuatro años en la oposición. Las circunstancias han querido que se nos planteara, con responsabilidad, asumir el gobierno y hemos respondido. Con ocho concejales hemos sacado adelante y hemos puesto en movimiento el gobierno municipal y la actividad del ayuntamiento que estaba totalmente paralizada. Ahora mismo el debate ya no está ahí, nadie puede decir que en nuestra gestión existe la más mínima sombra de duda. El debate es quién es capaz de resolver los problemas de los alicantinos y quién se enzarza en debates estériles y no resuelve absolutamente nada. 

"Ahora mismo el debate ya no está en los casos de corrupción; nadie puede decir que en nuestra gestión existe la más mínima sombra de duda"

-En 2015, la del PP fue la lista más votada, aunque no pudo gobernar por la alianza entre PSOE, Guanyar y Compromís. Si esta vez pudiese darse una situación inversa, ¿el PP intentaría el pacto para gobernar?

-Especular con lo que no tiene respaldo, ni tan solo en las encuestas que se están ofreciendo, no tiene sentido. Hoy el PP tiene opciones de volver a ser el partido más votado y el escenario es similar. Estamos preparados para abordar cualquier expectativa, empezando por la de gobernar aunque fuera en minoría.

-¿Cree posible entonces volver a gobernar en solitario aunque esté en minoría después de este año?

-Con una minoría más amplia. Estoy convencido de que obtendremos mejores resultados que el de los ocho concejales, y se puede abordar con trabajo, ya lo hemos demostrado, con pactos puntuales. Ya lo hemos hecho este año: somos más que capaces de obtener los consensos necesarios, sin ningún género de dudas. Siempre, y eso ha quedado demostrado este mandato, da mejor resultado un gobierno con las ideas claras y fuerte, aunque sea en minoría, que un tripartito que no hace otra cosa más que estar robándose el protagonismo unos a otros y estar pelándose entre ellos en lugar de preocuparse de los temas de Alicante.

-Es decir, que esa es la primera opción, casi la única opción: gobernar en minoría con más concejales.

-Sí, de hecho, ahora mismo el escenario es el siguiente. Solo hay dos alternativas: o la alcaldía la tiene el PSOE o la tiene el PP. El PSOE, necesariamente reeditando el tripartito que ya ha fracasado, o bien con el respaldo que también obtuvo al principio del mandato, de Cs. La otra alternativa es el PP. Si Alicante quiere un gobierno de centro-derecha, la única opción que lo garantiza es el PP.

-¿Descarta entonces una posible alianza con Cs o con Vox?

-Lo que digo es que, ahora mismo, las expectativas de voto que tenemos, nos permitirían abordar un gobierno incluso en minoría que gestione Alicante a base de pactos puntuales en los temas más importantes.

-Lo que me está diciendo es que, al menos, de momento no contempla ningún pacto con Cs y con Vox.

-Lo matizo aún más. Si yo pensara que tengo que pactar necesariamente con otros partidos, a estas elecciones me habría presentado en coalición con otros partidos. La certeza de que ni es necesario ni imprescindible, hace que me presente como PP sin necesidad de cerrar coaliciones antes de las elecciones. Y después de elecciones, estoy convencido de que puedo gobernar aun en minoría cerrando pactos concretos en asuntos determinados.

-¿No va a buscar ni votos para la investidura?

-Claro, voy a buscar apoyos de todos. Pero la pregunta era para gobernar.

-Entonces, la oferta que le ha formulado la candidata de Cs para formar un posible gobierno en común, no la va a aceptar.

-Estoy encantado de que Cs me respalde en la investidura y no descarto llegar a esos pactos más adelante. Tenga en cuenta que yo a Cs ya le ofrecí gobernar conmingo y no aceptaron la responsabilidad, no frente a mí, frente a los alicantinos. Tengo que entender que les da miedo gobernar o asumir esa responsabilidad. No es ningún problema, ya la asumo, no tienen que correr riesgos, pero sí tendrán que respaldar para sacar adelante los proyectos importantes para Alicante.

"YO A CS YA LE OFRECÍ GOBERNAR CONMINGO Y NO ACEPTARON LA RESPONSABILIDAD, NO FRENTE A MÍ, FRENTE A LOS ALICANTINOS. TENGO QUE ENTENDER QUE LES DA MIEDO GOBERNAR O ASUMIR ESA RESPONSABILIDAD"

-¿Interpreto entonces que, como ya ofreció esa alianza a Cs una vez y la rechazaron, no la va a volver a plantear?

-No, no he dicho eso. Si a mí lo que me plantea es jugar a las hipótesis, yo puedo desplegar muchas. Si quiere que hablemos de realidades, nos sentamos el día 27 de mayo.

-El PP criticó que Pedro Sánchez aprovechase el consejo de ministros para aprobar acuerdos en plena campaña de las generales ¿Usted no está haciendo lo mismo desde la Junta de Gobierno en el último tramo del mandato?

-Lo que estoy haciendo es, el consenso al que llegamos cuando aprobamos los presupuestos, que era impulsar los proyectos necesarios para Alicante, lo estoy cumpliendo. Ya lo advertí, que no iba a descansar ni un minuto en trabajar por Alicante. Entiendo que otros tienen la ventaja de no estar pegando un palo al agua y dedicarse únicamente a la campaña. Yo ese lujo no me lo puedo permitir ni Alicante tampoco. La señora Montesinos [portavoz del PSOE] me dijo que, aprobándose ahora los presupuestos, no se iba a poder hacer nada hasta septiembre. Mire, yo he demostrado que no dejo de trabajar en ningún momento ni rehuyo mi responsabilidad. Alicante no se puede permitir perder ni un minuto y yo no lo voy a hacer. Me acusarán de electoralismo, pero es la primera vez que alguien le acusan por trabajar, aunque no me extraña viniendo por quien vienen las críticas, que se han caracterizado precisamente por no trabajar.

-Uno de los ejes centrales de su año de gestión y de esta campaña ha sido el de la reclamación de inversiones pendientes a otras administraciones. Muchas de ellas, tampoco se ejecutaron cuando el PP gobernaba en Madrid, en València y en Alicante. ¿Qué ha pasado en todos estos años?

-Ha pasado que el tripartito se dedicó a pelearse y se olvidó de que gobernaba para los alicantinos y eso significa gestionar su dinero y sus intereses y reivindicar las inversiones que Alicante necesita...

-Sí, pero le repito: esas inversiones que se reivindican ahora tampoco se ejecutaron hace cuatro años, cuando gobernaba el PP. ¿Qué problema hay con Alicante?

-Pues que no se ha reivindicado con la contundencia e insistencia necesaria. Cuando llego al gobierno me encuentro con que no se ha hecho ni una sola gestión en València, con el Botànic, del mismo signo político, para que se construyeran los centros de salud y colegios que se necesitan, para que se terminasen la Vía Parque... Nada. Cero. Y en un año hemos conseguido que los presupuestos de la Generalitat incluyeran los proyectos de los tres centros de salud, que se remitieran para el Plan Edificant los cuatro centros educativos y ampliaciones o mejoras en otros seis. Lo único que tenemos del tripartito es más barracones de los que había en 2015 y eso por no reivindicar. Cuando se inauguró el túnel de la Serra Grossa -cuatro años para terminarlo, no está mal-, ante el presidente de la Generalitat, le pedí que continuara con las inversiones para Alicante. Es inaceptable que desde València no se mire a Alicante y no se invierta ni un euro. Me ha dado lo mismo quien gobernase en València o en Madrid. Lo hice cuando gobernaba Mariano Rajoy y lo he hecho con Sánchez y con Puig en València. Yo soy del PP, pero antes que eso soy alicantino y tengo aún más responsabilidad como alcalde.    

-Resuma las tres principales propuestas que puede aportar el PP para los próximos 4 años.

-Las tres medidas estrella desde el minuto cero son: el empleo...

-Pero dígame cómo se crea.

-Primero le digo las tres y luego cómo. Primero el empleo, las inversiones en todos los barrios en el PAC Alicante 2023 y las infraestructuras. Todo dentro de un marco genérico que hemos denominado el modelo de ciudad 'Alicante Futura'. Empleo. Alicante Futura nos permite añadir al sector servicios, que es el tradicional, un sector industrial específico, el de las industrias tecnológicas, que han puesto el punto de mira en Alicante. Es un nicho de generación de empleo cualificado no solo para los jóvenes. Están recabando empleo cualificado joven con formación específica, pero también gente con experiencia, de más de 45 años. No hablo a 20 años, estoy hablando de empresas que ya están instaladas en Alicante y ya están contratando personal. Empresas que tienen expectativas de crecimiento y de generación de empleo con 6.000 puestos de trabajo para los próximos dos-tres años. Por otro lado, desde la Agencia Local, ponemos en marcha un plan de choque de empleo juvenil. De los 28.000 parados que hay en Alicante, más de la mitad son jóvenes, y 4.000 no están ni estudiando ni trabajando. Les reorientamos para que redirijan su formación y se cualifiquen en los sectores en los que hay demanda de trabajo. Y no hablo sólo de tecnológicas, también en construcción y hostelería necesitan trabajadores pero no para cualquier cosa, para puestos específicos. Esa orientación, también se dirige a mayores de 45 años. 

Barrios: el plan de inversiones PAC Alicante 2023 va dirigido al comercio, pero es lo que va a canalizar al mejora de los barrios. Implica arreglo de calles, aceras, parques, mantenimient... que la ciudad esté en perfecto estado de revista. Infraestructuras: depende de la reivindicación a otras administraciones. Vamos a exigir que se finalice la Vía Parque. Vamos a desarrollar los polígonos industriales y su modernización, dando preferencia al eje de conexión con Elche a través del polígono de Agua Amarga, IFA y el parque tecnológico de Elche. No podemos estar de espaldas a nuestro vecino. Además, infraestructuras del Estado como la conexión ferroviaria con el aeropuerto. Vamos a exigirla dentro del acuerdo logrado en el seno de Avant. Todo el mundo sabe que la adenda que aprobó el Gobierno suprimía literalmente inversiones que estaban pactadas y comprometidas desde 2003 que no se habían desarrollado. Yo dije que eso no lo firmaba y abrí un proceso de negociación y hemos terminado volviendo a incorporar el reconocimiento a esas inversiones. Además, con una hoja de ruta para desarrollar los proyectos y ejecutarlos. Eso significa que vamos a tener un parque central, que habíamos perdido, porque vamos a tener un soterramiento completo. Vamos a tener estación intermodal y conexión ferroviaria con el aeropuerto y vamos a eliminar el intercambiador de San Gabriel. Puedo enseñarle el acta de Avant si tiene dudas para que lo compruebe.

-No son dudas, lo único es que ya sabe que Fomento y Adif dicen todo lo contrario: vienen sosteniendo desde el principio que eso no estaba descartado y que sólo se había retirado porque no correspondía que continuase en el convenio sin consignación presupuestaria ni plazos.

-Muy bien, y entonces por qué se ha incorporado. Si no se había eliminado por qué se han tenido que comprometer públicamente. Y por qué hemos logrado hasta trazar una hoja de ruta para llevarlo a cabo. Lo cierto es que sin soterramiento no había parque central, y sin variante de Torrellano no había conexión con el aeropuerto.

-A colación del tema del empleo. Ha mencionado la creación 6.000 nuevos empleos en dos-tres años. Hasta hace poco, cuando la Generalitat hablaba de 2.000 empleos asociados al Distrito Digital, usted se echaba las manos a la cabeza. ¿Qué ha pasado?, ¿cuál es la diferencia?

-La diferencia es que cuando el anuncio lo hizo la Generalitat, no se habían implantado las grandes empresas en Alicante, y la propia Generalitat reconocía que era una estimación. Lo que digo yo ahora no es una estimación, son las necesidades que las empresas nos han trasladado para hacer viables sus proyectos de implantación y que ya se están viendo constatadas cuando empresas como Everis, Accenture, Indra, o la propia Telefónica y pymes que se van asociando, nos facilitan las cifras de los empleos que necesitan en los convenios de colaboración público-privada para la implantación de la industria tecnológica y para la creación de empleo. Aquello era una hipótesis especulativa y esto es una necesidad que nos trasladan las empresas, no lo calculo yo.

"EL TRIPARTITO SE DEDICÓ A DEJAR EL URBANISMO EN MANOS NI MÁS NI MENOS QUE DEL SEÑOR PAVÓN, PARA QUIEN LA PRIORIDAD ABSOLUTA ERA PARALIZAR LA CONSTRUCCIÓN, MOTIVO POR EL QUE ÚNICAMENTE TRABAJÓ EN EL CATÁLOGO DE PROTECCIONES, ES DECIR, LO QUE NO SE PODÍA TOCAR"             

-En campaña ha hablado de elaborar un nuevo Plan General, ¿se ha aprovechado este último año para dar algún paso de avance en su redacción tras el fracaso de la propuesta del tripartito?

-Dadas las condiciones de paralización que el tripartito dejó el área de Urbanismo, con 750 licencias de obras mayor sin tramitar, y temas de los que afectan a la economía diaria paralizados, nuestra prioridad fue activar la economía. Después de haber tramitado esas licencias, no solo se ha activado la construcción, lo que ha generado empleo... Más de 3.000 parados menos, llevamos desde principio de año y se han ingresado más de 8 millones de euros por la generación de esas licencias. Eso era prioritario. Mientras que el tripartito se dedicó a dejar el urbanismo en manos ni más ni menos que del señor Pavón, para quien la prioridad absoluta era paralizar la construcción, motivo por el que únicamente trabajó en el catálogo de protecciones, es decir, lo que no se podía tocar pero no movió un derecho de lo que sí debería desarrollarse. Lo lógico era que, finalizando el mandato, fuera un nuevo gobierno municipal, con cuatro años por delante, el que abordara de forma responsable el nuevo PGOU.

-Ha esperado hasta la campaña para anunciar que el contrato de la limpieza no se prorrogará y para concluir que no resulta suficiente. ¿Por qué no ha tomado decisiones al respecto en este año? y ¿piensa tomarlas si gobierna en los dos años que de vigencia que le quedan?

-En primer lugar, he hablado de lo que pasará a futuro en el contrato de la limpieza cuando llega la campaña y se debe hablar de cosas a futuro. En segundo lugar, no puedo afrontar la cancelación de un contrato que está en vigor y que no hay ningún motivo para cancelarlo hasta su vencimiento.

-Pero sí se puede modificar, ampliando servicios y costes, de común acuerdo con la empresa.

-Eso significa desconocer el pliego. Hay que hablar con propiedad. La primera obligación es hacer cumplir el pliego, antes de plantearse pagar más o ampliar servicios. Eso significa planificación e inspección y control de la contrata. Lo hemos hecho. Hoy se baldea y se barre el doble. Y la basura se recoge con más periodicidad y toda la ciudad, diariamente. Eso no pasaba hace un año. Conclusión: la ciudad está más limpia que hace un año, pero aún estamos lejos del nivel de limpieza que queremos. Se ha puesto una campaña de concienciación. La ciudad no se ensucia sola: si conseguimos que se ensucie menos, será más fácil. Y lo tercero que hemos hecho es sancionar. En dos meses y medio, por la no recogida de excrementos de mascotas, hemos puesto 10 veces más sanciones que los tres años del tripartito. Eso es lo que hemos hecho y lo que seguiremos haciendo hasta la finalización del contrato. Cuando finalice, tendremos dos pliegos: uno para la limpieza y otro para la recogida de residuos. Queremos que a cada concurso liciten las empresas más competentes y más especializadas de cada sector. Habrá precios más competitivos y mejor servicio. La propuesta la hago a dos años vista y porque es el momento de anunciar qué vamos a hacer el próximo mandato.

-Quiere decir que no era viable aumentar el coste del servicio. Lo digo porque incluso usted lo dijo al llegar a la Alcaldía, que iba a exprimir el pliego y, después, estudiaría si era necesario ampliar costes.

-Esa posibilidad siempre existe. Pero a día de hoy hemos logrado, exprimiendo el pliego, y exigiendo más, que todavía hay margen de trabajo para mejorar los resultados, sería temerario plantear un modificado en estos momentos. Ahora, también digo que hace tres años que tenía que haberse invertido 4,5 millones en mejora de la maquinaria y no se hizo. Eso sí lo tenemos pendiente, porque esa es una de las vías de mejora. Y eso no es dar más dinero, es cumplir los términos del pliego: invertir en medios materiales para la mejora de la limpieza. Y eso lo vamos a abordar también en estos dos próximos años. Todo lo que contribuya a mejorar el servicio hasta volver a licitarlo.         

-En lo que llevamos de campaña, ha admitido que existe un problema de convivencia entre el sector del ocio y la hostelería y los vecinos, especialmente en el Centro. ¿Cómo piensa solucionarlo?

"RESPALDAMOS UN OCIO RESPETUOSO, UN TARDEO QUE NO MOLESTA A LOS RESIDENTES NI A SU DERECHO A SU DESCANSO, PERO NO VAMOS A PERMITIR QUE SE BEBA EN LA CALLE, NI QUE LOS MENORES CONSUMAN ALCOHOL, NI QUE SE ORINE POR LAS ACERAS..."

-No, cómo lo estamos solucionando. Ya lo estoy haciendo. En primer lugar, la ordenanza del ruido se está tramitando. En segundo lugar, hemos iniciado la revisión de la ordenanza de veladores. Y eso tiene que ir en paralelo para tener una normativa que se adapte a las necesidades de conciliar el derecho al ocio con el derecho al descanso de los residentes. Y mientras estamos haciendo cumplir las normas en vigor. Hemos abierto una guerra contra el botellón y contra el ocio no deseado. Respaldamos un ocio respetuoso, un tardeo que no molesta a los residentes ni a su derecho a su descanso, pero no vamos a permitir que se beba en la calle, ni que los menores consuman alcohol, ni que se orine por las aceras... Eso no cabe en Alicante, no va a ser la capital del botellón. Hemos tomado medidas. En Hogueras, en Navidades, en Santa Faz... Confirmaron que las políticas eran las correctas y por eso lo hemos extendido a todos los fines de semana en el Centro y en el Casco Antiguo.

-Reconocerá que esa labor se inició en Santa Faz bajo la etapa del PSOE.

-Lo he dicho siempre. Pero fue la Plataforma 0,0 la que hizo la propuesta y tuvo el respaldo del Gobierno municipal. Nosotros lo aplaudimos, pero dijimos que había que dar un paso más y ofrecer alternativa de ocio, deportiva, musical... Eso no se hizo, por eso este año el resultado ha sido tan bueno.        

-En campaña también está insistiendo en la recuperación de distrito escolar único cuando ya tienen una respuesta de la Generalitat que la descarta, tras alegar que se trata de una competencia autonómica. ¿Puede explicar la insistencia?

-Porque la Generalitat no es nadie para limitar ni cercenar el derecho de los padres a elegir libremente el centro y la forma en la que quieren educar a sus hijos. Por mucho que ese sea el concepto sectario que tenga Compromís, Marzà y el Botànic, en Alicante hemos dicho que no a eso. Y ellos tendrán que imponerlo por la fuerza, porque la democracia implicar respetar el derecho de la mayoría. Y la mayoría ha dicho que quiere el distrito único porque padres y madres quieren elegir en libertad la mejor educación para sus hijos y nos vamos a estar oponiendo. Ha sido una batalla en los últimos cuatro años. Todos los procedimientos que el PP promovió contra el Botànic por su política sectaria en materia de educación y en materia lingüística, Marzà los ha perdido todos. Esa batalla por desgracia la vamos a seguir manteniendo si va a seguir estando el mismo gobierno sectario que utiliza la educación como herramienta. Es vergonzoso que se utilice la educación y nuestros hijos para políticas sectarias y separatistas. Tenemos ahí el ejemplo de Cataluña. Esa batalla la vamos a seguir dando. No tenemos que soportar ni admitir que se nos diga que no a lo que quieren los padres y madres alicantinos.

-¿Por qué es sectario promover el aprendizaje en valenciano?

-No, lo que es sectario es imponer como única vía de enseñanza, la línea en valenciano, y no dejar la opción de que, si no quieres una línea exclusivamente en valenciano, puedas optar por una vía en castellano. Es sectario el asegurarte de que el sistema de elección de centros te teledirige a determinados centros y no te da opción a elegir el que prefieras, cuando las opciones de educación no son estrictamente el conocimiento, ni siquiera la lengua vehicular. El PP está defendiendo que la lengua vehicular sea la común a todos los españoles, que es el castellano, y que pueda introducirse en los distintos centros, el estudio y aprendizaje del valenciano porque es cooficial y los niños alicantinos tienen el derecho de aprenderlo también, pero no la obligación de estudiar única y exclusivamente en valenciano.

-¿Pero se da algún caso de esto en Alicante?

-Se da en casi todos los casos de escuela pública. La política está llevando el cierre de las aulas concertadas para tener que dirigir necesariamente a los chavales en primaria, en secundaria o en bachiller a centros públicos, y en esos centros públicos, al estar Alicante dividido en nueve distritos, no puedes elegir a dónde quieres ir, necesariamente tienes que ir a donde las líneas han sido implantadas, y básicamente, en valenciano.              

-Le he escuchado criticar la propuesta del PSOE para el frente litoral, al sostener que no estamos en la época de los túneles submarinos ni de los puentes, pero ustedes también siguen contemplando soterrar el tráfico en La Explanada.

-Yo no he criticado es propuesta nunca...

-Ha dicho que no es el momento de túneles submarinos ni nada parecido.

-Lo que he dicho es que hay una serie de prioridades. El proyecto de inversión en Alicante no puede ser ahora ese soterramiento, porque tenemos que terminar la Vía Parque y porque tenemos cuestiones de infraestructuras que son de puro mantenimiento. Hay muchas cosas que hacer antes de. Y agarrarse a un proyecto del PP, que viene desde 2007, significa que no se tiene ningún proyecto para Alicante. Eso es lo que yo he criticado. Dice muy poco de quien lo propone.

Noticias relacionadas

el tintero

La política es poder

Esa frase o muy similar recuerdo del breve y fortuito encuentro que tuve con el actual vicepresidente segundo del Consell y líder de Podemos, Rubén Martínez Dalmau. Y ha cumplido fielmente con su palabra y ha reclamado y logrado ese poder que anhelaba, una vicepresidencia y una conselleria para sus socios

next