propuestas de Asociación de Amigos de los Relojes de Sol

Un colectivo pide la inclusión de los relojes de sol de Elche en el nuevo catálogo de protecciones

29/06/2021 - 

ELCHE. Hace varias semanas el Ayuntamiento impulsó la revisión del nuevo catálogo de protecciones, una cuestión harto reivindicada desde distintos colectivos hace años, así como la renovación y actualización del Plan del BIC del Conjunto Histórico (vigente el de 1968), además de la extensión de la tutela arqueológica del casco histórico. Algo que la conselleria de Cultura realiza de facto pero no está ratificado en documento oficial. Dentro de todo este proceso, la Asociación de Amigos de los Relojes de Sol (Aars) ha presentado varias propuestas para la protección de relojes 'insignes' del municipio

Los relojes son, el reloj de sol en la Torre Vigía de Santa Bárbara (BIC), con una datación probable del siglo XVIII o XIX; el reloj de sol doble en la Torre de la Cañada (BIC), restaurado "deficientemente" y anterior al siglo XX; el de la Torre de Asprillas (BIC), en perfecto estado; restos de reloj de sol en el Antiguo Ajuntament del Raval, aunque borrado, era anterior al siglo XX. También destacan el de la Casa de la Palmera, de 1893; el de la casa de Tomàs Mollà, anterior al siglo XX; el reloj doble de Santa María, borrado. Y piden, por último, que el reloj solar que la antigua CAM donó a la ciudad y que "actualmente se encuentra en dependencias municipales olvidado y en lamentable estado sea restaurado y repuesto en una adecuada ubicación de la ciudad y se incluya en el Catálogo pues se trata de un reloj solar de prestigio y de gran precisión".

Fue el pasado día 21 de junio cuando la asociación participó en la consulta previa de actualización del Catálogo de Protecciones, en este caso, identificando relojes de sol del municipio que según recuerdan establece la legislación vigente valenciana, "son motivo de protección, unos por estar ubicados en un BIC (Bien de Interés Cultural) o BRL (Bien de Relevancia Local) y otros por ser anteriores al siglo XX", señalando que esto se sabe porque la datación de algunos está registrada y de otros se puede saber por deducción "por sus características como puedan ser la grafía de sus números".

Sobre esta cuestión, inciden en que sobre la teoría, algunos de estos relojes están protegidos al ubicarse en un inmueble catalogado precisamente como BIC o BRL. Sin embargo, mencionan, y como así reconoce el documento base para la consulta del nuevo catálogo con otros elementos, que "en las fichas descriptivas no se mencionan ni, por supuesto, se hace descripción alguna de ellos por lo que, a pesar de la protección legal del inmueble, son totalmente vulnerables al deterioro por posibles restauraciones inadecuadas". Y ponen como ejemplo de esto último el "penosamente restaurado de la Torre de la Cañada o borrados como el antiguo de la plaza del Raval —no el actual— o la Basílica de Santa María". 

Muchos sin protección específica y otros sin la catalogación genérica

Para Aars también hay que tener en cuenta los que forman parte de viviendas sin ninguna protección, referenciando dos desaparecidos y fechados de los que tienen conocimiento: uno de 1853 en la partida de Algorós y otro de 1867 en la partida de Atzavares. "Paradójicamente", señalan, "el único reloj solar del que tenemos constancia que se menciona en el Inventario General del Patrimonio Cultural Valenciano lo encontramos en la categoría de 'Otros inventarios sectoriales no incluidos en el IGPCV'". En su opinión, estos elementos patrimoniales deberían tener a nivel individual protección de BRL "cuanto antes", ya que su nivel de protección actual "es muy escasa con respecto a la categoría de protección clasificable".

Por este contexto han realizado una enumeración de relojes a salvaguardar "con la intención de que los relojes solares existentes en el término municipal de Elche tengan la protección legal para que se conserven y no desaparezcan esos elementos que forman parte de la historia local". Su propuesta es no solo que se incluyan en el nuevo catálogo, sino para que el Consistorio promueva su inclusión en las descripciones de los bienes protegidos así como en el inventario autonómico. "Igualmente, instamos a que sean declarados BRL aquellos relojes solares que de por sí, como elementos individuales, son merecedores de esta protección legal".

Cabe resaltar también que en el documento base sobre el nuevo catálogo, se planteaba ya la inclusión de los relojes de sol anteriores al siglo XX, como ejemplo el del Raval, aunque en la propuesta de la asociación se pide ampliar esta protección no solo a los anteriores al mencionado siglo. La AARS es la asociación decana de España dedicada a la gnomónica, registrada como tal en 1988.

Noticias relacionadas

next
x