proyecto 'telops' con su cohete miura 5 en el año 2024

PLD Space lidera otro proyecto para los fondos UE: más de 100 millones para la puesta en órbita de satélites

4/02/2021 - 

ELCHE. Son varios los proyectos impulsados desde Elche que aspiran a recibir financiación de los fondos europeos de reconstrucción Next Generation. A los ya conocidos de la transformación del calzado con 170 millones, o el de Emxys para una planta de fabricación de satélites, hay que añadir también el de PLD Space, la firma aeroespacial ilicitana que más ha dado que hablar estos tiempos, que lidera otro consorcio de más de una veintena de empresas para lanzar satélites al espacio con su cohete Miura 5. Será una inversión de más de 100 millones de euros y la iniciativa se denomina 'Telops'.

Una gran factoría de cohetes para lanzar unos 10 al año y poner en órbita satélites

Así pues, la manifestación de interés que han presentado en el Ministerio de Industria consiste en la puesta en servicio de los pequeños satélites que pueden transportar los cohetes en los que están trabajando. Crearán una factoría de cohetes que les permita lanzar al espacio unos 10 cohetes al año. Cada uno de ellos podría poner en órbita varios de estos satélites —proyecto independiente del que lidera Emxys y en el que PLD Space también participa ofreciendo su servicio de lanzamiento—. 

En esta iniciativa están en un consorcio con más de veinte empresas y centros de investigación. Como en todos estos proyectos europeos, ha de redundar en toda la cadena de producción. A este respecto, habrá firmas que se encargan desde la fabricación de la nueva nave, que será del orden de 30.000-40.000 m2, hasta centros tecnológicos que aportarán conocimiento en materia de I+D, pasando por potentes empresas del sector aeronáutico e industrial como Aciturri. En lo respectivo a los institutos tecnológicos, participan varios de todo el país, entre ellos AIMEN Centro Tecnológico

El objetivo que manejan es arrancar el proyecto a finales de este año y que pueda estar implementado totalmente en 2024, año en el que prevén poder lanzar el esperado Miura 5. A partir de entonces seguiría la etapa comercial. Asimismo, explica el CEO de la compañía, Raúl Torres, que precisan de esa nueva factoría donde construir los cohetes, ya que la actual nave se les ha quedado pequeña. Su idea es seguir en la zona y uno de los espacios que sondean es Elche Parque Empresarial "si puede ser", aclara, y añade que dependerá de cómo crezca, ya que el enclave está cada vez más concurrido. 

Satélites de observación y de telecomunicaciones

Una vez todo puesto a punto, calcula que pueden lanzar en torno a una decena de cohetes al año. Trabajarían con dos tipologías de satélites. Por una parte los referidos a la observación de la Tierra tanto para ámbito civil o militar. Abarcarían por ejemplo la observación relacionada con el cambio climático, previsión meteorológica, monitorización de incendios o zonas de deshielo. Desde la óptica militar, se podrían lanzar con actividades relacionadas con la inteligencia para hacer fotografías desde el espacio. Y en el otro eje estarían los satélites de telecomunicaciones, para prestar servicios de conectividad punto a punto y servir de plataforma para dar soporte para la internet de las cosas o la Inteligencia Artificial. 

Mientras llega la puesta a punto tendrán que trabajar en otros procesos en paralelo como la financiación del lanzador y la nave, equiparla, invertir en tecnología que va a agilizar el proceso o en máquinas de mecanizado, entre otros muchos aspectos. Añade también que hay 8 empresas que han emitido una carta de interés para apoyar esta iniciativa, desde Hispasat hasta Hisdesat, actores muy conocidos en el sector español y empresas que han crecido en los últimos años como Satlantis. Y apunta que el proyecto prevé crear entre 150 y 250 puestos de trabajo para toda la ingeniería y parte operacional. Actualmente la plantilla de PLD es de 45 trabajadores. 

Vertebración del territorio y trabajo cualificado

Asimismo, Torres destaca el valor de proyectos como el suyo, uno de los 20 de toda la comunidad que apoya el Consell, ya que "estos fondos van a vertebrar el territorio con una infraestructura que va a atraer mucho talento, tecnología y posibilidades". Y ejemplifica que puede afectar desde una pequeña empresa de ingeniería de Elche que trabaje con algunas piezas, hasta proveedores de primer nivel nacional. Se trata por tanto de una gama amplia de sectores auxiliares que pueden estar relacionados de forma directa e indirecta, "además de actores como los centros de investigación con los que venimos trabajando activamente", relata. Al hilo, añade el CEO que aunque estos años de desarrollo de sus cohetes se han financiado con el 75% de inversión privada, el soporte público es el que posibilita que se dinamice desde la inciativa privada, ya que estos fondos estimulan la financiación y aumentan la capacidad de contratación. 

"Y obviamente", continúa, "de manera paralela el servicio tiene un interés institucional, ya que ponemos a disposición el mismo para cualquiera que precise utilizarlo, desde universidades a algún Ministerio como por ejemplo Defensa, Transición Ecológica o Interior". Asimismo, esgrime Torres que una infraestructura como esta "es un proyecto para habilitar capacidad de país", ya que permitiría no depender de terceros para los lanzamientos de estos satélites. Actualmente, en Europa tan solo lo hacen a día de hoy Italia y Francia. Y pone como ejemplo que Nueva Zelanda goza ahora de esta capacidad desde hace tres años al haber apoyado una startup del sector Rocket Lab.

Noticias relacionadas

next
x