X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

enrique conejero, profesor de ciencia política de la umh

"Para las elecciones municipales lo más probable es que se reedite el 'modelo andaluz' en Alicante"

5/05/2019 - 

ELCHE. Los resultados del pasado 28 de abril todavía siguen generando mucho ruido y abriendo muchas hipótesis y análisis, sobre todo en lo referente a la investidura y a cómo se conformará el próximo Gobierno. Sin embargo, hasta que no pasen los comicios municipales y autonómicos del 26 de mayo, no se podrá saber a ciencia cierta cuál será el escenario, que será dependiente de la correlación de fuerzas que se vea a nivel general con todas las elecciones celebradas. De todos estos asuntos, de las campañas realizadas, del voto útil, el terremoto en la derecha, el Botànic logrado casi in extremis, y las alternativas municipales, Alicante Plaza charla con Enrique Conejero, profesor de Ciencia Política y de la Administración de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche. 

- ¿Viendo los resultados del domingo, cuál sería el titular de la jornada?

- La precampaña larga de 9 meses del PSOE dio resultado.

- ¿Funcionó más esa aprobación de decretos constantes o el voto útil que intentó vender durante la campaña?

- Creo que desde el mismo momento en el que el PSOE gana la moción de censura, ya inicia una precampaña de 9 meses desde el Gobierno de España, utilizando sus recursos para ir preparando el terreno para estas elecciones anticipadas. Obviamente utilizando también el discurso del miedo por la aparición de VOX; estos dos aspectos, le han dado un resultado muy esperado. Unos resultados que no sacaba desde hacía más de diez años en toda España.

- Unos resultados por los que también fue importante el voto catalán, donde se movilizó mucho el electorado. Siempre se ha dicho que cuando aumenta la participación beneficia a la izquierda.

- Sí, el voto en España, ya desde hace unos años hay que entenderlo en clave territorial. Está claro por ejemplo que el voto catalán, pero otros territorios, por ejemplo el Partido Regionalista de Cantabria también obtuvo escaño. Esto quiere decir que también hubo una reacción por parte de las identidades territoriales que hay en nuestro país a ese voto de la otra parte, que también era ‘del miedo’, de recentralizar, de eliminar el Estado de las Autonomías… el miedo a captar la identidad de las regiones y nacionalidades de España. Y eso también explica por qué ha aumentado la participación en estos territorios como Catalunya, el País Vasco y otros lugares del norte de España.

- Viendo ahora en perspectiva los resultados electorales, parece que fue mayúsculo el error la campaña que ha hecho el PP durante estas semanas.

EN LAS GENERALES HUBO UNA REACCIÓN POR PARTE DE LAS IDENTIDADES TERRITORIALES QUE HAY EN NUESTRO PAÍS A ESE VOTO DE LA RECENTRALIZACIÓN O ELIMINACIÓN DE LAS AUTONOMÍAS


- Sí, a mi juicio el PP cometió dos errores estratégicos. Uno fue mirar excesivamente por el retrovisor a Vox, que hizo que el Partido Popular tomara elementos que eran más propios de partidos de extrema derecha, véase los debates de Pablo Casado o de alguno como Cayetana Álvarez de Toledo. Se enredaron en temas que no eran propicios para el partido como la igualdad de género, la violencia machista o el tema del aborto. Son temas que no venían a cuento en el debate. Mirando por ese retrovisor hizo un giro demasiado a la extrema derecha en el discurso, en lugar de en uno más centrado como debería haber planteado. Y en segundo lugar, se vio en los debates que el PP no previó que Ciudadanos fuera a atacar con esa dureza y crudeza, intentando sorpassar al PP. Yo creo que estos errores de estrategia de campaña, aparte evidentemente del lastre de la moción de censura, la Gürtel y otros temas que han afectado a la formación, combinados con estos elementos, más la novedad y el poco tiempo que tenía Pablo Casado al frente del PP, hicieron que la caída del PP fuera mayor de la que se preveía.

- En ese sentido, sobre los debates, ¿crees que fueron decisivos? Al menos en los resultados dentro del margen que podían tener de cambio.

- Los debates siempre movilizan una parte del electorado. En mi opinión, viendo el resultado de las elecciones, creo que le sacaron más rendimiento a los dos debates, el poco o mediano voto que pueden movilizar, Pablo Iglesias y Albert Rivera. El primero, con una campaña que venía moribunda, le dio cierta robustez la posición que adquirió en los dos debates, y el segundo porque agitó la campaña. Agitó la campaña con ese estilo más agresivo, intentando liderar el centro-derecha en España. Utilizaron dos estrategias de debate, y dadas las expectativas que tenían antes del debate, fueron los que sacaron mayor rendimiento.

- Hablábamos en ese sentido del error en la campaña del PP, pero Ciudadanos también utilizó un estilo similar de escorarse hacia la derecha, ¿por qué a ellos les ha salido mejor la campaña?

- Porque Ciudadanos no tiene el lastre del PP. Cs no llevaba la caída del Titanic. El PP es un partido que va en caída libre a raíz de la moción de censura y los temas de corrupción. Y esto obviamente Cs no lo tiene. A mi juicio, giró hacia la derecha porque sabía que la aparición de Vox podía ser una fuga de votos hacia la derecha, igual que las posibles coaliciones que podrían hacer con Pedro Sánchez, lo que podría haber hecho que su votante volviera al PP. Entonces su estrategia fue intentar taponar esa posible fuga, liderar  más el centro-derecha y entre comillas, poner un cordón sanitario al PSOE para evitar dicha fuga.

- A pesar de que han obtenido 20 diputados menos y van a ser imprescindibles para la investidura de Pedro Sánchez, ¿se puede hablar de fracaso en el resultado de Unidas Podemos, o como había unas expectativas tan bajas han salvado los muebles?

- Yo creo que es un fracaso, los partidos minoritarios en el sentido de que pueden ser claves en el papel de Gobierno; el papel que pueda tener Podemos ahora con 40 diputados a lo mejor es mucho más efectivo que los 71 que tenían en la anterior legislatura. Pero en cuanto a resultado electoral evidentemente es el síntoma de un fracaso que viene gestándose en esta legislatura. Esas rupturas internas donde muchos de los líderes de los inicios se han ido, han perdido mucha cohesión en todo el territorio, en regiones como Galicia, Catalunya o en la propia Comunitat Valenciana como aquí con Compromís, que han ido en solitario porque pensaban que aquí la marca les iba a debilitar más que beneficiar. Todo ese debate interno de cohesión y liderazgos les ha hecho perder apoyo, aparte del voto del miedo que ha movilizado el PSOE.

- Al final, a esos partidos minoritarios, esas pequeñas coaliciones, que pensaban que les iba a restar, les ha salido el tiro por la culata, como Compromís, pasando de cuatro escaños a nivel nacional a uno, o el caso de En Marea, pasando de cinco a ninguno.

- Sí, el tema es que si uno no va coaligado a este tipo de elecciones generales, y sobre todo como son tan polarizadas, claramente en bloque izquierda y bloque derecha, si uno no va coaligado pierde en esa competición. Es lo que les ha pasado a Compromís o En Marea. En estas disputas si no vas coaligado pierdes y es lo que hemos visto en nuestra comunidad.

- Respecto a Vox, vistos los resultados que han obtenido, ¿eran reales las expectativas o parecía que iban a tener a nivel mediático?

- Esto pasó con todos los partidos emergentes, pasó con Ciudadanos, pasó con Podemos y ahora con Vox. Siempre hay una sobreestimación porque no se sabe qué apoyo va a tener un nuevo partido, y con ellos ha pasado a partir del resultado de las andaluzas: sobreestimación. El impacto ha sido potente porque no tenían ningún diputado, y tampoco han hecho una campaña en las Generales con visibilidad, han aprovechado el resultado de Andalucía y el eco del resto de partidos en campaña y las redes sociales para intentar obtener un resultado. Obviamente si vemos las expectativas, encuestas y opinadores, para ellos pueden pensar que no han cumplido las expectativas, pero han entrado con 24 diputados, sin tener ninguno en 2015 ni 2016.

- ¿Qué papel crees que van a tener esos 24 diputados? Son quinta fuerza. ¿Los aguantarán en unos futuros comicios o la gente volverá a la casa original con el PP?

- Todo depende de lo que hagan como partido. Ahora ya no les vale con ocultarse en las redes ni que el resto hable de ellos. Van a tener representación en el Congreso y a partir de ese momento la ciudadanía les juzgará: si actúan como grupo cohesionado, que plantea propuestas concretas, debates sólidos… y eso puede beneficiarles o no si no lo hacen. Todo dependerá de cómo lo hagan estos cuatro años. Si hacen como Podemos, que empiezan con peleas internas o que no visibilizan sus propuestas, pues pueden perder apoyo. De momento ahora van a fijar mucho el discurso hacia la derecha, al Partido Popular. Eso es algo que tienen ya ganado.

- Respeto al abstencionismo, que sigue siendo una cifra importante en nuestro país, ¿dónde han ido a parar esos votos o quién ha acaparado la mayoría?

- Creo que el voto del miedo hacia la izquierda. Ha movilizado a abstencionistas, véase Catalunya, y en el resto de España. Aunque alguno haya votado a Vox —los partidos nuevos como en su día Podemos les suelen captar—, en este caso yo creo que la mayor movilización ha ido hacia la izquierda.

- Por cerrar el bloque nacional, estos días, después de la campaña de Pablo Casado, ahora da un giro a su discurso para volver al centro, e incluso criticando duramente a Santiago Abascal. ¿Qué impacto puede tener esto de cara a su partido y electorado?

EL BOTÀNIC TENÍA TODOS LOS MIMBRES PARA DAR UN SALTO CUALITATIVO ESTA LEGISLATURA Y AL FINAL TODO EL BLOQUE DE OPOSICIÓN HA ESTADO A 40.000 VOTOS DEL SORPASSO


- Es una estrategia obligada pero poco creíble. Con la previa que habían utilizado, no puede hacer un cambio estratégico de esa naturaleza en tan poco tiempo. Pero no le queda más remedio. Con esos mimbres tienen que trabajar estos días que les quedan de mayo e intentar ganar poder institucional, que lo lógico es que los ganen. Los malos resultados municipales en 2015, donde perdieron capitales de provincia o la Diputación de Valencia o Castellón, es lógico que en estas elecciones recuperen poder institucional. Evidentemente tienen que hacer un giro, pero no se puede visibilizar en la ciudadanía con tan poco tiempo.

- ¿Qué valoración haces del resultado autonómico? Hay renovación del Botànic pero por los pelos...

- Lo más llamativo es eso, se ha salvado por los pelos. Es curioso que en una legislatura donde los partidos de la oposición no tenían un liderazgo fuerte, véase el PP con Isabel Bonig, candidata intentando consolidarse dentro del partido —con todo su lastre en la comunidad—, Ciudadanos, que durante la legislatura ha estado partido, no ha tenido un liderazgo fuerte y Vox no existía... Estamos hablando que un gobierno que tenía todos los mimbres para dar un salto cualitativo esta legislatura y al final todo el bloque de oposición ha estado a 40.000 votos del sorpasso. Esto quiere decir que algo han estado haciendo mal en el Botànic. El pacto ha tenido muchas propuestas simbólicas, intentando enfocar más en propuestas sociales, en materia de transparencia, pero esto no ha sido percibido por la ciudadanía. Y sobre todo en Alicante. Estamos viendo temas que tienen que ver con el sector educativo, con el plurilingüismo, sobre todo en esta parte de la provincia, que no han sido bien entendidos y ha habido un rechazo mayoritario.

Esto es lo que puede explicar, aunque también ha habido otros elementos que no ha percibido la ciudadanía, que no haya habido ese cambio cualitativo y un incremento importante. De hecho, los socios del gobierno, Compromís y Podemos, han caído.

- Sí porque al final con el voto útil el único que se ha beneficiado ha sido el PSOE, que se ha comido a Compromís y Podemos.

- Sí pero yo creo que el PSPV lo que ha hecho ha sido aprovecharse de la marca general, del efecto Pedro Sánchez. Comparando los resultados del PSOE a nivel nacional y a nivel autonómico, el PSPV sólo ha sacado el 24%, ha subido relativamente poco para lo que podía haber sacado aprovechando el efecto Pedro Sánchez y gobernando cuatro años. Podrían haber subido mucho más.

- ¿Ha sido un error no reeditar un pacto A la Valenciana (Compromís y UP) no sólo como hemos visto en las Generales, sino no haberlo intentado a nivel autonómico? Sumando los votos en bruto hubieran ganado las elecciones.

- Sí, yo creo que cuando son elecciones de confrontación entre bloques de izquierda y derecha, como se preveían estas, el no haber ido conjuntamente las fuerzas de izquierda a la izquierda del PSOE por ejemplo, es un error. Primero porque la seña de identidad valenciana se diluye en una competición electoral a nivel general, y después cuando no unes fuerzas, pues obviamente los resultados son más negativos.

- Pasando a nivel local, estos días todo el mundo extrapola los datos del domingo. ¿Hasta qué punto es fiable?

- Yo si fuera asesor de cualquier partido político, les diría que no miraran los resultados del domingo 28 de abril. A nivel local la figura de la gestión —los ciudadanos lo perciben más—, el candidato local, qué se ha hecho en la legislatura en tu municipio… tiene más importancia. Hay otros elementos que no están a nivel nacional donde se dirimen otras cuestiones. La marca general es más potente, o peores en otros casos, pero no se valoran aspectos como el conocimiento que se tiene del candidato local, qué tal ha ido la gestión o la oposición…

- Se puede decir por lo que comentas que el sesgo ideológico es mucho menor a nivel local que a nivel nacional, donde también se deberían valorar propuestas más concretas…

EN MUCHOS MUNICIPIOS, SOBRE TODO LO QUE ES LA PROVINCIA DE ALICANTE, LA COALICIÓN; EL MODELO ANDALUZ, VA A SER MUY VISIBLE

- Mucho menor. Se valoran propuestas mucho más tangibles; a los candidatos, las personas, los problemas de la ciudadanía, cómo se han solucionado… Estos temas a nivel local tienen más visibilidad y en clave nacional se pierden.

- Parece que el votante de Vox va a ser clave en las municipales y autonómicas. ¿Votará al PP o que quedará en Vox en las locales?

- A mi juicio, tal como pasó con Podemos o Ciudadanos, si Vox logra implantarse, aunque no tienen estructura para asentarse en todos los municipios, pero sí por ejemplo en Alicante o Elche, en las grandes capitales, es muy difícil que ese votante pase de nuevo al PP en las locales. Yo creo que ahí tiene un nicho. Para los partidos nuevos, como Vox, el resultado de las Generales sí le es un indicio de la cantidad de votante potencial que tiene. Si logra establecer la marca a nivel municipal, tiene difícil que vuelva a la ‘marca original’. A mi juicio, en muchos municipios, sobre todo lo que es la provincia de Alicante, la coalición, el modelo andaluz, va a ser muy visible.

- ¿Crees que en Elche es extrapolable? Por ejemplo sacando esos votos, Ciudadanos tendría 6 concejales, Vox 4, el PP 5… ¿Es fiable?

- No podemos extrapolar porque hay partidos en clave local que funcionan bien, que tienen seña de identidad. En Elche por ejemplo el Partido de Elche. Hay 14 marcas que se han acreditado para los comicios, y estas formaciones pueden ser claves y decidir los bloques. Con los resultados del 28A, es más probable que se conforme un bloque de centro derecha. Partido Popular, Vox, Ciudadanos… aquí está el Partido de Elche… A la izquierda del PSOE está más fragmentado, sólo está PSOE, Compromís y Unidas Podemos. Pero dado el resultado de Compromís, por ejemplo aquí sacó 2.000 votos en las Generales. Va a sufrir. Va a haber un trasvase de votos entre Podemos y Compromís, habrá más complicación. También depende lo que haga Cs. Pueden decantar la balanza.

- ¿En Alicante, esa opción desaparece al no haber partidos de corte más localista? Ahí sí hay bloques claros de izquierda y derecha.

- Dados los resultados de Alicante, el modelo andaluz es el más probable. Salvo sorpresa. El gobierno de coalición que se formó en Alicante ha sido un fracaso, el del PSOE con las demás fuerzas de izquierda no llegó a buen término, no se pusieron de acuerdo y posibilitaron que el PP volviera a la alcaldía en Alicante. Con esos resultados del domingo, la fuerza que tiene Cs en la capital de la provincia, el resultado de Vox de votantes que ha perdido el PP… Lo más probable es que se reedite ese modelo andaluz en Alicante.

- ¿Desaparece por tanto el efecto del voto útil en el PSOE a nivel municipal?

- Sí, se diluye porque el debate de género, de que se rompe España, etc., en clave local no funciona. Lo hacen mejor los temas que afectan a la vida de los alicantinos y alicantinas o ilicitanos e ilicitanas que no son cosa genéricas a nivel de España.

- Por último, ¿cómo la dispersión puede afectar en Elche? Hay una escisión de Ciudadanos, está Podemos pero también hay una candidatura de Esquerra Unida… Aunque la derecha sacó más votos claramente en las Generales.

- En Elche esa fragmentación de votos a la izquierda, son votos que se quitarán a las candidaturas principales, que tendrán menos representación. Lo lógico es que hacia la izquierda, el bloque de centro-izquierda, PSOE, Compromís y Podemos, porque no habría más opción de representación a la izquierda; y hacia la derecha, fundamentalmente PP, Cs, Vox y en clave local Partido de Elche, Ilicitanos por Elche… Una representación con la que pueden conformar una mayoría aquí en Elche.

Noticias relacionadas

next