Hoy es 12 de julio

apertura de la conexión con madrid antes de verano

Ouigo luchará contra el coche y se abre a ampliar los 4 viajes al día en su AVE 'low cost' desde Alicante

1/10/2022 - 

ALICANTE. La carrera por la implantación del servicio de AVE a bajo coste para conectar Alicante con Madrid parece decantarse con triunfo para Ouigo como primer operador en cruzar la línea de meta. Al menos, por lo que respecta al anuncio del calendario para el inicio de operaciones. La filial española de la francesa SNCF Voyageurs confirmó este viernes que pondrá en marcha en enlace con la capital en el primer semestre de 2023. Todo parece indicar que antes del inicio del mes de junio, lo que garantizaría que sus trenes se adelantarían a la apertura de la próxima campaña turística de verano. 

La fecha definitiva dependerá del plazo que acabe requiriendo la homologación de los sistemas de seguridad de sus trenes para hacerlos compatibles con la línea entre Alicante y Madrid, y del tiempo que requiera la formación de sus maquinistas. En todo caso, el director comercial y de marketing de la compañía, Federico Pareja, certificó, a consulta de Alicante Plaza, que la conexión se pondrá en marcha tan pronto como sea posible, "cuanto antes mejor", ya que se tiene "mucho interés" en la plaza de Alicante y, además, ya se dispondría del material rodante (los trenes) que resulta necesario. De hecho, la pretensión inicial de la compañía era que la línea pudiese estar en servicio este mismo otoño, aunque su estreno ha tenido que retrasarse hasta que se solvente la cuestión técnica del sistema de seguridad.

Sea como fuere, el objetivo fundamental que se aspira a conseguir con la inauguración del servicio será competir con el vehículo privado para captar nuevos usuarios del ferrocarril que vean en el bajo importe de los billetes ofertados por Ouigo la ventaja definitiva en el factor precio que hasta ahora les sigue llevando a postrarse cuatro horas ante el volante para cubrir el mismo recorrido, pese a que ya está disponible en tren en poco más de dos horas y quince minutos (aunque con precios de más de 70 euros por trayecto). Así, se espera atraer a un nuevo perfil de cliente -no necesariamente vinculado al mundo de los negocios, aunque también- que no esté apostando por desplazarse en tren; un perfil en el que tendrían encaje las familias, los jóvenes o los universitarios, además de los empresarios, según incidió Pareja.

De inicio, la conexión funcionará con cuatro viajes diarios, lo que supone dos trayectos de ida y dos de vuelta, entre Alicante y Madrid con una única parada en Albacete. Así, a diferencia de lo que ocurre con el actual AVE de Renfe, no se incluiría servicio en Villena ni en Cuenca, que quedan reservadas a Renfe como operador del servicio público exclusivo. En la oferta de Ouigo tampoco se incluirá Elche ni Orihuela al quedar entroncados en el ramal ferroviario con Murcia.

4.000 viajeros al día

Esos cuatro viajes diarios se mantendrán los siete días de las semana, lo que permitirá que la línea desplace a más de 4.000 viajeros en cada jornada, ya que los trenes de Ouigo, de doble altura, disponen de capacidad para 509 personas y, además, transitarán en composición doble (dos convoyes unidos). Así, como ya ha informado este diario, la compañía llegará a ofertar 28.504 plazas semanales, con la potencial reducción de emisiones de carbono que esa cifra supone frente al uso del vehículo privado. Con todo, se trata solo de un punto de arranque, ya que Ouigo está abierta a abordar una posible ampliación de frecuencias que implique aumentar el número de trayectos diarios "a medio plazo", según remarcó Pareja. 

Por el momento, no se ha cerrado la definición de los horarios de esos cuatro trayectos iniciales, aunque se da por seguro que habrá un tren de ida a primera hora de la mañana y otro a primera hora de la tarde, con un regreso desde Madrid a mediodía y otro por la noche. Eso sí, los precios seguirán siendo los ofertados para otras conexiones, como la de València-Madrid, que se inicia el próximo 7 de octubre, con billetes por 9 euros para los adultos si se compran con la suficiente antelación, y que se pueden encontrar a poco más de 15 euros si se adquieren 15 días antes de la fecha del viaje. Por su parte, los niños de hasta 13 años incluidos pagarán tarifa planta de 5 euros, mientras que los de entre cero y tres años viajarán gratis.

La estación de cabecera del servicio de Ouigo en Madrid será la de Chamartín, como ya viene sucediendo con todos los trenes AVE desde Alicante (salvo cuatro viajes diarios, que siguen parando en Atocha) hasta que concluyan las obras de la estación pasante que permita la doble parada en las dos terminales, en función de la planificación que se diseñó hace cerca de una década, y que se ratificó en 2019, como viene informando este diario. No obstante, lejos de ser un problema, en Ouigo se interpreta que la parada en Chamartín supone toda una oportunidad, en la medida en que "se encuentra en el corazón financiero de Madrid, cerca del aeropuerto y, además, va a ser una estación mucho más moderna y funcional que la de Atocha en cuanto concluyan sus obras", según explicó Pareja. 

Los estrenos de AVLO e iryo

¿Cuáles son los planes del resto de los operadores que han anunciado su intención de conectar Alicante con Madrid con motivo de la liberalización del sector? Como mínimo, Iryo también ha confirmado que su propósito es poner en marcha el servicio entre ambas capitales en junio del próximo año. Hasta ahora, es el único dato conocido, al margen de que también se prevé ofertar billetes a precios muy competitivos que partirán desde los 18 euros, como en el conjunto de sus servicios.

Entre tanto, el estreno del servicio AVLO de Renfe en Alicante -que funciona en la conexión València-Madrid desde el mes de febrero- continúa siendo una incógnita, pese a que se había llegado a sopesar que podía entrar en funcionamiento este otoño o, en todo caso, antes de final de año. Lo cierto es que, al margen de que en el sector se especule con una hipotética falta de material rodante, el retraso en la llegada de sus competidores habría restado presión como para que AVLO pudiese tratar de anticiparse, como sucedió en el caso de València. 

Noticias relacionadas

next
x